Inicio > El pizarrón de Fran > Jaime García: Si la Constitución  se cumpliera  los venezolanos no estuviéramos pasando hambre, penurias e iniquidades.

Jaime García: Si la Constitución  se cumpliera  los venezolanos no estuviéramos pasando hambre, penurias e iniquidades.

Retomando este artículo, publicado en la web, en julio 2016, creo oportuno traerlo nuevamente al discernimiento de nuestro círculo de lectores.

“Ciertamente, nuestra constitución fue aprobada en consulta popular el 15 de diciembre de 1999, con el 71,21% de los votos (2.820.556), el rechazo del 28,79% (1.141.792), y con la abstención del 54,06% (4.876.782). En estos 17 años de existencia ha sido adjetivada de muchas maneras, constitución bolivariana, norma suprema, etc. Nadie duda al leerla el sentido filantrópico y humanista intrínseco de la misma, se infiere los buenos deseos de los 128 constituyentitas que emanados por elección popular lograron hacer realidad el nuevo proyecto de vida de todos los venezolanos en función a los nuevos tiempos. En el devenir de estos 5 lustros, insólitamente nuestro contexto histórico y vivencial ha girado180 grados. El sentido filantrópico y humanista de nuestra constitución se ha desdibujado. Esta expresión del poder constituyente se ha desvirtuado de su propósito original.

En efecto, Venezuela, el país más hermoso del mundo, dotado por nuestro creador de todas sus grandezas,  maravillas y muchas riquezas ( petróleo, gas, oro, diamante, hierro, aluminio, tierras fértiles en abundancia, pesca fluvial y marítima y un largo etcétera) hoy día producto de un manejo indecoroso, indebido, irracional y supina de estas riquezas ya nombradas sus ciudadanos deambulamos famélicamente por sus calles, por sus caminos y veredas con la mirada perdida, buscando nuestros alimentos, nuestras medicinas, empleo y rogando al señor amparo contra la delincuencia organizada y no organizada.

Nuestra carta magna, es nuestro proyecto de vida, es nuestro modo de existencia social y política, así quedo establecido por el soberano en 1999. El estado, en este caso el gobierno de turno es responsable que el articulado referente a nuestros derechos humanos, civiles, políticos y sociales se cumplan de manera efectiva y sin retoricas e interpretaciones acomodaticias circunstanciales.

No haremos una letanía de todo el articulado de nuestra constitución que no se está cumpliendo, solo mencionaremos el capítulo IV (poder ciudadano, contraloría general de la república, el Consejo Moral Republicano, y el Defensor del Pueblo), ya estos poderes deberían haberse pronunciado enérgicamente contra el poder ejecutivo y exigirle  responsabilidades y cumplimiento al poder ejecutivo nacional. Continuando discerniendo encontramos en su Título V, del sistema socioeconómico y función económica del Estado, el artículo 301, establece el deber de defensa y promoción de la industria nacional, del progreso y bienestar popular (artículo N° 302); de la protección y rol de la agricultura y la pesca nacionales (artículo N° 305); de la reforma agraria (artículo N° 307); de las cooperativas y otras formas económicas autogestionarias o comunitarias (artículo N° 308); el derecho a vivienda digna (artículo N° 82) y el derecho a la salud (artículo N° 83) , en su artículo N° 68, prohíbe el uso de tóxicos en el control de manifestaciones de protesta ciudadana y para no extendernos mucho agrego el artículo N° 51, el derecho a petición a la autoridad pública con la obligación de ésta de entregar respuesta oportuna.

Este último artículo es el espejismo más resaltante, el pueblo exige soluciones perentorias, las cadenas presidenciales son cantinflerica, se habla mucho pero no hay repuestas concisas, precisas y concluyentes. Muestra de ello es que quedamos sin dinero, sin comida, sin medicamentos y solo escuchamos escuetamente al alto mando político “el modelo petrolero rentístico se agotó”, no hay responsables, no hay destituciones, nadie dice “Fui yo”. Los mismos autores continúan disfrutando y gozando de los privilegios ministeriales.

El hambre no espera y la muerte tampoco. No más corrupción. No más excusas. Solo se les pide al presidente y sus ministros COMIDA, TRABAJO, SISTEMA DE SALUD DIGNO, EDUCACION, SEGURIDAD, NO MAS IMPUNIDAD PARA LOS CORRUPTOS Y QUE SE CUMPLA LA CONSTITUCION. SOLO ESO”.