Inicio > El pizarrón de Fran > Oscar Henrrique Fuenmayor: Carta del abogado defensor de Mamerto Guarimbo

Oscar Henrrique Fuenmayor: Carta del abogado defensor de Mamerto Guarimbo

¿Pero qué fue exactamente lo que hizo Mamerto Guarimbo para merecer  el  ensañamiento del rrrégimen? ¿Será porque al momento de su detención el pacífico muchacho estaba encapuchado mientras disparaba un mortero contra un preescolar lleno de niños y niñas y, por esta circunstancial casualidad,  es suficiente para pensar  que Mamerto andaba en algo sospechoso? ¿Actuó bien la Policía al detenerlo porque además portaba una botella con gasolina o se trata simplemente de un caso más de persecución política de la disidencia política?

Quiero dejar constancia de la injusticia que el rrrègimen está cometiendo en contra de este libertador, de quien muchas personas en PRIMERO JUSTICIA y VOLUNTAD POPULAR podemos dar fe de su buen comportamiento cívico y como ejemplar persona, para lo cual exijo se acepte el testimonio de Freddy Guevara, siempre y cuando pueda ser ubicado en el quinto punto cardinal donde se encuentra  fumando la porquería aquella. Si hace falta más pruebas de la buena fe y la inocencia de Mamerto Guarimbo estamos dispuestos a suministrar una declaración jurada de la mismísima CEV que, como se sabe, asesora espiritualmente a estos muchachos encapuchados que hoy dan la cara por el país  en la defensa de la libertad de expresión  y la democracia.

Debo destacar que para abultar artificialmente el expediente de Mamerto, la policía política, en vez de presumir su inocencia  como la de cualquier ciudadano,  se ha estado dedicando a sembrar evidencias judiciales fantasmas y  arrojando toda suerte de sospechas insidiosas sobre mi defendido. Argumentan  que los miguelitos, bombas molotov y una simple guayita para degollar a cualquier ciudadano desprevenido que llevaba en su morral,  constituían  confirmación suficiente de que andaba en malos pasos y con muy malas intenciones. También se halló dentro del morral una copia del MANUAL DE GOLPE SUAVE de Gene Sharp  autografiado por Julio Borges y unos frascos llenos de mierda, lo que desató la furia de los gendarmes necesarios quienes al llegar al calabozo lo torturaron atrozmente obligándolo a escuchar unos chistes de Luis Chataing. Hasta una huelguita de hambre en la que participó en la Casa Americana donde se pedía la activación de la Carta Democrática y la invasión armada de los Estados Unidos se  incluyó en el expediente forjado de este patriota ejemplar.

También se ha tratado de vincular al inocente con planes terroristas por algunos correos encontrados en su iphone en el cual le solicita a Orlando Urdaneta que le preste el fusil con mira telescópica que dijo tenía preparado para cierto asunto. Todo el mundo sabe que a Mamerto Guarimbo le robaron su celular como a Diego Arria y que una mano peluda se puso a urdir correos para después incriminarlo. Detrás de todo esto está seguramente el G2 cubano quien dirige las acciones de la policía política de la dictadura.

Hasta la condición de universitario  se le ha pretendido negar a mi defendido argumentando falazmente que no era un verdadero estudiante porque tenía 30 años en la URBE, la misma universidad en la que se graduó como  suma cum laude Eveling Trejo de Rosales sin haber asistido ni una sola vez a clases y, hasta han difundido hablillas de que tiene más años en la universidad que Gaby Arellano, todo eso con la intención de perjudicarlo. También sus manos pintadas de blanco y una foto de Adolfo Hitler que llevaba han sido objeto de maliciosas  pesquisas policiales para acusar de conspiración y terrorismo a esta inocente y desprotegida víctima del rrrégimen , quien por disparar uno que otro morterazo y portar gasolina entre sus herramientas de estudio le han echado encima todo el terrorismo judicial del Estado.

¿Se ha visto semejante y bárbaro  abuso de la fuerza en contra de los sueños y el afán de superación de este humilde muchachote, quien ha dedicado una parte importante de su vida a estudiar y luchar por la democracia y la paz? ¡Sinceramente carajo! ¡No hay derecho para semejante atropello!

Denuncio públicamente y enfáticamente la Justicia del rrrégimen que  persigue   y criminaliza a inocentes criaturas que lo único que quieren es defender la libertad y la democracia de las bárbaras hordas y colectivos  chavistas, a las cuales  desde que llegó Hugo Chávez a la presidencia,  les ha dado por querer tener casa digna y  vivir bien como nosotros los de clase media alta y acomodada.

¡Basta ya carajo!

Dando fe de lo expuesto:

Chanchullo E. S. Tafador

Abogado Penalista con postgrado en Harvard

Te puede interesar