Inicio > El pizarrón de Fran > Mario Valdez: Salomón Cohen. De una casa de vecindad al imperio Sambil

Mario Valdez: Salomón Cohen. De una casa de vecindad al imperio Sambil

Don Salomón Cohen Levy, nació el 28 de mayo de 1927, en Jerusalén en el seno de un hogar humilde, sus padres fueron Ezra Sión Cohen (padre) y Simja Levy de Cohen (madre), su familia era económicamente pobre, eran descendientes de Irán (el antiguo imperio Persa). En 1930, su padre viene a América en busca de nuevos horizontes y mejores condiciones de vida para su familia, llega a La Guaira. En el puerto busca a su paisano y amigo Baduil Abilahoud, quien le hace un préstamo para comenzar a vender mercancías (telas, enseres) puerta a puerta, como se hacía en este país. Su plan original era buscar unos primos en Colombia, conoció Caracas y quedó enamorado de la gente, era la ciudad de los techos rojos, de ese valle y el imponente cerro El Ávila. A los cinco meses no aguantó la soledad y trajo a su esposa y sus dos hijos (Salomón y Elías), llegan a Caracas ese mismo año 1930.

La vida de los inmigrantes casi siempre ha sido dura y la de los Cohen no era la excepción, así que le tocó junto a sus hermano ayudar al sostén económico de la familia. Salomón tenía tres años cuando llegó a Caracas, aquí nacieron ocho hermanos más, estaban residenciados en una casa de vecindad en la parroquia San Agustín de Caracas. En 1936, su padre estableció una tienda en la esquina de Ayacucho en San Agustín, ahí trabajaban todos.

Los estudios, el sacrificio y el trabajo

Comenzó sus primeros estudios en el Colegio Sucre que era un colegio privado, su padre no podía pagarle los estudios y el director del colegio le recomendó que lo inscribiera en la Escuela Federal República de Paraguay que quedaba al frente y era gratis, ahí estudia la primaria; el bachillerato lo estudió en el Liceo Andrés Bello, daba clase de matemática a sus compañeros de clase y se ganaba un dinerito para ayudarse y tener para ir al cine los fines de semana;  se gradúa de bachiller y se inscribe en la Universidad Central de Venezuela (UCV).  Alternaba los estudios con un trabajo en el Ministerio de Obras Públicas, fue profesor en la Escuela Técnica Industrial y en la Universidad; se gradúa de Ingeniero Civil en 1951.

Después de haber realizado trabajos particulares como ingeniero, en 1953, entra a trabajar al Banco Obrero como jefe de la sala de cálculo, el jefe de la Sala de Arquitectura era Carlos Raúl Villanueva (fue el gran diseñador arquitectónico de la UCV). Trabaja en la construcción y hace los cálculos de los edificios y los bloques en Catia y el 23 de enero. Se mantuvo en ese trabajo hasta 1956. Monta su oficina de Cálculo, le iba bien.

La Familia y Dita son todo

En 1951, el joven ingeniero Salomón Cohen, conoció a la que sería su mujer para toda la vida, Esther Kohn (todos le dicen cariñosamente Dita), ella tenía  15 y él 22 años, ella estudiante de Economía, él de ingeniería en la UC: ella, participaba en actividades y grupos de teatro; se casaron tres años después, tienen 66 años juntos y ella ha dicho “parece que fue ayer”. La dinastía Cohen – Kohn, está conformada por seis hijos (Carlos, Fanny, Freddy, Thalma, Roberto y Ricardo), 31 nietos y 12 bisnietos. Para este hombre sencillo que supo sortear los momentos más difíciles, que ha sido exitoso en los negocios y la familia. “Dita y mi Familia son todo”, ha dicho. Lo ha demostrado con dichos y con hechos, este hombre que se levantó con sus padres inmigrantes en una casa de vecindad, ha construido el Imperio Sambil, y sigue siendo el hombre sencillo de siempre.

Nace el Sambil y el hombre de concreto

En 1958, decide comenzar a construir para terceros, necesitaba una compañía, una persona jurídica porque no podía hacer los contratos a título personal. Comenta que lo curioso cuando fue a constituir la compañía, el  registrador mercantil no le aceptaba los nombres que le presentó para la empresa y entonces le dijo, bueno póngaselo Usted, el funcionario le dijo este nombre está libre: “Constructora Sambil, C.A.”, así nació esta empresa que se convirtió en la pionera de la construcción de edificios de propiedad horizontal; que construyó fabricas en La Yaguara: Telares Los Andes, Tapas Corona, Laboratorios Behrens, etc.; “comenzó a sembrar Caracas de edificios de oficinas y apartamentos”, construyó apartamentos en Los Chorros, La Castellana, Maripérez, San Bernandino, otros.

En el año 2007, Leonardo Padrón, le pregunto ¿Cuántos hijos de concretos tienes?, le contesto “Esos no los he contado pero yo calculo que habremos construido entre 15 mil o 20 mil apartamentos en Caracas”.

