Inicio > Opinión > Nicmer Evans: Los que traicionan a Maduro

Nicmer Evans: Los que traicionan a Maduro

El permanente señalamiento del presidente Maduro sobre una serie de traidores a su alrededor, dispuestos a “meterle una puñalada por la espalda” tiene sin duda muchas lecturas e implicaciones, pero lo seguro es que para estar detrás de su espalda, al final debe ser su propia gente.

Lo primero es que hacer público un hecho como este es expresión clara de temor y desconfianza, y la amenaza de develar quiénes son, termina siendo un método que al ser sólo eso y en espera de ser cumplida, no sólo exacerba el conflicto que devela y busca generar aún más contradicciones a lo interno del entorno de Maduro, sino que abre un claro espacio para la persecución, el acoso, la amenaza y la aplicación de medidas en nombre de la “defensa” de Maduro, que hace que los más jala mecates, que por lo general están asociados o son lo más traidores de cualquier entorno, por garantizar su estabilidad, arremetan contra los más críticos públicamente.

Al final, irónicamente los más críticos y menos “traidores” ya que lo hacen sin tapujos, de manera transparente, terminan pagando los platos rotos, lo que implica que la ausencia de evidencias y nombre de los “traidores”, lo que va a conducir es a una purga en contra de los pocos honestos que aún podrían quedar en su entorno más cercano.

Los traidores de Maduro son sus fantasmas, aquellos que alimentó y que ahora no puede controlar, mientras irónicamente ha apartado de su lado a quienes quizá en algún momento realmente pudieron hacer algo por rescatar el proceso revolucionario o cuanto menos al gobierno, pero ni eso permitió. Maduro prefirió seguir rodeado de los “alacranes” que rodeaban a Chávez y que advirtió Müller Rojas en su momento, entre otras cosas, porque Maduro era parte de ellos.

Pero además, la postura pueril del presidente de advertir que develará los nombres y no hacerlo, no sólo es infantil, sino, absolutamente dañino, típico de un intrigante, con la evidencia clara de una vocación de liderazgo negativo que lo persigue ¿Para que existe entonces el PSUV y las instancias disciplinarias? Y si son “traidores de la patria, financiados por el imperio” como se termina de decir sin pruebas en contra de cualquiera que discrepa, ¿Dónde están los aparatos de inteligencia y las instituciones judiciales para penalizar tal “traición”?

Al final, creo que tendremos que esperar lo mismo que hemos esperado por las listas de los “cadiveros” ofrecida hace unos cuantos años, mientras que la realidad desborda la novela de traición, porque no hay medicinas o si se consiguen, ahora cuestan lo mismo que lo que gana un pensionado en un mes, y el hambre acaba con la posibilidad de paz individual y colectiva.

Te puede interesar