Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Marea Derechista (08-05-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Marea Derechista (08-05-2017)

Vamos a repetirlo: la convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente dará, de ahora en adelante, mucho material para el análisis. Están pasando otras cosas que no dejaremos de comentar en algún momento, al menos algunas de ellas: la apátrida reunión de Julio Borges con el vicepresidente de Donald Trump y un alto funcionario militar y de seguridad (inseguridad, para nosotros) de Estados Unidos; la “gracia” del anuncio de la muerte de Leopoldo “Schwarzenegger”  López que se convirtió en morisqueta, la farsa de militares presos “denunciada” por Capriles y pare usted de contar. Pero el Presidente nos ha pedido que denunciemos con pelos y señales a lo que él llama la “izquierda cobarde”, hoy le dedicaremos el Análisis a uno de los puntales de ese puñetero sector: Marea Socialista.

Hoy, y no es casualidad, el portal ultraderechista Informe21 abre con un comunicado de Marea Socialista como noticia más destacada. También lo destaca ampliamente Aporrea.org. Ese movimiento, de inspiración “trotskista” (usando a su capricho el nombre de un gran líder revolucionario con el que compartimos unas cosas y otras no) viene hace tiempo con una rodada hacia la derecha (manteniendo el disfraz de izquierda) que ya no puede detenerse. Ahora se aparece con un documento en el que mezcla los temas de la violencia y de la Constituyente, en términos que delatan su verdadera posición. Vamos a la fuente de este despropósito.

Dicen los “mareados” (así los llaman gentes del pueblo) lo siguiente: “Más de treinta muertos; el comienzo y la extensión de saqueos generalizados; la palabra “paz” en la boca de los fusiles, y el crecimiento veloz de una dinámica de descontrol y hambre. Y en medio de este escenario, el anuncio de una Asamblea Constituyente sin partidos, ni clara participación ciudadana universal, sin que se respete la consulta al pueblo en un referéndum” ¿La palabra “paz” en voces de los fusiles? ¿De los fusiles de quién? Al no aclararlo es evidente que estos fariseos están asignando la responsabilidad de la violencia al Gobierno ¿Una Asamblea Constituyente sin partidos? ¿De dónde sacan eso, si la Comisión Presidencial ha invitado a la MUD a reunirse?

Siguen los mareados: “La actual dinámica de represión violenta, de características desmedidas, excesivas y en algunos casos brutal, usada por las fuerzas del Estado, imprudentemente acompañadas de civiles armados, van mucho más allá de todo control o supervisión de la protesta social, para convertirse en una violación abierta a los derechos humanos esenciales. Entre otras cosas, es bueno recordar que los delitos provocados por esta violación no prescriben en el tiempo”. O sea, que la violencia es causada por la represión y no por el paramilitarismo vandálico y criminal que no tiene nada que ver con las legítimas protestas que el pueblo venezolano ha hecho cuando lo ha considerado necesario desde que el chavismo tomó las riendas del país. El párrafo citado suscribe, inclusive, el mismo ánimo vengativo de los fascistas y justificaría las cruentas persecuciones que iniciarían si le llegan a poner la mano al poder.

Más de lo dicho por estos sujetos: “Desde luego que rechazamos la acción de grupos foquistas, o posibles francotiradores entrenados, que actúan cubiertos por la cúpula de la MUD. Pero, sin coincidir en absoluto con la política de esa cúpula ni con sus convocatorias, hay que destacar que la mayoría de los muertos, civiles desarmados, jóvenes y mujeres, lo han sido en el marco de manifestaciones en ejercicio del legítimo derecho a la protesta”. Bien, esto da asco. Mencionando solo de pasada a los verdaderos culpables de la violencia, esta es justificada con la falsa premisa de que las víctimas han sido causadas por el Gobierno, cuando sobran las evidencias de que es todo lo contrario, pues no se producen en medio de manifestaciones pacíficas (como lo fue la de las mujeres opositoras el sábado), sino en medio de trancas de vías por grupos minoritarios, quema de bienes públicos y privados, ataque armado a efectivos del Estado, saqueos y otras formas de vandalismo que los propios mareados califican de “foquistas”, o sea que estos crímenes no son perpetrados por manifestantes en protesta sino por grupos paramilitares preparados y/o instruidos ad hoc. Además, la mayoría de los fallecidos son imputables directamente a esos grupos y no a las fuerzas del orden.

