Inicio > El pizarrón de Fran > UICN / Venezuela: Posición ante el derrame de petróleo ocurrido en Trinidad-Tobago, que afecta las costas de Venezuela

UICN / Venezuela: Posición ante el derrame de petróleo ocurrido en Trinidad-Tobago, que afecta las costas de Venezuela

Posición de miembros venezolanos  de la comisión mundial de áreas protegidas de la UICN ante el derrame de petróleo  ocurrido en Trinidad-Tobago, que afecta las costas de Venezuela.Caracas, Venezuela

Nosotros, los abajo firmantes miembros venezolanos de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), cumpliendo con nuestra misión principal de “Desarrollar y proporcionar asesoramiento y políticas científicas y técnicas que promuevan un sistema global de áreas marinas y terrestres protegidas representativas, administradas y gobernadas equitativamente, incluyendo especialmente áreas de particular importancia para la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas  y nuestro objetivo N°5 (2017 – 2020) el cual es “Utilizar nuestro papel reconocido como un intermediario de conocimiento y un organismo normativo clave a nivel mundial para que las áreas protegidas apoyen los esfuerzos para elevar los estándares y prácticas de gobernabilidad y gestión de áreas protegidas a nivel mundial”,

Considerando

Que en fecha 13 de mayo de 2017 fue publicado en el diario El Nacional que “el pasado 23 de abril, hubo un derrame petrolero en la refinería de Pointe-à-Pierre en Trinidad y Tobago y para la fecha no había sido controlado”, teniendo como consecuencia que restos de este hidrocarburo han llegado a las playas y litorales de los Parques Nacionales Península de Paria, Archipiélago de Los Roques, costas de Delta Amacuro e  Isla de Margarita, y que por la dirección de las corrientes marinas probablemente alcanzarán o han alcanzado también el Parque Nacional Turuépano.

Considerando

Que la empresa estatal venezolana Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA)  informó en una nota de prensa publicada el 13 de mayo que “intensificaría” el Plan de Contingencia para contra Derrames de Hidrocarburos luego de constatar la presencia de crudo en la costa oriental del país.

Considerando

Que el diario Tal Cual en fecha 29 de abril de 2017, publicó que “la empresa Petrotrin informó mediante nota de prensa el martes 25 de mayo que el producto derramado estaba siendo arrastrado por las corrientes marinas hacia el área del Golfo de Paria, estado Sucre, Venezuela.” Y en la misma publicación PDVSA informa que “el volumen de crudo derramado (en Trinidad y Tobago)  es menor y que la empresa estatal venezolana activaría el Plan Nacional de Contingencia Contra Derrames de Hidrocarburos, Zona 5, en caso de que este hidrocarburo arribara a aguas venezolanas.”

Considerando

Que al 17 de mayo de 2017, los ciudadanos que habitan el Sector Nordisqui del Parque Nacional Archipiélago de los Roques han comenzado esfuerzos particulares para recoger el crudo que llega a sus costas, pese a no tener preparación para dicha faena.

Considerando

Que las áreas protegidas marino-costeras tienen como objetivo fundamental preservar  ecosistemas clave para asegurar el disfrute de los servicios ambientales que de estos se derivan por las presentes y futuras generaciones, y que Venezuela ha sido pionera en el establecimiento de estas áreas de protección en América Latina y el Caribe, decretando el primer Parque Nacional marino en 1972.

Considerando 

Que la Ley Penal del Ambiente de Venezuela  consagra el principio de extraterritorialidad a los efectos de la aplicación de sus disposiciones,  en aquellos casos de delitos contra el ambiente que hayan sido cometidos por personas naturales o jurídicas tanto en el espacio geográfico de la República como en país extranjero, si los daños o riesgos del hecho se producen en Venezuela

Considerando

Que la línea de Áreas Estratégicas para la Conservación de la Estrategia Nacional de para la Conservación de la Diversidad Biológica (2010-2020) y su Plan de Acción contempla dentro de sus objetivos  “garantizar la conservación del hábitat y los ecosistemas”, llevar a cabo “acciones dirigidas tanto a la guardería de estos espacios como a la prevención de las causas directas de degradación, fragmentación y destrucción de los ecosistemas” y “el diseño e implementación de programas de mitigación de impactos y restauración de ecosistemas degradados o fragmentados“.

