Inicio > Documentos > Rafael Iribarren: Las FANB, un ejercito de ocupación

Rafael Iribarren: Las FANB, un ejercito de ocupación

 

.- Padrino comanda un ejército de ocupación.

Padrino López comanda a unas FANB que actúan como un ejército de ocupación. En función de los intereses y  dictados de una minoría; igual que como actuaban los ejércitos  coloniales en función de preservar el poder de las minorías coloniales en Africa o Asia. Aquí esa minoría es criolla;   nativa; venezolana desde la primera generación. Lo que no cambia en nada la relación; pues aquellas minorías coloniales racistas africanas, ya en una segunda generación igual eran nativas; criollas.

.- Nunca hubo territorialización de la polarización. No hay “territorio chavista”.

Refiriéndome particularmente a Caracas; realmente nunca hubo una verdadera territorialización de la polarización entre el chavismo y el antichavismo. No en los términos en que se pretendió; y en que alguna sociología pretendió teorizar.  Lo de “territorio chavista”; aparte de fascistizante;  siempre fue un falso positivo o la base de un falso positivo. Incluso en los momentos del auge chavista, cuando mayoritariamente determinadas zonas se identificaban con Chávez; el dominio y control  territorial, absolutos, se mantuvieron  mediante el terror fascista.  En ese tiempo, los colectivos armados, en auge, con sus propias sedes logísticas  y equipamiento; y financiamiento;  actuando por la libre e impunemente;  eran autosuficientes en el dominio de  su territorio; propiamente su “zona”; lo ejercían solos sin necesidad de  la participación abierta de militares o policías. Hoy son los militares; las FANB; ahora apoyadas por ellos paramilitarmente;  quienes lo ejercen  e  imponen.

.- Los gobiernos y los ejércitos coloniales; eran y son nativos desde la segunda generación.

Los ejércitos de los regímenes coloniales no eran institucionalistas ni nacionales; ni respondían a ninguna doctrina o inspiración  ni épica nacional.  No tenían nada que ver  con ninguna variante de “soberanía”   Eran solo instrumentos fácticos de preservación del poder en manos de las minorías blancas y/o negras y/o mestizas, herederas de las primeras administraciones directamente de las metrópolis europeas que militarmente sometieron a los paises. Su función era interna; de control y represión internas. De preservación del régimen  Combinaban efectivos regulares, mercenarios y paramilitares, Se  estaba en ellos solo crematísticamente  por negocio o modus vivendi. En el mejor de los casos, como vía de ascenso social.

.- Las FAN-FANB solo han demostrado su capacidad para la represión interna.

Salvo la retórica y el contexto civilizatorio; la similitud de la situación de las FANB con la de un ejército colonial; es completa. Su papel es; ha sido; exclusivamente, la preservación y defensa; internas del régimen; contra, según, sus “enemigos y amenazas internas” La única capacidad y disposición demostradas de las FANB ha sido y sigue siendo  la represión interna; política; contra las oposiciones y la beligerancia ciudadana. Capacidad represiva interna que está demostrando ahora  mismo y en tiempo real; pero desde antes, en nuestra historia reciente. En los últimos sesenta años “el heroísmo” y el apresto de nuestras FAN-FANB; según “herederas del Ejercito Libertador”; y pese a aquello de “maldito el soldado… etcétera”; se ha desplegado en tres momentos antes; 1.- cuando la represión  desatada en los diez años de Betancourt y Leoni; entre el 60 y el 68; 2.- en “el Caracazo” de  febrero de 1989; y 3.- en la “contraofensiva fulminante antifascista” de febrero y marzo del 2014, Y una cuarta, ahora;  hoy “en pleno desarrollo”  reprimiendo sin límites y ensañada, “atroz” y desproporcionadamente, las protestas ciudadanas desarmadas. Además que sin justificación, En la que evidentemente constituye la segunda “contraofensiva fulminante atifascista que va para tres meses, desde abril de esta 2017.

.-  Maduro no se atrevió con el “Plan Avila”; creó el “Plan Zamora”.

