Inicio > Política > Una civil y un militar: Dos declaraciones institucionales que le sacudieron el piso a Nicolás Maduro

Una civil y un militar: Dos declaraciones institucionales que le sacudieron el piso a Nicolás Maduro

 

Ante la prensa, con micrófonos al frente y en medio de una temporada de protestas antigubernamentales que ya completó sus primeros 40 días. En ese lapso, dos figuras del Estado han contrariado públicamente las órdenes del gobierno que encabeza Nicolás Maduro. Una es civil y el otro es un militar. Esto fue lo que dijeron:

Por

El 31 de marzo se escuchó la primera declaración corrosiva, que corrió por cuenta de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, quien rechazó el contenido de las sentencias 155 y 156 que acababa de dictar el Tribunal Supremo de Justicia, los cuales contemplaban la ejecución de un golpe de Estado tras la disolución de la Asamblea Nacional y el allanamiento de la inmunidad parlamentaria.

“Considero un deber histórico ineludible, no solo en mi condición de Fiscal General de la República sino como ciudadana de este país, referirme a las recientes decisiones signadas con los números 155 y 156 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. En dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional y el desconocimiento del modelo de Estado consagrado en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela… Esta –dijo mientras sostenía la versión miniatura de la Carta Magna– constituye una ruptura del orden constitucional. Es mi obligación manifestar ante el país mi alta preocupación por tal evento”, aseveró durante la presentación de su Informe Anual 2016, desde la sede del Ministerio Público.

Horas después de estas palabras, en la noche, Maduro convocó al Consejo de Defensa de la Nación para tratar el tema y “recomendar” al máximo tribunal que reconsiderara tales decisiones. En la madrugada, ya la Sala Constitucional había suprimido parte de lo que dos días antes había decretado.

Este miércoles, 10 de mayo, la segunda declaración fulminante salió al aire. La dio el director general de la Policía Nacional Bolivariana, general Carlos Alfredo Pérez Ampueda, quien fustigó la actuación de los paramilitares que dispararon contra manifestantes que se habían congregado en San Bernardino, en Caracas, durante una convocatoria hecha por la oposición.

Allí, rodeado de periodistas que le reclamaban su inacción, tuvo que responder. “Somos personas que andamos garantizándole el orden a ustedes y aquí ninguno de nosotros anda armado. Tú viste que cuando llegaron los vagabundos esos, nosotros fuimos los primeros que nos colocamos delante de ustedes, garantizándole a ustedes la vida, sin cargar nosotros los medios para combatirlos a ellos, porque nosotros estamos utilizando aquí medios pacíficos, porque ustedes han sido pacíficos y nosotros somos pacíficos con ustedes”, señaló Pérez Ampueda, y así admitió que en el lugar hubo civiles armados que, de paso, estaban mejor equipados que ellos.

Uno periodista siguió increpando al militar y por eso el director de la PNB respondió de nuevo. “Si yo disparo algo contra ellos, una bomba lacrimógena, ¿con qué nos van a responder ellos, esos vagabundos? (…) ¿Cómo vamos a hacer, compañero, cuando ellos están disparando y nosotros estamos sin armas?”, recalcó justo antes de enviarle un mensaje a los paramilitares: “que son unos vagabundos y, donde los veamos, los vamos a capturar”.

Las palabras de Pérez Ampueda rechazaron así lo establecido en el Plan Zamora Fase Verde que Maduro ordenó aplicar desde el pasado 18 de abril, en medio de una ola de protestas contra su gobierno. Este programa contempla la unión de policías, militares y civiles en contra de cualquier intento de desestabilizar el país.