Inicio > Opinión > Gustavo Coronel: Carta a Samuel Moncada, vergonzoso representante de Maduro en la OEA

Gustavo Coronel: Carta a Samuel Moncada, vergonzoso representante de Maduro en la OEA

 

Leo sus declaraciones sobre la deuda que el narco-régimen que usted representa mantiene con la OEA. Allí dice usted, ver: (Samuel Moncada: A mí nadie me puede obligar a pagar la deuda con la OEA):

“Nueva York, 28 abr (EFE).- El Gobierno de Venezuela aseguró hoy que no tiene intención de abonar las cuotas que debe a la Organización de Estados Americanos (OEA), un monto total de 10,5 millones de dólares, ya que considera esos adeudos como una “humillación”.

“A mí nadie me puede obligar a pagar”, afirmó el viceministro de Venezuela para Norteamérica y embajador de su país ante la OEA, Samuel Moncada, en una rueda de prensa que ofreció en el Consulado de Venezuela en Nueva York.

La salida de Venezuela, que ya había sido anticipada por las autoridades de Caracas, deja en el aire una deuda de 8,7 millones de dólares de cuotas atrasadas, más 1,8 millones que le corresponde abonar a Venezuela este año. El artículo 143 de la Carta de la OEA, que regula la salida de un Estado miembro, indica que este “quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta”. Entre esas obligaciones está el pagar el dinero que debe en cuotas, pero también respetar los derechos humanos, la democracia representativa, la separación de poderes y la libertad de expresión, como estipula la Carta, el documento fundacional de 1948.

Hasta que no se complete el período de dos años, Venezuela seguirá siendo “miembro pleno con todos sus derechos y obligaciones”, incluyendo sus cuotas, explicó el miércoles a Efe el secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi.

“¿Usted quiere que le pague a quienes nos están humillando?”, afirmó Moncada cuando fue consultado sobre esa deuda. “¿Qué dinero es ese? (…). Ellos dicen que tenemos una deuda. ¿La deuda es para que me humillen? No entendí”, insistió el diplomático”.

Hasta allí sus declaraciones. Lo que usted dice y como lo dice es propio de un gánster, de alguien quien desconoce por completo lo que es el deber y el honor. Comienza usted por decir: “A mí nadie me puede obligar a pagar”. Esa manera de hablar revela su baja factura moral, porque no es usted quien paga o no paga, no es usted quien debe o no debe, es Venezuela la que debe y la que deberá pagar sus deudas. El cumplimiento del compromiso contraído por Venezuela con la OEA no es cuestión de la libre decisión de un representante del narco-régimen. Es un compromiso al cual ha llegado el país que es Venezuela, una Nación que trasciende en mucho al infeliz régimen que usted representa. La malcriadez de sus afirmaciones es típica de los bajos fondos a los cuales usted pertenece. Al Capone también se jactaba de no pagar impuestos, pero su negativa lo llevó a la cárcel.

Usted dice no entender porque debe pagar deudas si la OEA los “ha humillado”. Esta es otra de las características hamponiles que caracterizan al narco-régimen que usted representa. En el momento en que alguien decide algo que a ustedes no les gusta proceden a romper con las reglas del juego. El sátrapa Hugo Chávez emitió en una ocasión una orden a los funcionarios públicos de desconocer cualquiera decisión del Tribunal Supremo de Justicia que no estuviera de acuerdo con sus deseos. De igual manera, tan pronto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos falló en su contra ustedes procedieron a desconocer a ese organismo. Ahora lo tratan de hacer en la OEA, al decidir “salir” de esa organización porque son objeto de duras y justas críticas al horror que han implantado en Venezuela.

Le digo, Moncada, que quien ha humillado a Venezuela no es la OEA, son ustedes. Lo que ha existido en Venezuela durante estos años es una pandilla como nunca antes habíamos visto en Venezuela, una banda de funcionarios civiles y militares prostituidos e ignorantes que se ha adueñado del país y lo ha reducido a la ruina material y espiritual.

Como usted podrá ver en la misma noticia donde aparecen sus declaraciones, Venezuela no puede salir de la OEA solo porque lo diga el ilegítimo Maduro o lo diga usted. Los compromisos de Venezuela con la OEA permanecen intactos. Ustedes tendrán que dar cuenta ante la OEA de sus desmanes. Para la inmensa mayoría de los venezolanos ustedes no representan al país y, particularmente, usted no representa a Venezuela en la OEA. Usted nos avergüenza, como ya nos había avergonzado cuando era embajador en Inglaterra y repartía nuestro dinero y nuestro petróleo a manos llenas para hacerle propaganda al narco-régimen.

Moncada: Sus declaraciones carecen por completo de valor para los venezolanos amantes de la democracia, de la libertad y respetuosos de nuestros compromisos internacionales.

 

Te puede interesar

Compartir