La primera  y única vez en que se decretó e implementó el “Plan Avila” fue en febrero de 1998 cuando El Caracazo. Luego en abril del 2002, como se recuerda; Chávez no la activó como pretendió, por el rechazo cerrado de su Alto Mando, que se negó. Ahora, el madurismo; digamos “curado en salud”; evitando el riesgo de que se repitiera lo el 11A; creó el “Plan Zamora” implementable más expeditamente y sobre la marcha mediante a simples decretos presidenciales; con tres etapas; dos iniciales, la Ia y a IIa;; ya activadas en la represión de estos meses. Y una IIIa; todavía en veremos; sacando al ejército a la calle; de hecho el “Plan Avila”; pero bypaseando procedimental y político-institucional-militarmente las condicionantes constitucionales de la decisión presidencial de activarlo. Ciertamente el “Plan Zamora” no es el “Plan Avila”. Pués  su activación inicial, en sus dos primeras etapas es solo con la GNB; sin efectivos de los otros componentes. Pero tiene en común la discrecionalidad de sus comandos en la calle; el no tener límites en la intensidad represiva. Y la posibilidad de despliegue impune del gusto saña y odio  con que efectivos reprimen; por lo visto, sin nada que ver con  que, según estarían “cumpliendo órdenes”.

.- Luego de cincuenta muertos fue que Padrino reconoció el uso “atroz” de armas letales.

Hasta cuando luego de varias semanas de represión continuada; brutal, sin límites; de más de cincuenta muertos y centenares de heridos; ante el cúmulo de evidencias; Padrino tuvo que reconocer el uso de “armas letales” por la GNB; y lanzar su  admonición al guardia nacional  que “cometiera atrocidades y viole los DDHH”. Hasta entonces, reiteradamente, declaró que no se reprimía “la protesta pacífica”; que las FANB no usaban sino  “armas no-letales”; que estaban era “defendiendo al Pueblo”; etcétera; ”preservando el orden público”; y “defendiéndose de quienes las agredían”.

 Hasta ese momento sostuvo que “no se reprimía  la protesta pacífica”; que “se respetan los derechos humanos” Y, que “la represión se activa cuando las manifestaciones se salen de los ¨límites permisados¨”. Que la violencia la ponen sectores radicales de la oposición al intentar ir más allá de esos límites

.- “El límite permisado” guardando el “territorio chavista”; primera y provocadora violencia.

 Pero la primera violencia inconstitucional, generatriz, provocadora, de más violencia; es precisamente  el establecimiento de tal “limite permisado”; está en impedir, mecánica, física, violentamente; con armas;  que una manifestación pacífica, popular; de ciudadanos, ejerciendo sus derechos constitucionales; se movilice en los espacios ´públicos de la ciudad hacia las sedes de los poderes públicos; a ejercer sus derechos a ser escuchados y recibidos; a protestar pacíficamente.

La violencia la activa de entrada es el gobierno; y fácticamente las FANB quienes la ejercen. Al establecer un límite excluyente; “permisado”;  para estar y circular libremente en espacios que son públicos; calles, avenidas, plazas que pertenecen a todos los ciudadanos; a todo el Pueblo, que somos todos. Un límite territorial que es cerrado militar y policialmente a una parte de los ciudadanos; a una parte de  ese Pueblo. Mientras  que más allá del mismo: peor; los sectores oficialistas si pueden movilizarse sin limitación; porque lo consideran  de ellos; “su territorio”. Y  las FANB  se lo reconoce como tal; de hecho y de derecho; se los preserva en términos y procedimientos según instrucciones del CEOFANB. Hasta justificar con ello matar decenas herir centenas y detener miles. Tal y cual el ejercicio y la justificación de la violencia; de los muertos ye heridos; por los ejércitos coloniales  preservando los regímenes minoritarios y sus territorios

.- Desproporción de caricatura; en la reacción  de las FAN ante “las agresiones”.

Violencia concreta; ya “in situ”; de la GNB cuyo jefe superior es Padrino; dentro y a partir de  la violencia política de establecer el gobierno ese “limite permisado ”; es la desproporción, hasta la caricatura; en relación a su discurso de “las agresiones a las FANB”; entre el aparataje represivo militar y policial; blindaje y ofensivo; equipamiento y dotación; inexpugnables; sobrecogedores;  y la precariedad de  los recursos, artesanales,  usados por los manifestantes. Hasta el punto de que las mismas lacrimógenas de la guardia y la policía  son el principal proyectil   que les relanzan a los guardias y policías.

