Inicio > Opinión > Freddy Ríos Ríos: En el fuego del Hambre

Freddy Ríos Ríos: En el fuego del Hambre

 

“La interferencia del Estado es mala, cuando no se puede demostrar que es buena” Oliver Wendell Holmes

Nicolás en la Inaguración de Expo Venezuela Potencia, otro tinglado circense más de la Política de Desinformación y Propaganda goebeliana del régimen, predijo que: “”Hoy damos un paso muy importante y firme hacia el nuevo modelo económico”. Dentro de esa pobre generalización del tamaño del hueco de una aguja, cabe hasta la prístina reputación de todos los generales ladrones del Batallón sin Honra.

El escollo fundamental del chavismo y su marca registrada es haber evaporado más de US$ 2.000MM, sin obra realizada ni rendición de cuentas por carecer de un modelo económico distinto al rentismo milico caracterizado por: Improvisación, Ignorancia, Desconocimiento y Corrupción Política.

Se ha destruido la industria pública y privada, en 18 años se llegó a la obsolescencia tecnológica, la erosión del agro, la desaparición de la agroindustria, las ensambladoras, en fin hasta la pequeña y mediana empresa fueron destruidas. Los primeros emigrantes fueron los capitales y le siguieron las sucursales de las grandes compañías transnacionales acosadas por la permisología, el controlismo, el intervencionionismo, la arbitrariedad y discrecionalidad de las Fuerzas de Ígnaros Desarmadas de Racionalidad.

El Hambre es General en Jefe, no es solo la dolorosa imagen del buscador de alimentos en bolsas de basura. No ya la profunda y compleja crisis Alimentaria tan excelentemente analizada por Carlos Machado Alinson en la prolija entrevista que concediera a Salmerón (http://twitter.com/doserre/status/844764844213493761), sino su uso como brutal herramienta de control social, propia de la los fascismos de todo el espectro extremista, para incursionar en todas las áreas de la economía, y la cuál no opera solo en en el sector alimentos.

Decía Orwell que “los mitos que son creidos tienden a convertirse en verdaderos” De suyo eso es el Socialismo del Siglo XXI y el Plan de la Patria, una leyenda urbana con miche del Sabaneta y ratón de Elorza. Una colcha de retazos del facho stalinismo, cocidas al alimón por la Hoernecker y Ceresole para darle contenido ideológico a los planes de un aventurero de cuartel, manejado hábilmente por Fidel Castro. Esa gesta de la economía endógena, zamorana y autárquica, que se quitaba los inversionistas a sombrerazos -Giordani dixit- solo requería billullos y como Dios ciega a los que quieren perder, llegó el boom de los precios del petróleo.  Vinieron las expropiaciones, estatizaciones, ocupaciones e invasiones para la construcción del socialismo cristiano, bolivariano y fidelista. Un contubernio de la locura y la sinrazón, que esta rematando el país a Jin Xiaoping, Putin y hasta Trump si es necesario un salto dialéctico. Allí se sitúa la Arend: “El desarrollo económico bajo ninguna condición puede conducir a la libertad o a constituir una prueba para su existencia” Hoy no hay seguridad jurídica, igualdad de condiciones, justicia social, transparencia.

Llegando al final de la madeja no se puedes descartar en el análisis, el impecable trabajo sobre el tema de Sumariun ( http://prodavinci.com/especiales/el-hambre-y-los-dias/index.html) que nos permite llegar a la Otra Hambre, que no es la de la Yuca Amarga, del Pan de Piquito, o de la Carne infectada brasileña. El el Hambre de lo demás, causada por el Monopolio Militar de Importación en connivencia con El Estado Mayor de la Crisis Conjunta. Corpovex, Seniat, Bolipuertos, Ministros de la Economía y Finanzas, SUNDEE, IVSS, Bancos del Estado, y el Batallón de Testaferros que los acompañan en la legitimación de Capitales en Paraísos Fiscales, con el apoyo del Cabrontralor General, La Amanuense Fiscal y Mikel Moreno el Sheriff Pram, coordinando las injusticias.

Aquí hay Hambre de Medicamentos, la gente se mueres de mengua por los negocios del General Rotondaro. No hay reactivos de laboratorio. No hay prótesis -salvo las que requieren Merentes y demás aficionados a la silicona- , no hay partes y piezas para los equipos médicos. Los genéricos son una estafa, como los CLAP empaquetados en Panamá. La flota de transporte automotriz es disfuncional, porque no hay repuestos, piezas de recambio, cauchos, ni baterías. Por estas causas solo me montaría en un avión nacional, si son pasajeros Raúl Castro y Padrino López. Sin duda Nicolás es un pañal desechable. La industria está paralizada no solo por falta de materia prima, es que no hay partes de recambio, aparatos y máquinas complementarias. Acabaron con la industria de fertilizantes, pesticidas y plaguicidas. En el camino el Comandante Eterno acabó la flota pesquera y la incipiente industria del ramo para que la pesca artesanal abasteciera el mercado nacional. El país se dolarizó y el régimen aumenta todo menos el salario, los precios en bolívares no son la economía real, cuando hasta los secuestros hay que pagarlos en dólares.

Habrá más Hambre porque la política económica que jefatura el podemita Serrano Mancilla está aderezada de franquismo. No puede haber exportaciones sin producción nacional, la autarquía y sustitución de importaciones son un sueño imposible. El mundo escogió otros caminos, que ni el concubinato May-Trump podrán abortar. Sin libertad de comercio y facilitación aduanera en los términos de la OMC y OMA vendrán las guerras comerciales. El camino chavista es infuncional. Rige una Prohibición General de Importaciones, excepto para gente como Darwich. Las restricciones a las operaciones comerciales están en el espejo de la Panadería de la Avenida Baralt. No hay gasolina. Un régimen ‘socialista’ que es incapaz de adelantar en 18 años una economía centralizada en un estado todopoderoso , solo persigue quitarle al ciudadano capacidad de decision. El móvil económico solo persigue control y obediencia. Colas, Racionamiento, Clap, Corrupción. El poder lo es todo. Como decía Sergio Pitol: “La mente totalitaria no acepta lo diverso, es por esencencia esencia monológica, admite solo una voz, la que emite el amo y servilmente repiten los vasallos”. El futuro es hambre, circular, por todos lados. Hay que decir basta y echarlos al fuego eterno.

 

Te puede interesar

Compartir