Inicio > El pizarrón de Fran > Ángel Cacique: De la farsa a la tragedia: El colapso de la industria automotriz en Venezuela y por ende del sector transporte.

Ángel Cacique: De la farsa a la tragedia: El colapso de la industria automotriz en Venezuela y por ende del sector transporte.

A lo largo de 18 años en actos rimbombantes, excelentes shows y representaciones teatrales, entre bombos y platillos los distintos ministros del transporte, gobernadores, alcaldes oficialistas y el propio, actual,  presidente Maduro han generado, a partir de ellos,  una enorme matriz comunicacional en relación al supuesto apoyo al sector transporte, a la industria automotriz venezolana, por parte del camarada obrero, transportista comandante, el cual consiste en la consignación permanente de todo tipo de vehículos e insumos: motos, taxis, autobuses, jeeps, camiones, a los distintos sectores que componen el sector transporte en Venezuela, obviamente en consecuencia deberíamos tener el parque automotor más moderno de América Latina y sí ello no ocurre, no sería precisamente por la responsabilidad de los revolucionarios venezolanos en el poder, dichas autoridades pregonan distribuciones masivas de repuestos, partes, insumos, cauchos, baterías, lo cual implica que la mayoría del transporte público de pasajeros tiene pocas razones para quejarse en este el país de las maravillas.

Pregonan la asignación de financiamiento y multitud de créditos para la repotenciación y/o adquisición de los distintos tipos de unidades de transporte lo cual debería implicar la renovación frecuente del parque automotor en Venezuela. Anuncian igualmente la distribución de abundantes recursos y divisas preferenciales a los diversos sectores que componen la industria automotriz, ensambladores, fabricantes, productores, importadores de partes, autopartes y repuestos, talleres mecánicos, a partir de este fuerte financiamiento se aseguran muchas fuentes de empleo, se genera desarrollo y se impulsan los motores de la exportación de los mismos a toda América Latina.

Obviamente a partir de esta visión todo lo que ocurre de malo en el sector transporte tiene que ver con la existencia de fuerzas oscuras, planes siniestros desarrollados más allá de nuestras fronteras y por supuesto aliados a sectores apátridas y contrarrevolucionarios para hacer fracasar al socialismo del siglo XXI.  Para los responsables del sector oficialista, son los especuladores de siempre, el contrabando y el bachaqueo los argumentos usados para explicar la aguda escases y desabastecimiento de repuestos, partes y autopartes en el país. La guerra económica se convierte entonces en la justificación oficial para explicar el cierre, intervención judicial, expropiación, parálisis o mudanzas (retiro del país) de numerosas empresas fabricantes o ensambladoras de vehículos, cauchos, baterías, partes y autoparte, las cuales prefieren cerrar, quebrar, según ellos, que seguir trabajando en la Venezuela socialista. La abrupta caída de las ventas de vehículos obedece al fanatismo de la oligarquía y la oposición enfermiza que se niega a reconocer y aceptar el éxito de las políticas oficialistas.

Estaría claro entonces, según los oficialistas, que los reclamos de trasportistas y empresarios del transporte solo obedecen a su voracidad economicista, a su acendrado mercantilismo, a su mala formación política, a su conducta consumista y falta de compromiso bolivariano. Por ello, los reiterados señalamientos del actual ministro del transporte Ricardo Molina, exigiendo solidaridad y compromiso, lo cual implica rechazar cualquier señal de protesta en el sector transporte y solicitar en consecuencia que no halla aumento de las tarifas del transporte. Ante la realidad del incremento constante de la inflación de costos y repuestos, recurren al argumento ideológico, la inflación ocurre a partir de un vasto plan y componenda internacional para atacar la fuerte moneda Bolivariana, operación que ya fue derrotada cuando el presidente Maduro ordeno, hace varios meses, eliminar de la circulación en 48 horas el billete de cien Bolívares.

Como siempre la mentira tiene patas cortas, las cifras, datos y la propia realidad operativa del sector automotriz indican todo lo contrario, empresas, fabricas, cerradas y/o funcionando a nivel mínimo, caída de las ventas y la producción, inventarios decrecientes y numerosos problemas a nivel de toda la industria automotriz venezolana. Utilizando una argumentación política e ideológica el gobierno justifica su acción contra empresas, supuestamente vinculadas al imperialismo capitalista extranjero. Pero, las empresas rusas y chinas, utilizadas como sustitutas de ellas, según sus propias cifras y la realidad del sector no están resolviendo la grave crisis que padece la industria automotriz en Venezuela.

