Inicio > El pizarrón de Fran > Guillermo García N.: ¿Qué son las reservas internacionales operativas?

Guillermo García N.: ¿Qué son las reservas internacionales operativas?

Muy posiblemente  usted ha  escuchado repetidas veces el término económico: reservas internacionales del país, y quizás en declaraciones públicas de los economistas  y políticos referirse a las reservas operativas en el BCV. ¿Conoce usted que son las reservas operativas y por qué son importantes?

Al 26 de abril, el BCV registraba reservas internacionales de 10.190 millones de dólares, incluidos 3 millones del  Fondo de Estabilización Macroeconómico (FEM), el cual contaba hasta el 01 de febrero de 2011 con 832 millones de dólares. De los 10.190 millones de dólares que ascienden las reservas en este momento, 70% de este monto corresponden a oro en lingotes, y el restante 30% está distribuido en efectivo, títulos valores y derechos especiales de giro que pueden hacerse rápidamente líquido en los mercados internacionales. Alrededor de 3 mil millones de dólares corresponde a la porción denominada operativa, porque se trata de efectivo o bonos que pueden ser vendidos de inmediato en los mercados de valores, es decir las divisas que pueden utilizarse de inmediato para pagar importaciones y pago de servicio de deuda externa.

Las reservas operativas del país se encuentran denominadas en dólares estadounidense, en euros y libras esterlinas, colocadas en instituciones financieras internacionales y en el Banco de Pagos Internacionales de Basilea. Los datos del BCV  que se tenían  de la porción operativa, 67,7% está invertido en dólares de Estados Unidos y 32,3% en euros y libras esterlinas. El Ejecutivo Nacional  evalúa que las reservas operativas se trasladen a instituciones financieras y países como China, Rusia y Brasil considerados más seguros. Sin embargo, el propio BCV en su política de country risk y  bank risk  no permite que países latinoamericanos y Rusia puedan ser considerados como apropiados para la custodia de reservas internacionales, por lo que habría que modificar tal política. Las reservas internacionales en Brasil y China están invertidas en una gran proporción en dólares  con custodia en Estados Unidos y Europa y en el caso de China en millardos de dólares en bonos del Tesoro norteamericano con custodia en Estados Unidos.

¿Por qué las reservas se desplomaron? Una de las causas en la reducción acentuada de las reservas en los últimos años fue debido a la implementación del concepto de “Reservas excedentarias”.  Allí comenzó el famoso “millardito de chàvez”. El Gobierno en mi opinión, apelo a un concepto que ha sido evaluado e implementado en otros países como: Israel, Colombia y Brasil; para presentar un argumento válido y debatible a nivel de modelos y fórmulas que demuestren que ciertamente teníamos  niveles de reservas internacionales  superiores a los requeridos, y por ello podíamos darle un mejor uso y utilización a ese excedente. La decisión de un país de mantener un determinado nivel de reservas internacionales está justificada por la necesidad de contar con un grado adecuado de liquidez internacional que le permita aminorar los costos de ajuste frente a desequilibrios externos y garantizar la viabilidad del sistema cambiario.

En cuanto al estudio y formulación de modelos, que de alguna forma pudieran establecer el nivel óptimo de reservas de un país, ha sido planteado por economistas como Heller y Khan en su modelo del año 1978, o modelos más recientes como el de Ben-Bassat y Gottilieb, con el que se evaluó a Israel. En el caso venezolano, está el trabajo realizado por Enid Blanco y Alexi Córdoba, publicado como documento de trabajo por el BCV. Dentro de las diferentes variables tomadas en cuenta para determinar las correlaciones o porcentajes adecuados y de tolerancia están: la  probabilidad de agotamiento de reservas; la cual juega un papel fundamental en el cálculo, y es a su vez, una variable de medición de riesgo-país; también se presenta la medición del costo social de agotar las reservas y el costo de oportunidad de mantenerlas. No obstante, estudios empíricos sugieren la existencia de una relación  entre la posibilidad de agotamiento de reservas y ciertas variables macroeconómicas, tales como: la inflación, el crecimiento económico, la liquidez externa y la solvencia del país. En nuestro caso, tendríamos que agregar una serie de variables de difícil estimación y cálculo como son la variable política  y de expectativas, además de un control de cambio férreo que distorsiona cualquier modelo. Estas variables no pueden ser medidas en su total efecto sobre las reservas y la fuga de capitales.  Aquí no es cuestión de modelos econométricos y fórmulas; es simplemente una cuestión de expectativas, de racionalidad económica, de confianza, que da al traste con cualquier modelo por más eficiente y con grado de confiabilidad que se presente.

El manejo de las reservas internacionales es un tema muy delicado y fundamental para cualquier país y economía, por ello debe manejarse con precaución y ponderación,-y esto precisamente no ha sido nuestro caso.

Te puede interesar

Compartir