 .- Padrino tapó a consciencia y por política las “atrocidades” de la GNB.

La violencia armada; blindada; de impedirle a una parte de los ciudadanos ejercer sus derechos a los espacios y lugares que son suyos; provoca en ellos la justa reacción de presionar; incluso entonces sí, hasta violentamente; aunque sin armas; para hacer respetar y ejercer esos derechos. En el rechazo concreto a tal “límite permisado”  segregacionista,  de tal “territorio chavista”;  anticonstitucional, excluyente.

Hasta ese momento de la admonición referida  concretamente a la GNB; Padrino, hasta entonces, evidentemente tapándolas a consciencia; por manejos políticos internos dentro del gobierno y las FANB; sostuvo que  usaban  solo lacrimógenas perdigones, agua a presión. Que, según; no usaban  “armas no letales”. Sin embargo de que sabía que las lacrimógenas disparadas horizontalmente, directo al cuerpo si son letales; como igual lo son cartuchos de escopeta cargados con metras y balines. Cuyo uso ha sido y es más que  demostrado por las decenas de heridos de esa forma y la muerte de varios. Tapándola todavía; pese a la relación de los 50 muertos y heridos que en ese momento se contabilizaban; pese a que el MP procesaba a 19 GNB y PNB; y ha emitido 14 órdenes de captura. Y pese a  las frecuentes actuaciones colaterales de la guardia con su propia política represiva; en la UC en Valencia el IUPL de Maracay; en  los Teques y en Barquisimeto; sin ni siquiera el pretexto de protesta de calle; hiriendo y matando con armas de fuego. Actuaciones tan violentas desproporcionadas e injustificadas; fuera de contextos o escenarios;  en recintos institucionales en los que se desarrollaban actividades normales; rectorados, patios de facultades; tanto, que el mismo Padrino tuvo que ordenar investigaciones y remoción de comandos regionales y detenciones de oficiales: como fue el caso de Carabobo. Actuaciones de la GNB,  que no tienen otra explicación posible que, provocar, a conciencia y voluntariamente; forzar, como en febrero del 2014; la radicalización de la reacción opositora de la gente.

.-  A la advertencia de Padrino del 07J; la respondió la GNB con más represión el 08J.

Notoriamente la mayor agresividad y violencia desproporcionada en la represión; en general de calle y en operaciones concretas; está asociada al discurso de Reverol; diferente al de Padrino; y es ejercida por la GNB a la que, aquel; hoy ministro del Interior; está profesionalmente relacionado; y que se sabe que le responde; pese a ya estar retirado y no estar vinculado orgánicamente a ella. A el se le señala responsable del radicalismo represivo de la Guardia. Pero en cuanto a jerarquía y líneas de mando; los responsables concretos últimos de sus actuaciones; son Padrino, ministro y jefe del CEOFANB; y Benavides su actual comandante.

Fueron más que conocidas; y evidentes; las tensiones y confrontaciones entre Padrino ministro y Reverol comandante de la GNB hasta el 2016 y aspirante a ministro. Evidentemente; la circunstancia de la lucha por el poder interno; de los choques y desfases  entre mandos militares a nivel del alto gobierno madurista, por el control y manejo de la mayor capacidad operativa; fáctico-militar;  del mayor “poder de fuego”; ha sido determinante de la radicalizan de la represión específicamente por la GNB; y en “las atrocidades” generalizadas en que ha incurrido. O, más propiamente, ejecutado a consciencia; evidentemente exprofeso para ´provocar mayor radicalidad y violencia en las ´protestas  Y a las que Padrino finalmente tuvo que condenar el miércoles 07 de junio; ordenar que cesaran; y advertir a quienes las siguieran cometiendo. Una condena a la que   la GNB  en la calle; evidentemente coordinada con paramilitares chavistas radicales armados;  respondieron al día siguiente,  08 de junio con más represión y violencia. Y la activación ostensible de paramilitares francotiradores; a la simple vista de todos; desde azoteas de entes oficiales.

La gente está siendo víctima; y el país; de la lucha y confrontación internas por el poder en el madurismo.

 .- Las FANB; la GNB, están es resguardando el “territorio chavista” del Municipio Libertador.

