Inicio > El pizarrón de Fran > Jesús Najib Pastran: Apreciaciones N° 14. Venezuela en El Ojo Del Huracán Del Capital

Jesús Najib Pastran: Apreciaciones N° 14. Venezuela en El Ojo Del Huracán Del Capital

Pesa sobre el panorama político venezolano una adversidad lacerante resumida en el movimiento de marchas y contramarchas gubernamental de un Gobierno asediado y con necesidad de aciertos en sus ejecutorias gubernamentales, y la actuación opositora agrupada en la MUD. El tiempo corre entre debilitamiento económico que afecta la economía familiar con privaciones y prohibiciones elementales, diatribas y anuncios Dialoguistas que siempre necesitan más tiempo que aunque nunca asoman resultados con claridad… pero no se atreven a desconocer. En donde nos encontramos que la política gubernamental pareciera que aún no encuentra un derrotero de ejecución convincente en cuanto a su reto de generar las soluciones económicas que el país necesita… y la MUD con su debilidad estructural como un conjunto muy heterogéneo de ideas voluntades fuerzas y esfuerzos conspirativos, estructurado en la negación de algo y no en la afirmación de ningún Proyecto de país alternativo. Sino todo lo contrario. Para quienes militamos en un Proceso Bolivariano de Cambios que trajo el Presidente Chávez a la palestra política venezolana, nos produce soberana preocupación saber que no obstante AVANZA la configuración de una plataforma de asiento para la extrema derecha neoliberal venezolana… mientas las Izquierdas, los Socialistas y pro-socialistas en situación de Gobernabilidad y no gubernamental mueven sus pensamientos, sus acciones y sus investigaciones políticas a la defensiva, como evocando la sobrevivencia, en un mundo político económico y de una economía política con prevalencia cultural y material hegemónica de condiciones adversas para el desarrollo de propuestas pro-socialistas y la dificultad del cómo vencer los espantos que ensombrecen y atacan la actuación de los países que asumen la propuesta del pro-socialismo plagados de incertidumbres y equívocos en cuanto a una ejecución gubernamental que permita un desarrollo político-económico como una unidad económica autónoma en un mundo sin fronteras que queremos con prevalencia de la convivencia respetuosa entre naciones soberanas dueñas de un legado histórico y portadores de una nación con una cultura y una razón histórica para existir con autonomía.

La plataforma de formación económica-social y cultural que prevalece en Venezuela sigue siendo capitalista y rentista, y el Estado que tenemos sigue siendo el Estado burgués heredado desde el gomecismo con sus maquillajes republicanos posteriores. Entonces… cómo encontrar una ruta de desarrollo político gubernamental con Gobiernos novatos asediados por conspiraciones golpistas y fuerzas reaccionarias actuantes en contra-corriente, y cómo colocar esa Gobernanza fuera de las influencias de quienes practican el capitalismo a nombre de un socialismo clientelar debilitando las posibilidades y la necesidad de moverse desde la Gobernabilidad con acciones firmes en procura de hacer posible los avances de un modelo de Estado Administrativo Eficiente Productivo que resguarde las Finanzas Sagradas de la Nación como Finanzas Púbicas, para el Crecimiento Púbico y para la sostenibilidad del progreso de la gente que con su trabajo y sus esfuerzos productivos construyen el país productivo que queremos y donde la filiación Partidista deje de ser un conjunto Clientelar de disfrutadores fortuitos de oficio, apadrinados desde arriba por las roscas que se arman en los entornos de jerarquías ministeriales, y que los entornos políticos más próximos a las instancias de ejercicio del Poder dejen de ser lluvias de pedimentos personales, negocios individualistas, y quejas y lamentos fabulados, para transformarse en un programa que transforme la gobernanza para ponerla al servicio del pueblo trabajador y constructor.

Lo que tiene que ver con las concepciones del reformismo socialdemócrata, siempre omnipresente en los entornos políticos y gubernamentales como una herencia teórico-filosófica simplemente no erradícable de la conducta humana, ni menos de la conducta política de los seres humanos que actúan en la política en todos los países del planeta, y para siempre presentes con sus concepciones acerca de la gestión del Estado Democrático más allá de las definiciones ideológicas programáticas que intenten los actores protagonistas.

Esta complicación, por supuesto, ha venido conduciendo a muy avanzados autores y estudiosos pro-socialistas dedicados a la materia para afirmar que la idea de Acabar con el Capitalismo es una ingenuidad extrema de parte de quienes lo sostienen confiando ciegamente en las instituciones que el propio capitalismo ha construido como legado de su historia, aun cuando la tentativa de superar las desigualdades estructuralmente arraigadas y repararlas de una forma duradera sí podría encontrar viabilidad apelando a la actuación democrática de la gente como sociedad organizada en colectivos proactivos y constructivos que vayan más allá del supra-poder del Capital que conspira y juega duro al Derrocamiento Anti-gubernamental, y contra un Estado cuyo cascarón contiene un Poder conservador cuya luz es obscuridad para la liberación productiva de la sociedad y de allí el fracaso de las políticas de inspiración reformistas, socialdemócratas y de inspiración socialista basada en el burocratismo elitesco de cogollos burocráticos sin decisiones productivas contundentes que les aleje del populismo y del clientelismo pérfido. Tanta preocupación traen las sistematizaciones de investigación social en torno a las perspectivas de un desarrollo pro-socialista en el mundo… que refiriéndose a la famosa frase de Rosa Luxemburgo: “socialismo o barbarie”… existe ya la presunción de que nos llevan directo a los tormentos de la barbarie, y hacia la aniquilación de la humanidad… visto los esfuerzos fallidos que se intentan en procuras alternativas de emancipación social que terminan en nuevos aportes para el arraigo del poder sin freno de ese poder de las formaciones estatales del Sistema del Capital, manipulados por las mafias y roscas comerciales corporativas… en una sociedad en donde la amarga verdad es que los “Estados” no producen.. Y generalmente terminan en túneles muy obscuros donde el endeudamiento y las quiebras financieras conducen siempre a interminables regresiones cada vez más conservadoras.

Así tenemos que la formación económico social que prevalece en Venezuela aún sigue siendo capitalista y rentista, y que el Estado que tenemos sigue siendo el Estado burgués heredado de la IV República, al cual no ha sido posible “pulverizar” para lo cual se requiere desarrollar Poder Popular y Comunas… que de aparición al Estado Comunal para ponerlo a disposición de la organización del pueblo venezolano y avanzar hacia el ejercicio real de una Democracia Participativa que facilite el fomento y desarrollo de un sistema económico comunal que construya alternativas y que irrumpan contra el Estado del Capital y generen respuestas a la crisis estructural del capital.

19-03-2017

Te puede interesar

Compartir