Inicio > El pizarrón de Fran > Arsenio Henríquez: EL Panglossionismo Constitucional

Arsenio Henríquez: EL Panglossionismo Constitucional

Estamos viviendo una grave crisis política, económica y social pero frente a esta terrible realidad, la constitución nacional es el camino y nosotros estamos haciendo todo como lo establece la Constitución. Palabras más, palabras menos fueron las declaraciones  a la prensa de algunos diputados de la Asamblea Nacional.

De igual manera el personaje de Voltaire el Dr. Pangloss diría “Estamos viviendo en el mejor de los mundos posible, toda esta realidad tenía que ocurrir”.

Nuestra dirigencia política necesita realizar una profunda discusión sobre la realidad que vivimos, sobre las causas y las consecuencias de la crisis que estamos sufriendo todos los venezolanos.

Vale decir, que la clase política venezolana requiere tener creatividad y osadía para poder presentar un proyecto de país distinto al que tenemos, y no repetir los modelos de gobiernos del pasado y del presente.

La constitución vigente es precisamente una de las cosas que los venezolanos debemos superar y transformar de manera radical.

Fue elaborada y diseñada como un traje a la medida para quienes desde el poder nos impusieron un modelo político y económico fracasado y quebrado. Una constitución presidencialista estatólatra, demagógica y populista que fue aprobada por un treinta coma dieciocho por ciento (30,18%) de la población electoral

Es necesario destacar que las políticas económicas, equivocadas del actual gobierno son y están siempre conforme al derecho establecido en la constitución y si no basta con una interpretación de la Sala Constitucional.

Por estas razones consideramos que el camino no es seguir los pasos de una constitución que estaba destinada a fracasar, sino  todo lo contrario proponer  a través de un diálogo político con todos los sectores de la sociedad venezolana para convocar una asamblea nacional constituyente que establezca nuevas normas políticas, económicas, y jurídicas que contribuyan a superar nuestra lamentable realidad.

Te puede interesar