Inicio > El pizarrón de Fran > Aumento del 1º de mayo volvería impagable la mensualidad de los colegios

Aumento del 1º de mayo volvería impagable la mensualidad de los colegios

Padres hacen “vaca” para pagar el colegio

Hasta tres aumentos han aplicado los colegios privados desde que comenzó el año escolar, por lo que muchos padres han tenido que recibir ayuda de sus familiares para pagar el colegio de sus hijos.

Aseguran que con cada aumento presidencial, los colegios hacen ajustes sin convocar a asamblea de padres y representantes.

Santiago Villafranca tiene a su hija en un colegio en La Florida y recuerda que desde que empezó el año escolar le han subido tres veces la mensualidad. “El último aumento fue de 68% y aún no ha llegado el ajuste de la unidad tributaria”, dice. Villafranca confiesa que cada vez que se decreta un aumento salarial se pregunta: “¿Cuánto costará el colegio?, porque todo sube, pero a nosotros no nos suben el sueldo. Este colegio nunca fue barato, pero estamos pensando en que si los aumentos siguen, ¿la podremos inscribir para el año que viene?”.

Adriana Mendoza tiene a su hijo en una escuela en Colinas de Bello Monte. “En enero, de 13 mil pasamos a 44 mil bolívares de mensualidad, algo así como un 238% de aumento. Nos dijeron que nos iban a mandar una notificación y nunca llegó. Sé que el colegio está en la obligación de pagarles a sus empleados los aumentos presidenciales, pero los padres ya no tenemos cómo pagar, les metimos mano a los ahorros y ya no tenemos”.

A Maritza Suárez le angustia que después de los dos aumentos que le hicieron este año al colegio de su hijo, ubicado en Santa Eduvigis, aún no le hayan aplicado el ajuste de la unidad tributaria, “y viene ahora el aumento del 1º de mayo”, dice desesperanzada porque, en materia económica, sus cuentas no rinden para el alto nivel de inflación, lo que haría impagable el colegio.

Ramón González ya no quiere ni pensar en más aumentos. “He tenido que recibir ayuda económica de mis padres para poder tener a mis hijas en el mismo colegio que antes pagaba sin problemas”.

Asegura que los pagos ya rebasan lo que gana mensualmente. “La buena educación que queríamos para los hijos ya está en veremos para el nuevo año escolar”, dice.

Raquel Rodríguez asegura que su sueldo no le da para colegio y transporte, por lo que recibe ayuda de su madre y su hermano para pagar la mensualidad. La escuela, ubicada en Catia, comenzó cobrando 10.600 mensuales, en noviembre pasó a 14.840, en enero a 17.066 y en marzo va por 21.844. “Como madre, seguiré sacrificándome”, precisa.

ÚN

Te puede interesar

Compartir