Inicio > El pizarrón de Fran > Reuters: El Gobierno de Maduro detuvo a 14 militares por “traición” al principio de las protestas

Reuters: El Gobierno de Maduro detuvo a 14 militares por “traición” al principio de las protestas

La oposición avisa del descontento en las filas del Ejército con la respuesta de las autoridades a las manifestaciones

Al menos 14 militares venezolanos fueron arrestados durante los primeros días de la última ola de protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro, a principios de abril, como sospechosos de “rebelión” y “traición”. Los oficiales, entre los que hay coroneles y capitanes, se encuentran desde entonces en la cárcel de Ramo Verde, el mismo penal en el que está detenido el líder opositor Leopoldo López. Según unos documentos a los que ha tenido acceso Reuters, estos uniformados están siendo procesados, aunque no está claro si la justicia les imputa formalmente esos cargos.

Las detenciones se produjeron en medio de un proceso de militarización del país ante los temores de Maduro por un posible quiebre en la cúpula de las fuerzas armadas. Varios líderes de la oposición han alertado de una purga en el Ejército a raíz de los divisiones internas provocadas por la represión de las manifestaciones. El propio Henrique Capriles, dirigente de Primero Justicia, partido mayoritario de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) denunció a principios de mayo varios arrestos de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “por haber manifestado descontento”. Los informes relacionados con la primera fase de las protestas llegan hasta el 8 de abril, pero el mismo Capriles afirmó que las detenciones son más de 80.

La elección de una nueva Asamblea Nacional Constituyente, convocada para el 30 de julio, ha provocado malestar e incluso abierto rechazo en los sectores fieles al chavismo de los orígenes. Ese clima incluye no solo exministros de Hugo Chávez sino también militares retirados activos durante los mandatos del expresidente.

Hasta ahora, no se ha registrado una protesta masiva de militares, pero sí un goteo de mandos que han manifestado abiertamente su oposición al Ejecutio. El mes pasado, tres tenientes huyeron a Colombia y pidieron asilo político. El Gobierno venezolano ha solicitado su extradición para que se enfrenten a cargos de conspiración para perpetrar un golpe de Estado. Mientras, la semana pasada la prensa publicó un vídeo de un soldado que se presentaba como sargento de la Marina en el que insta a sus colegas a desobedecer a los superiores “abusadores” y “corruptos”. “Como celoso guardián de la ley, ratifico mi rechazo contra el señor Nicolás Maduro (…) y desconozco rotundamente su régimen y Gobierno dictatorial”, dijo.

Existe, en cualquier caso, un elemento que conecta el descontento de los militares con los inicios de la revolución bolivariana. El fallecido presidente Hugo Chávez, militar de profesión, hizo de las Fuerzas Armadas uno de los pilares de su Gobierno. Maduro, un civil, ha tratado en cambio de mantener a los uniformados a su lado y para ello les ha dado importantes puestos en su Gabinete y el control de sectores clave.

El País

Te puede interesar