Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: OEA: a lavarse ese paltó (27-04-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: OEA: a lavarse ese paltó (27-04-2017)

La gran noticia de ayer fue, sin duda, la decisión del gobierno venezolano de retirar a nuestro país de la OEA, ante la persistencia de un grupo de países con gobiernos de derecha (favor incluir en él, sin remilgos, a Chile y Uruguay) en promover la violencia y el intervencionismo en nuestra nación, siguiendo los intereses del imperialismo norteamericano y de las oligarquías lacayas. Ya no seremos payasos de ese circo de carpas desvencijadas y leones de trapo, de banderines desleídos por el tiempo. Ahora seremos orgullosa compañía de la Cuba revolucionaria.

La verdad es que esta decisión, comunicada anoche por nuestra canciller, es una crónica anunciada. Ya el pasado 5 de marzo, hace casi dos meses, el presidente Maduro había señalado: “Ya Almagro está derrotado, Almagro hizo en la OEA lo que Ramos Allup con la Asamblea, por eso tanto la Asamblea como la OEA son un fraude. No perdamos el tiempo con esa gente… A la OEA le paso su tiempo, ya es cuestión del devenir histórico para que la OEA termine de hundirse en el olvido y el desprecio de los pueblos… mientras tanto sigamos construyendo nuestra sociedad y Patria potencia”.

Sin embargo, no todo el mundo de nuestro lado se mostraba de acuerdo con dar este paso, y se generó un debate sano e interesante entre camaradas. El representante venezolano ante la OEA, Samuel Moncada, disintió públicamente de esta posibilidad y afirmó que “Es mi opinión personal y no comprometo a nadie: no nos salgamos…Si nos salimos, el costo de salida va a ser mayor que el costo de dar la pelea adentro. Yo creo que hay que pelear adentro”. Bien, hemos dado la pelea adentro, pero ha llegado la hora de cambiar de escenario en la pugna continental institucional.

De hecho, poco antes de esa declaración hecha en marzo por Moncada, el presidente Maduro pidió debatir la pertinencia de que Venezuela siguiera integrando la OEA: “¿Tiene sentido la permanencia en la OEA?… Abro el debate sobre la utilidad y la pertinencia de la Organización de Estados Americanos y la permanencia de los Estados, entre ellos Venezuela, en esa organización”.

También el economista y ex ministro de Finanzas, y dirigente del PSUV, Rodrigo Cabezas, frente al debate que planteó el Presidente, se mostró en desacuerdo con esa posibilidad y dijo que sería “un grave error”: “La estrategia fundamental de la derecha internacional y nacional es aislar al país, ¿cómo vamos a darle un elemento favorable de aislamiento en el concierto de las naciones, de la América Latina y la América Central? (seguramente quiso decir ‘y el Caribe’)”. Y añadió “Debemos seguir dando la batalla histórica valiente y soberana dentro de la OEA y seguir conformando el grupo de países y aliados que nos acompañan y que son solidarios frente a la no injerencia que es lo que estamos defendiendo, no podemos equivocarnos”.

Otro importante dirigente histórico de la Revolución y ex presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Soto Rojas, no concordó con que dejáramos la OEA y opinó que si Venezuela quería salirse de la OEA, debía hacerlo junto a otros países que la apoyen, porque a su juicio no era el momento para dejar el organismo.

A nosotros nos hace felices este debate fraterno que se ha dado entre camaradas, demuestra la existencia de dinamismo intelectual y político dentro del chavismo, pues no nos gusta que se confunda unidad con unanimidad. Unidad es, por ejemplo, que ahora que se ha tomado la decisión, acompañemos a Venezuela y al presidente Maduro en este paso histórico, al margen de lo que pensemos en torno al hecho. Ahora todos los patriotas, y no solo el Presidente y la Canciller, estamos mandando a la OEA a “lavarse ese paltó”, como le gustaba decir a Chávez, y nuestro apoyo debe ser sólido, unitario e indubitable.

El proceso de salida de la OEA, tal como informó la canciller Rodríguez, tarda 24 meses y entretanto seguimos siendo miembros plenos del organismo, con todos los deberes y derechos inherentes, pero Rodríguez dejó en claro que Venezuela no participará en lo sucesivo “de ninguna actividad, de ningún evento donde se pretenda posicionar el intervencionismo y el injerencismo de este grupo de países que solo buscan perturbar la estabilidad y la paz” en nuestro país.

Valga añadir que parte del carácter histórico de la decisión es que somos el primer país que decide retirarse de la OEA, pues en el caso de Cuba se trató de una expulsión a la que este país se opuso en su momento.

El principal campo de batalla institucional continental se nos traslada ahora a la CELAC. Allí la cosa cambia bastante. En vez de que esté un agente imperialista como Almagro en la Secretaría General, en la CELAC la actual presidencia pro témpore la ejerce un país con un gobierno de izquierda, El Salvador. En la CELAC no hay ningún instrumento intervencionista como la Carta Democrática Interamericana. Además cambia la correlación de fuerzas, ya que no están Estados Unidos ni Canadá, y sí forma parte Cuba. No es que sea fácil, pero la pelea ahí es más pareja.

Néstor Francia 27/04/17

Te puede interesar