Su primer edificio de 40 apartamentos lo vendió en un día

El año 1964, ya había trabajado duro y tenia ahorrado sus primeros 100.000 bolívares, decide hacer su primer edificio de 40 apartamentos entre las esquinas caraqueñas, de Romualda a Manduca. Su esposa Dita, figura de primera línea en la formación y consolidación del grupo familiar, dijo que el domingo pusieron un aviso en el periódico, se reservaba con dos mil bolívares el inmueble, el lunes a las 10 de la mañana ya los habían vendido todos; fueron de las primeras ventas de apartamentos de propiedad horizontal, fue su pionero.

Corta la cinta del primer Centro Sambil

El 28 de mayo de 1998, el mismo día de su cumpleaños inaugura el Centro Sambil, en Chacao, Caracas, en ese momento era el centro comercial más grande de América, después de haber cortado la cinta de inauguración un periodista le pregunto, que si sentía alegría por el éxito logrado, a lo que  respondió: “Claro que me alegra haber construido algo importante para la ciudad, pero no me la paso pensándolo. Yo crecí poco a poco, y cuando eso ocurre, uno se toma todo con calma”. Antes ya había inaugurado el Centro Comercial Lido, dando inicio a la cadena Lidotel, funcionan centro comercial, oficinas y hotel, desde esas instalaciones funciona su cerebro empresarial, ubicado en El Rosal, Chacao, Caracas.

Pero don Salomón no se quedó tranquilo, siguió construyendo y administrando centros comerciales, el último “Sambil Outlet Madrid”, ubicado en el barrio de La Fortuna de Léganes, Madrid, España, fue inaugurado el 24 de marzo de 2017. Este incansable emprendedor  está sembrado en Valencia, Margarita, Maracaibo, San Cristóbal, La Candelaria, Barquisimeto, Paraguaná, todos en Venezuela; en Santo Domingo República Dominicana, y en Willemstad en Curacao. Los Sambil son un punto de referencia, de encuentro en todas las ciudades donde se encuentran.

Los cohen Kohn han implementado un modelo o un concepto de la conducción de la empresa familiar que difícilmente encontramos en otras familias con negocios de esta envergadura en el país, la dirige el jefe, los hijos, los nietos y se van preparando profesionalmente para asumir sus responsabilidades, como las piezas de ajedrez son la clave del éxito.

En el Lido es la cosa. El dominó millonario

Todos los 28 de mayo, la fiesta es en el Pent House del hotel Lido, donde se celebra el cumpleaños de don Salomón Cohen, asisten todos los empleados y trabajadores de sus empresas, reciben premiaciones, donativos y rifas. A sus amigos los saluda con afecto, es conversador cuando quiere, le gusta la música y el buen chiste.

Mi homenajeado en sus tiempos, siempre fue un entusiasta y habitué jugador de dominó en el Valle Arriba Atlhetic Club. Los amigos cuentan que se quedaban asombrados y se acercaban a la mesa cuando él estaba jugando una partida con los otros miembros de la comunidad judía,   al escuchar las apuestas, ya que decía: “va doscientos mil la mano”, el contrario le ripostaba “esta pago y  cien mil más”, los espectadores murmuraban, esa partida es millonaria, ya que pensaban que era en dólares, lo que no sabían ellos, es que las apuestas eran de doscientos bolívares.  Los socios del Club, al verlo jugar pensaban que jugaba por dinero, cuando en realidad era un amante del dominó, como un buen matemático que ha sido.

He descubierto que soy “DIOS”

Cuenta Guillermito “Fantástico” González, uno de sus grandes amigos,  que el novio de una de sus hijas, va a hablar con el señor Cohen y le dice que está enamorado y quiere casarse con su hija, éste le responde a su vez preguntándole, como vas a ser con mi hija, ella vive bien, gusta de los lujos y de la buena casa, el novio le responde:  Dios proveerá; ella viaja en primera clase y llega a hoteles cinco estrellas, vuelve a responderle el novio: Dios proveerá, a lo que don Salomón comenta “Bueno Guillermito ahora he sabido que me llaman Dios”, jajaja.

Su hija Fanny ha dicho, “que su padre, nunca permitía que los hijos aunque pelearan se quitaran el habla ni por cinco minutos y a la hora que el despertaba muy temprano para ir al trabajo, hacia que todos se levantasen, desayunaran juntos y luego, cada quien a su tarea”, “.., y nunca olvidó recordarle a sus hijos que conoció el mar a los quince años porque en su familia no había dinero para ir a La Guaira..”, comentario de Ivonne Attas.

Personalidad Iberoamericana del Año

El próximo 4 de mayo de 2017, don Salomón Cohen Levy, será Galardonado como Personalidad Iberoamericana del Año, por la Organización de Periodistas Iberoamericanos. “Por su contribución al proceso de desarrollo de los países de habla hispana, y su valioso aporte a nobles causas sociales”, el acto se realizará en la sede de la UNESCO en Paris, Francia, en el marco del XX aniversario de esa organización internacional.

Te puede interesar

Compartir