No hay tales amenazas a la seguridad ni la soberanía nacional; ni hay tal guerra económica; ni peligro para el Pueblo. Ni el intento a ejercer el derecho a manifestar  ciudadanamente; o a pedir la convocatoria, prevista en la CRBV de un revocatorio contra el Presidente; ni de manifestarse contra su convocatoria a su constituyente; ponen en riesgo nada  ni en si mismas son acciones desestabilizadoras ni amenazas  para la seguridad de la República. Ni siquiera; permitiéndolas y respetándolas como un derecho ciudadano; son ni tienen necesariamente que derivar en  alteraciones del orden público; y, menos, violentas. La violencia en las protestas es provocada deliberadamente por la  represión; es  una  respuesta a ella.

Al reprimir las manifestaciones la  GNB; no están resguardando bienes nacionales o del Estado;  ni las sedes de los poderes y entes públicos. Resguardo que, en tal caso; puede garantizarse con implementaciones adecuadas y suficientes  locales y circunstanciales.

Las  FANB y la GNB;  están, guardando el “territorio chavista”; en Caracas; el “Municipio Libertador”; ilegal, inconstitucionalmente; una aberración sin base ninguna; ni siquiera  la socio-política  que alguna vez se pretendió, Solo la “razón” de la violencia”; fáctica  que le proporcionan, precisamente los generales-ministros Padrino y Reverol. Sin marco técnico-juríídico ninguno; declarado espúreamente y delimitado por burócratas partidistas absolutamente descalificados. Por algunos de los más descalificados  de los chavismos.  Sin embargo de los ministros de Defensa e Interior;  pese a su durísima lucha interna; ponen a las FANB y la GNB a preservarlo;  reduciéndolas a cumplir las funciones de  un ejército de ocupación que  cierran y prohíben  a quienes no sean maduristas.

.- Las FANB ya no son “chavistas”; son maduristas  Son el ejército de ocupación de la minoría madurista.

El madurismo no es el chavismo; solo uno de los chavismos que quedan ya en la di´aspora final  del post-chavismo. Es una minoría que no cuenta ni con el 17% de apoyo popular. Igual que las minorías blancas de origen europeo que tenían el poder, heredado, en los regímenes coloniales africanos y asiáticos, Que ya en una segunda generación eran nativos.  Como lo eran los ejércitos coloniales; también de nativos  multirraciales y paramilitares mercenarios; cuya única función  era  garantizar  la estabilidad del régimen colonial; el control y ejercicio del Poder  de la minoría blanca sobre la mayoría negra. Y  preservar la territorialidad de la segregación entre la ciudad europea y la negra.  Con la circunstancia de que las colonias europeas si habían dos ciudades; la blanca y la negra; o, la europea y la ´árabe;” La Medina”. Mientras que aquí; ninguna territorialización; ni segregación entre sectores urbanos  tiene soporte ni razón de ser. Pretenderla obedece solo a manipulación mediático-política. Ni siquiera entre la ciudad informal y la estructurada; salvo las diferencias en condiciones de vida y niveles de ingreso; hay las diferencias socio-culturales reales; menos las étnico-religioso-culturales a las que en esos contextos  respondían o responden aún dicha territorialización.

Las FANB incluso en caso de que realmente sean, o se identifiquen como “chavistas”; como algunos de sus altos oficiales han declarado; hoy ya no están soportando ni defendiendo un régimen chavista; ni  lo que sería o declararía que es “su” territorio. Están soportando es al madurismo; un grupúsculo pos-chavista; ya sin legalidad ni menos legitimidad alguna. Incluso negación del chavismo; antichavista; que está en el Poder solo por circunstancias; que quedó en él; hoy con un apoyo sociopolítico real de, en tal caso, algo más del 15%; y que hasta es abiertamente rechazado por tres de cada cuatro chavistas

Hoy en concreto; las FANB; incluída la GNB; realmente ya no son  “chavistas” como algunos altos oficiales  alguna vez la declararon. Hoy son es  maduristas.  Y cumplen la función  de ejército de ocupación y soporte del régimen de una  minoría que es el madurismo.

 

Te puede interesar

Compartir
  • Rigoberto Carrillo L

    Saludos Rafael fuimos compañeros en el San Jose por os años 57,58,59 su analisis es la triste realidad de lo que hoy ocurre