Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Consenso made in USA (24-03-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Consenso made in USA (24-03-2017)

Sigue cerrándose el cerco político internacional que pretende asfixiar a la Revolución Bolivariana. En ese contexto, llama la atención el incidente que tiene como contenido la supuesta incursión de militares venezolanos en territorio de Colombia. El asunto hay que verlo desde varias perspectivas. Por un lado, la posición del gobierno colombiano fuertemente presionado por factores guerreristas y anti venezolanos- ha sido más bien prudente. El presidente Santos se ha pronunciado privilegiando las vías diplomáticas para el tratamiento del tema “Acabo de hablar con el presidente Maduro, a quien le manifesté que para Colombia es totalmente inaceptable la situación que se ha producido, y me ha asegurado que ha ordenado el retiro de las tropas del territorio colombiano”. Y la cancillería del vecino país declaró vía Twitter que la canciller María Ángela Holguín y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, “ya hablaron con sus pares de Venezuela”, Delcy Rodríguez y Vladimir Padrino, “para esclarecer lo sucedido cuanto antes”.

Por su parte, el gobernador del departamento de Arauca (este), Ricardo Alvarado, aseveró que “Hemos venido manejando esto con la prudencia que demanda un territorio como el nuestro, que depende en gran medida de la frontera, y abogando por que la vía diplomática sea la que impere”.

Pero no todos los factores colombianos actúan de la misma manera. Congresistas colombianos de diferentes filiaciones políticas fueron mucho más beligerantes. El presidente del Senado colombiano, Mauricio Lizcano, afirmó que rechazaba la “provocación”, atribuyéndola directamente al presidente Maduro, y dijo que con la presencia de militares nuestros en su país “lo que busca es un conflicto con Colombia”. El senador Iván Duque, del opositor partido Centro Democrático, consideró “grave que militares venezolanos entren a territorio colombiano” y construyan un campamento. El parlamentario añadió que el Ministerio de Defensa y la Cancillería colombiana “deben explicarle al país la creación de un campamento militar venezolano en Colombia” y añadió que no puede ser tildada por el Gobierno como “caso aislado esta intromisión” en suelo nacional colombiano. Además, señaló que la entrada de militares venezolanos a Colombia “es una provocación que requiere pronunciamiento enfático”. Y la senadora Maritza Martínez, del Partido de la U, al que pertenece el presidente Santos, aseguró que los “militares venezolanos instalados en Arauquita deben ser expulsados de manera inmediata” del país. Estas declaraciones nos retrotraen a análisis nuestros anteriores en los que hemos planteado la posibilidad de que, dadas las condiciones, se monte desde algún país fronterizo una provocación o se aproveche cualquier circunstancia que desemboque en acciones bélicas que catalicen una intervención en Venezuela.

Igualmente vale señalar que el Senado chileno respaldó el miércoles la propuesta de suspender a Venezuela de la Organización de Estados Americanos planteada por Almagro, si el gobierno venezolano no convoca a elecciones en un plazo determinado. El Senado chileno se pronunció sobre “la urgencia en la búsqueda de una solución pacífica e institucional, vía elecciones anticipadas, a fin de evitar mayores niveles de confrontación; y la necesidad de recuperar los principios del Sistema Interamericano, restaurar la democracia y preservar los Derechos Humanos conculcados”.