 Considerando

Que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 127 indica que “Es un derecho y un deber de cada generación, proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro”. Y que asimismo señala que “…El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, genética, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica….” y, que el Gobierno Nacional debe tener en cuenta la Ley del Plan de la Patria de la República Bolivariana de Venezuela 2013 – 2019, el cual en su objetivo histórico número 3, exhorta al Estado y todo aquel que está en el territorio venezolano a la protección de las cuencas hidrográficas y  ambientes naturales.

  Declaramos lo siguiente:

 La empresa estatal PDVSA debió ejecutar a tiempo el plan de contingencia existente para evitar que el crudo alcanzara aguas venezolanas. En consecuencia, es necesario que PDVSA, junto a las autoridades nacionales, regionales y locales competentes, ejecuten un plan eficaz que permita mitigar el impacto del derrame ocurrido y emprender acciones que aseguren la posterior restauración de los sistemas naturales afectados. Asimismo, el gobierno nacional debe solicitar de inmediato la indemnización respectiva al gobierno de Trinidad y Tobago como corresponde al protocolo internacional, para financiar la recuperación y rehabilitación de las zonas afectadas.

Así mismo:

Instamos al gobierno de Venezuela y a PDVSA a actuar de inmediato en las zonas afectadas y en la franja costera, pues este derrame impacta de manera negativa a toda la biodiversidad marina, con efectos a largo plazo que incluyen la degradación de ecosistemas costeros, como arrecifes coralinos, praderas de fanerógamas y manglares, entre otros, los cuales son de gran importancia para las comunidades locales y para especies amenazadas, siendo que esto está ocurriendo en Parques Nacionales donde los sistemas biológicos suelen ser más susceptibles y el esfuerzo de conservación logrado desde el establecimiento de los mismos puede verse perdido en poco tiempo. El crudo derramado puede ingresar en la red alimenticia marina y acumularse en organismos que son recursos pesqueros de muchas de estas comunidades. La posibilidad de que exista bioacumulación de componentes tóxicos de los hidrocarburos, en los recursos pesqueros, aumenta a medida que transcurre el tiempo.

Instamos al Ministerio Público Venezolano, a través de la Dirección de Defensa Integral del Ambiente y Delito Ambiental a realizar las actuaciones pertinentes para establecer las responsabilidades a que haya lugar en estos hechos, y a ejecutar las acciones que garanticen el establecimiento de las responsabilidades respectivas y la reparación de los daños ocasionados al patrimonio natural venezolano.

 Instamos a evaluar las responsabilidades necesarias sobre los implicados en este hecho que degrada y deteriora de forma significativa los paisajes y espacios costeros del país. De igual manera solicitamos sean acometidos los estudios de impacto ambiental que consideren evaluaciones de sustrato (playas arenosas, lecho marino) agua, fauna y flora, a fin de mostrar e informar a la colectividad las implicaciones de un derrame de esta magnitud.

 Finalmente exigimos a las autoridades competentes abocarse de manera inmediata a la evaluación y  recuperación de las zonas afectadas e informar de manera oportuna y veraz de los daños y costos ambientales que han ocurrido. De igual manera solicitamos se aplique un plan de recuperación para dichas zonas.

Desde esta comisión, extendemos nuestro apoyo para trabajar en conjunto con los entes referidos, para la pronta recuperación de las áreas afectada

Miembros venezolanos de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de UICN (Unión

Internacional para la Conservación de la Naturaleza)

Diego Díaz Martín, PhD.

Edgard Yerena, M.Sc. contacto punto focal: eayerena@yahoo.com Francoise Cavada-Blanco,  Msc.

Franklin Vásquez, M.Sc.

Freddy Parada, Geog.

Hildebrando Arangú Santelíz, MSc José Ramón Delgado, Oceanl.

Marianela Camacho, M.Sc.

Nelson Gil Luna, M.Sc.

Shaenandhoa García-Rangel, PhD. Vilisa Morón, Biol.