Cavenez: Industria automotriz venezolana con el peor trimestre en su historia

,

http://www.guiamotor.com/DetalleNoticia.aspx?noticiaId=10738,

Argumentan, los sectores vinculados al proceso, que el enorme subsidio otorgado a combustibles y lubricantes, entre otras causas generadora la de enorme industria del contrabando de ellos, dado el enorme precio diferencial con los existentes en los países vecinos, es razón suficiente para generar la estabilidad de los costos del sector transporte en Venezuela, obviamente contra tal ceguera y miopía política, no hay argumentación lógica e inteligente que valga.

Durante los últimos años se ha profundizado el deterioro del sector transporte público de pasajeros en Venezuela, las cifras y la realidad de los hechos señalan porque el país tiene el parque automotor más viejo y deteriorado de América Latina, pero como los errores no se detienen y las políticas no se rectifican, avanzamos al progresivo colapso y ruina del sector de transporte público en Venezuela.

Los Transportistas Bolivarianos denuncian que la “Misión Transporte” se encuentra paralizada.

http://images.google.co.ve/imgres?imgurl=https://pbs.twimg.com/media/C73K8igXgAI4BaX.jpg&imgrefurl=https://twicial.com/fdt23deenero&docid=92080ruiuIHJnM&tbnid=XpX4MD32kP0KrM:&w=900&h=1200&itg=1&hl=es-419&source=sh/x/im, https://pbs.twimg.com/media/C73K8igXgAI4BaX.jpg, ,

Comunicado público: Carta a Nicolás Maduro Moros por parte del Movimiento Bolivariano de Trabajadores del Transporte Público Urbano, Suburbano, Interurbano, Troncales, Taxistas y Mototaxistas.

Qué plantean los #Transportistas Bolivarianos: Documento con fecha 22 de marzo 2017, publicado en el diario Ultimas Noticias domingo 28 de marzo 2017:  A confesión de partes relevo de pruebas.

1.-  … “Las proveedurías creadas bajo el marco de la Misión en su mayoría se encuentran paralizadas por falta de insumos, de combustibles y autopartes no existe una participación real del sector” …

2.-  … “Ausencia de cauchos, en especial a los correspondientes a las unidades Yutong y unidades taxis Cherry entregados bajo el marco de la Misión Transporte, así mismo han sido marginados en un 100% los transportistas de carga pesada y los compañeros del sector del transporte interurbano” …

3.- … “La burocratización y paralización en la comercialización de los repuestos para unidades YUTONG por parte de FONTUR, proceso que se llevaba en forma transparente y a precios justos hasta agosto del año 2016, actualmente quieren imponernos nuevos precios cuando estas piezas y partes llegaron a Venezuela en el año 2015 y en el primer trimestre del año 2016” …

4.- Incumplimiento de los pocos acuerdos en las Mesas de Seguimiento, especialmente en lo correspondiente a operativos de atención al transportista y a la publicación de la gaceta oficial y exhortos a las alcaldías con los ajustes de tarifas en sus distintas modalidades, trayendo una conflictividad permanente en el sector” …

5.- … “No hay medidas compensación para sobrellevar el alza de los costos de operación del servicio y así no impactar directamente sobre la taifa a nuestros usuarios” …

6.- … “No existe o no se ha comunicado ninguna información sobre el Órgano Superior del Transporte, quienes lo integran, su organización, programas asociados a la misión transporte, nueva política crediticia” …

7.- … “La fábrica de Autobuses YUTONG, la cual para nosotros debe ser la punta de lanza de la Misión Transporte se encuentra desatendida y sin información, sin proceso productivo, sin plan de inversiones a los próximos años, igualmente desde el mes de julio 2016 no ha sido entregada ninguna unidad para la renovación de flota (Autobuses, Taxis, Motos) habiendo unidades disponibles en manos de FONTUR para su financiamiento y tampoco existen avances para la renovación de la flota para las Rutas Troncales” …

8.- … “No hay respuesta institucional a los compañeros taxistas a los cuales en un acto presidido por usted (Nicolás Maduro Moros) el 01 de julio de 2016, le fueron entregadas actas de adquisición de unidades taxis emitidas y formalizadas por Fontur y las nuevas autoridades de Fontur no las reconocieron” ….

9.- … “Hasta los momentos, el Ministerio del Poder Popular para el Transporte no se ha pronunciado sobre la disponibilidad o no de los recursos a ser destinados a la Misión Transporte por parte de PDVSA producto del ajuste en el precio de los combustibles ejecutados hace un año, de acuerdo a sus instrucciones, el 30# de los nuevos recursos a ser captados por la comercialización iba a ser destinado a un Fondo financiero de la Misión” …

Los abajo firmantes…

Te puede interesar