A esto se suma la información de que el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, afirmó que “Compartimos las preocupaciones sobre el estado de la democracia en Venezuela que el secretario general de la OEA Luis Almagro expone con cuidadoso detalle en su informe. Creemos que ese informe merece una consideración seria por parte del Consejo Permanente”. Anticipándose a la casi segura derrota de la propuesta de Almagro, el funcionario gringo evita contaminarse con ella y asevera que “No estamos impulsando la expulsión de Venezuela de la OEA en este momento. Sin embargo, sí pensamos que la OEA es el lugar adecuado para lidiar con la situación actual en Venezuela”. Toner añadió que “las elecciones son esenciales para asegurar la rendición de cuentas” en nuestro país, y urgió al Gobierno venezolano “a cumplir con su Constitución”. También asomó que “El presidente Maduro debería permitir que la Asamblea Nacional elegida democráticamente cumpla sus funciones constitucionales, y debe convocar elecciones lo antes posible” y también llamó a “la liberación inmediata de todos los presos políticos, incluido Leopoldo López”. Como se ve, esto no es más que el programa contrarrevolucionario de la oposición venezolana.                  Por otro lado se ha informado que, según el canciller mexicano, Luis Videgaray, algunos países latinoamericanos sumados a Estados Unidos y Canadá preparan una declaración a fin de presionar a Venezuela para que libere a los políticos presos y adopte un calendario electoral. Videgaray declaró al diario Wall Street Journal que “Sentimos que ha llegado el momento de actuar”. Su declaración fue confirmada ayer por la cancillería mexicana. Sin empachos y de manera rastrera, Videgaray confesó que Estados Unidos y México han estado trabajando en forma conjunta ante las otras naciones del continente para obtener el mayor número posible de firmas. Según el WSJ, el esfuerzo intervencionista ya habría obtenido el apoyo de unas 14 naciones.

Tocando bajo la batuta del Departamento de Estado, la mencionada declaración conjunta consideraría prioritarios “la liberación de prisioneros políticos, el reconocimiento de la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional y el establecimiento de un calendario electoral”, de acuerdo a lo que revela el WSJ, que además informa que los países del grupo se proponen someter la declaración a apreciación de la OEA.

El Gobierno venezolano sigue respondiendo con firmeza a estas agresiones. La canciller Delcy Rodríguez rechazó este jueves las “insólitas y serviles” declaraciones de su homólogo mexicano, las cuales buscan “congraciarse con sus dueños imperiales”. Rodríguez aseveró que con la unión de México a la agresión contra su país queda “suficientemente demostrado el concierto entre el Departamento de Estado de Estados Unidos y la derecha regional para agredir y atacar a Venezuela”.

Por su parte, el presidente Maduro denunció que el Departamento de Estado de Estados Unidos tiene activadas todas las embajadas del mundo, especialmente en Latinoamérica y el Caribe, para que apoyen la intervención política y diplomática en Venezuela. Advirtió que se prepara una intervención para convertir a Venezuela en una especie de colonia gobernada por magnates de Estados Unidos. Maduro aseguró ayer  que enfrentará “con rudeza” y “verdad” a los gobiernos de derecha que concreten un “consenso” contra nuestro país: “Si llegaran a concretar un comunicado que están promoviendo un grupito de países de derecha, gobernados por la derecha allá en Washington… el consenso de la derecha latinoamericana contra Venezuela, lo vamos a enfrentar con rudeza, con claridad y con la verdad… Después no se quejen con todo lo que vamos a decir de estos Gobiernos de derecha que abandonan a sus pueblos, que les quitan la educación, la salud… a Venezuela no la monitorea ninguna derecha, ningún Gobierno extranjero”.

Todas estas situaciones deben ponernos en alerta. Nosotros hemos dicho varias veces que una intervención militar contra Venezuela no es descartable en modo alguno. Acaso no sería hoy ni mañana, pero podría ser pasado mañana. Los planes existen y el escenario político-mediático se está preparando.

Nuestro Gobierno y nuestra dirigencia comparten plenamente esta percepción, sin duda, y se están preparando para la guerra aunque somos amigos firmes de la paz.  El ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, informó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se reunió para evaluar las amenazas contra nuestro país y para analizar los aspectos importantes desde el punto de adiestramiento: “Estamos reunidos aquí en el Comando Estratégico Operacional de la FANB… vamos a iniciar una vídeoconferencia con todos los comandantes de zonas operativas de defensa integral para evaluar todas las amenazas”. El ministro recordó el decreto de Estados Unidos que declara a Venezuela como una amenaza extraordinaria e inusual para la seguridad de ese país e indicó que “así comenzó la invasión a Iraq y por eso también nosotros rechazamos a los factores internos que hacen llamados a la intervención”. Estamos ante una guerra avisada. Si la hubiere, la enfrentaríamos decididamente para defender la independencia de la Patria.

 

Néstor Francia 24/03/17

Te puede interesar