Siguen las canalladas: “En este caso sin duda alguna, reivindicamos el derecho a la legítima defensa que están ejerciendo los manifestantes cuando el Estado viola el ejercicio de los derechos ciudadanos. Esa violación constante es la característica principal de los regímenes autoritarios que derivan al totalitarismo, y es uno de los principales factores que azuzan la violencia”. Al hacer un análisis que subestima el trasfondo político del asunto, los mareados lo hacen recurriendo a mitos sembrados por los sediciosos. Cuando el Gobierno impide que manifestaciones de la derecha lleguen a un lugar, lo hace curándose en salud y preservando la paz ¿Cómo se va a permitir que quienes están interesados en generalizar la violencia se acerquen a importantes centros de poder y actividades del Estado? Un ejemplo: ¿dejarles acercarse a la sede de la Defensoría del Pueblo en la plaza Morelos? Fíjese el lector todo lo que está cerca de allí: Uneartes, el Teresa Carreño, los museos de arte y de ciencia, la escuela Experimental Venezuela, la CANTV, el liceo Andrés Bello, la Fiscalía General de la República, la Fundación Niño Simón, varias sedes ministeriales en Parque Central, el Museo de los Niños, la Galería de Arte Nacional, el Museo de Arquitectura ¡Ni que nos chupáramos el dedo!

En cuanto a la Constituyente, cargan contra ella de diversas maneras, ignorando que es un instrumento del movimiento revolucionario para preservar la paz y la permanencia de la Revolución Bolivariana, bastión del antiimperialismo. Para ello, como rábulas de la peor calaña, “interpretan” con mala intención los mandatos de la Constitución Bolivariana. Citan, por ejemplo, el artículo 71: “Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros”. “Podrán”, el verbo es claro: puede hacerse, si se considera conveniente, pero no se está obligado a ello. Si no el verbo sería “deber” y no “poder”. Pero se les están pegando todas las mañas de sus beneficiarios de la MUD.

Mientras son condescendientes con el plan criminal de la ultraderecha, que incluye la promoción de la intervención imperialista en el país, insisten en culpar al Gobierno de los resultados funestos de ese plan: “Este sólo ejemplo debe ser suficiente para que todos los que rechazamos la espiral de violencia creciente iniciada desde el poder del Estado, exijamos juntos al CNE que restablezca el funcionamiento de la Constitución del ’99, asuma su responsabilidad histórica y active las suspendidas elecciones regionales a gobernadores y alcaldes y que dé certeza de la realización de la elección presidencial del próximo año, instalando desde ahora un cronograma para las mismas”. Estos aparentes radicales, que en su documento no tocan al imperialismo ni con el pétalo de una rosa, siendo que es este es principal enemigo de nuestros pueblos y fomentador de la violencia por doquier, y que se venden como los grandes enemigos de la burguesía y más de una vez han criticado al Gobierno porque no la arrasa completamente y de un solo golpe, ahora son celosos guardianes de la democracia representativa burguesa, y santifican sus formalismos y su sistema electoral, que son vainas que en realidad están entre las cosas que habría que cambiar. Eso se llama oportunismo.

En realidad, las verdaderas intenciones de los mareados se plasman al final de su documento: “La lucha que estamos proponiendo es de largo alcance y requiere de la construcción de una fuerza social y política de unidad de acción que sobre la base de la defensa de los derechos democráticos, deberá construirse sobre la marcha”. Eso es todo: están en la lucha por el poder, solo que en eso son más incapaces que hasta la propia MUD, que es mucho decir.

La verdad es que la internacional “trotskista” siempre anda en lo mismo. No han estado ni cerca de hacer la revolución en ninguna parte, pero son expertos en tratar de dividir al pueblo. Pero ni para eso sirven.

Es generoso el Presidente cuando los tilda de “izquierda cobarde”, porque en realidad no son de izquierda, sino más bien una clásica muestra del pensamiento supremacista de la más rancia pequeña burguesía. Son derechistas: por sus obras los conoceréis.

Te puede interesar

Compartir