Inicio > Interés > Deterioro acelerado del Hospital “Raúl Humberto de Pasquali”. Ospino-Estado Portuguesa.

Deterioro acelerado del Hospital “Raúl Humberto de Pasquali”. Ospino-Estado Portuguesa.

Ospino, emporio municipio del estado Portuguesa, tierra de “Maisanta el último hombre a caballo”, tierra llana y de montaña, de mujeres bonitas, hombres de una sola palabra, íntegros, nobles, valientes, solidarios y  cultivadores del mejor café de Venezuela.

La comunidad de Ospino tienen muchísimas virtudes en el más amplio sentido, allí vivió “Maisanta” junto a su madre y sus hermanos, tal como lo describe, el cantante apureño y hoy diputado nacional  Cristóbal Jiménez en su corrío.

Ciertamente, Pedro Pérez Delgado, también llamado “Maisanta”, según cuenta la historia, fue tatarabuelo del Ex presidente Chávez, de allí el comandante Chávez heredo la sangre libertaria e indómita que lo caracterizo.

El comandante Hugo Chávez, no disimulo su especial aprecio a este municipio portugueseño, que albergó a sus parientes ascendentes, tal vez por eso y por la nobleza de sus habitantes decidió construirles un hospital digno y merecido lleno de amor y que colmara de satisfacciones a sus casi 60.000  habitantes.

Así fue, en agosto 2012, el ex presidente Chávez inauguro y puso en servicio el Hospital Tipo I  “Dr. Raúl Humberto de Pasquali”, dotado de servicio de emergencia las 24 horas, Ginecobstetricia, Odontología, Rayos X, Oftalmología, Pediatría, laboratorio clínico, entre otras especialidades. Y lo más resaltante fue la lencería (Edredones bordados, sabanas, etc.), equipos electrónicos de diagnósticos de última generación, televisores pantalla plana, mobiliario, etc.

Hoy día, este Hospital, orgullo del bisnieto de “Maisanta”, poco a poco se ha ido desdibujando, la lencería está casi desaparecida, los equipos de diagnóstico inexplicablemente algunos ya no están, los televisores pantalla plana desaparecieron, la motivación del personal ha disminuido, el personal directivo (supervisorio y gerencial) no cumple a cabalidad sus funciones, etc.

Urge perentoriamente, investigar que está pasando en este hospital, una de las últimas obras del comandante eterno. El ex gobernador Castro Soteldo, el ministro Francisco Torrealba(es su tierra) y cualquier ciudadano que sienta al Comandante Chávez en su corazón deben sentirse aludidos para  subsanar esta situación y evitar que este centro asistencial se coinvierta en un espejismo de la revolución.

 

Te puede interesar

Compartir