Inicio > El pizarrón de Fran > Roberto Malaver: Donde dije digo, digo Diego

Roberto Malaver: Donde dije digo, digo Diego

Las guacharacas levantaron el vuelo en el patio de la quinta Caviar cuando escucharon el grito de Henrique Capriles: “Descarguen otra vez su arrechera”. Adentro, en la quinta, se estaba celebrando un Cónclave de los miembros caídos de la oposición, donde se evaluaban las guarimbas y asesinatos y saqueos y destrozos que estaban cometiendo los pranes que habían contratado para generar el caos en el país, y también, – lo más importante- analizaban las declaraciones disparatadas de algunos líderes que habían contribuido a generar algunos alejamientos de personas cercanas a la oposición.

Habían instalado una mesa redonda en el Gran Salón Pedro Carmona Estanga, y como el diputado García no cabía en la mesa, le pusieron una silla un poco más allá, y desde allí, el diputado tomó la palabra, después que Henrique Capriles se había parado, y dijo su famosa frase, y se fue muy molesto largo no se sabe adónde: “Compañeros, yo creo que estamos cometiendo errores. Y tenemos que criticarnos primero nosotros y después al régimen. Yo no sé qué maldición nos cayó encima, pero desde que llegamos a la Asamblea Nacional, comenzamos a cometer todos esos errores. Ramos Allup dijo aquello de los seis meses de vida, y a partir de allí nos jodimos con la maldición. En vez de aprovechar y solicitar el referéndum, le creímos a Ramos Allup, y como no pasó nada, solicitamos el referéndum casi a finales de abril, y como no se pudo, le echamos la culpa al régimen”

El diputado García se detuvo y tomó un poco de jugo de melón con tamarindo, que le prepara una señora amiga en La Victoria. Los demás miembros lo estaban escuchando atentos. Solo el diputado Ramos Allup estaba agachado, y cuando el diputado Florido le preguntó “¿por qué estas así, Henri”?, contestó: “Es por si acaso salta la talanquera, para que me pase por encima”.

El diputado García siguió con la palabra: “Después seguimos con la cadena errores. El Tribunal Supremo nos declara en desacato porque juramentamos a los diputados indígenas, a pesar de que las pruebas del fraude de esa gente, están allí, en esas grabaciones de compras y ventas de votos, pero nosotros los juramentamos y nos jodimos. También habíamos dicho que Maduro era colombiano, y solicitamos una investigación en Colombia, y desde allá le enviaron a Ramos Allup una carta de las instituciones serias de ese país, diciéndole prácticamente que no siguiera jodiendo, que eso no era así. Y entonces comenzamos a decir que Maduro no era presidente, porque nosotros en la Asamblea lo habíamos decidido, y la gente muerta de la risa con las vainas nuestras. Si Chávez nos tenía locos, Maduro nos tiene turulatos”

Volvió a tomar su jugo de melón con tamarindo, y el diputado Julio Borges le dijo al diputado Barboza: “Es la primera vez que este loco tiene razón”. Y los dos sonrieron.

Y siguió el diputado García: “Y no quiero seguir contando ese montón de errores. Quiero llegar a los nuevos errores. Pedíamos constituyente, y ahora, cuando la pide Maduro, no la queremos. Queríamos elecciones, y ahora, cuando el CNE dice que serán el 10 de diciembre, no queremos. Y lo peor, Maduro está pidiendo diálogo desde que llegó al poder, y ahora Ramos Allup dice, cito textualmente: “Maduro no quiere diálogo, lo que quiere es ganar tiempo”. Si pensamos así, entonces también vamos a decir que el Papa Francisco no quiere diálogo, lo que quiere es ganar tiempo”.

En la mesa redonda de la mesa de la unidad, algunos sonrieron, menos Ramos Allup, que empezó a tuitear: “El diputado García está perdiendo  la poca cabeza que le queda”.

Y siguió el diputado García: “Por eso les digo, estamos como aquel señor, en este momento no recuerdo cómo se llamaba, que decía aquello de donde dije digo, es Diego lo que digo, es decir, que estamos diciendo vainas que no debemos decir para que no sigamos en esta confusión, y para que los chavistas no nos sigan jodiendo tanto con esos videos que colocan cada vez que nosotros  nos desmentimos, videos que son la viva muestra de que si seguimos así, es mejor que nos vayamos inscribiendo todos en la Constituyente para que no sigamos metiendo la pata. La calidad de un país se mide por la calidad del diálogo que tienen sus dirigentes, y el diálogo de nosotros no vale medio”

El diputado Florido se levantó y pidió permiso porque su vuelo para Washington salía dentro de cuatro horas, y tenía que estar tres horas antes en Maiquetía. Y Julio Borges dijo: “Yo me voy contigo”. Y el diputado Omar Barboza comentó: “Después de escuchar las palabras del diputado García, yo lo creo es que tiene ganas de ser constituyentista, y quiere inscribirse ya como candidato”.

Y después, salieron todos, no se sabe si a inscribirse en la Constituyente.

Te puede interesar