Inicio > El pizarrón de Fran > Jaime García: Hambre no convencional.

Jaime García: Hambre no convencional.

El estado Falcón, otrora uno de los sitios turísticos más visitados en asuetos de carnaval, semana santa y cuanto puente feriado se presentaba en el calendario, este año 2017 ha sido deprimente la asistencia de hermanos venezolanos que nos han visitado. En esta semana santa, recién culminada, en las playas de la Vela de Coro, Adicora, El Supi, Tiraya, El pico, Villa marina, etc.  había más personas vendiendo helados “chupis” y cigarros detallados que temporadistas foráneos. El flujo de vehículos fue insignificante. Indicadores inequívocos de la “Pelazón” que estamos viviendo los falconianos.

En los eventos religiosos, se imploró al Dios Supremo que metiera su mano para que el señor presidente autorice el corredor humanitario para que llegue la comida y los medicamentos para las enfermedades crónicas que silenciosamente está llevando a compatriotas venezolanos a su última morada.

Los falconianos, tienen hambre no convencional, es un hambre cíclica, saciada temporalmente cuando aparece la bolsita del CLAP, que de manera infrecuente mensualmente, cada dos meses, cada 6 meses y hasta casos donde desde su implementación “Nunca ha llegado el bendito CLAP”.

El contraste de las caras del alto mando político (Incluyendo al Presidente Maduro) y los rostros famélicos, desencajados de los corianos es abismal. Es la más viva expresión de una reciente propaganda colocada en las bodegas, donde había 2 fotos de una misma persona, en una aparecía un señor sonriente, gordo, cachetón, de buen comer y beber y decía “yo vendí al contado” y en la otra foto estaba un señor famélico, de mal color, mirada vidriosa, mal vestido y decía “yo vendí a crédito”. Nada más real de lo que está viviendo la sociedad falconiana actualmente.

Se come lo que se consigue, cuando se consigue; se está sobreviviendo. En el estado Falcón solo han quedado 2 clases sociales, clase pobre (95%) y clase rica (5%). No creo necesario decirles quienes forman el privilegiado 5%.

El hambre no convencional, arropo a los pensionados del IVSS, a los afortunados trabajadores que hoy día tienen un empleo formal, a la otrora clase media, a los artesanos, dueños de talleres, pequeños y medianos empresarios cuya percepción es la certeza que el gobierno militar-cívico Madurista no está haciendo nada para solucionarlo. La realidad mata el discurso manipulador.

El hambre no convencional nos une, no más ineptitud manifiesta, no mas letanías y cadenas improductivas.

Si no se va a lavar, se debe desocupar la batea para que otro lave.

Te puede interesar