Inicio > El pizarrón de Fran > Padre de Luis Enrique Vera Sulbarán “¡Cuiden a sus hijos!”

Padre de Luis Enrique Vera Sulbarán “¡Cuiden a sus hijos!”

El ataúd del joven fue levantado por familiares y amigos.Luis Vera, padre del joven fallecido, declaró a los medios y rechazó que sigan muriendo jóvenes por responsabilidad del Gobierno. La impotencia y el dolor dibujaban los rostros de los presentes en la sala. Pedían que bajara la violencia desatada en las calles

Era el día número 77 de la resistencia civil. En la sala velatorio La Cruz de la Funeraria el Carmen solo el fuerte llanto de una mujer se escuchó en el pasillo que estaba colmado de familiares y amigos de Luis Enrique Vera Sulbarán, el estudiante de 20 años que cursaba el segundo semestre de Contaduría Pública en la Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín (Urbe), quien murió el jueves en la mañana tras ser arrollado por el conductor de una camioneta cava en la avenida Guajira con prolongación Circunvalación 2 durante una manifestación contra del gobierno de Nicolás Maduro: Era la mamá del joven que no tenía consuelo ante la irremediable pérdida de su hijo.

Era el segundo día que salía a protestar y su familia no lo sabía. La impotencia y el dolor dibujaban los rostros de los presentes en la sala. Pedían que bajara la violencia desatada en las calles. El espacio se hizo pequeño para tantas lágrimas.

María Eugenia Sulbarán, conocida como Maru, mamá de Luis Enrique, pidió a los jóvenes de la resistencia que no arriesgaran más sus vidas, que pararan de manifestar en las calles. Mientras que Luis Vera, su papá, refirió que “el más culpable es el Gobierno por no declinar en su obsesión por el poder”.

A las 12.00 del mediodía el ataúd salió de la funeraria en hombros de algunos familiares camino al Cementerio Jardines La Chinita, donde fue sepultado. Los gritos de su madre rompieron el silencio. “Cuiden a sus hijos”. “Ay Dios mío, gracias por venir a ver a mi hijo”.

Los familiares estaban herméticos ante la presencia de la prensa, pidieron respetar el dolor ajeno, incluso advirtieron que esta muerte no era política y que no la tildaran como tal.

“Luis, hermano, tu muerte no será en vano”, aseguraron los jóvenes de la resistencia y del movimiento estudiantil de Urbe, quienes entonaron las notas del himno nacional frente de la funeraria e hicieron un minuto de silencio que terminaron aplaudiendo.

Desde ayer al mediodía, el cuerpo del estudiante universitario reposa en el cementerio. Los Vera Sulbarán se sumaron a la lista de familias que hoy lloran a sus seres queridos en más de 70 hogares de Venezuela. Una bandera tricolor con varias flores permanece sobre la madera de su féretro, más una imagen de la Virgen de Coromoto que acompañarán a Luis en la soledad del sepulcro.

“Un tonto inocente”

Luis Enrique es el tercer joven que cae en medio de las manifestaciones que iniciaron a principios de abril en contra del Gobierno (Paúl Moreno y Adrián Duque, fueron el primero y el segundo; respectivamente). Ante ese escenario, Vera (padre) afirmó con mucha serenidad, “el más culpable es el Gobierno que no quiere declinar en su obsesión por el poder. Y al preguntarle por la justicia en el caso de su hijo señaló, “no puedo convertirme en un verdugo, solo sé que le quitó la vida a mi hijo”.

Manifestó que el día que murió el joven, el transporte no fue a buscarlo en su casa para llevarlo a la universidad. “Yo le dije que no fuera, pero él insistió”. Aseguró que Luis Enrique no participaba en las manifestaciones de calle convocadas por la oposición, de hecho, mencionó que el día de su muerte no tenía idea que él iba a unirse a la protesta en las inmediaciones de Urbe.

Describió a su hijo como un “tonto inocente” porque era muy sano, tranquilo, estudioso, trabajador y nada vicioso. Sobre el país, dijo que el joven pensaba que aquí no tenía futuro; sin embargo, siempre le encomendó estudiar y que al graduarse decidirían qué harían.

Durante el velatorio las autoridades universitarias de Urbe otorgaron a Luis Enrique Vera Sulbarán un diploma de Honor al Mérito y entregaron a su mamá la medalla de egreso en Contaduría Pública, la cual hubiera portado su hijo el día de su graduación. Oscar Belloso Vargas, rector de Urbe, comunicó que el Consejo Universitario de la casa de estudios en sesión extraordinaria decidieron rendirle ese homenaje al estudiante que perteneció a las aulas de la universidad.

Darwin Rubio (37) quien atropello al estudiante permanece recluido en la sede del CICPC. Se conoció que hoy será presentado ante los tribunales. La camioneta que conducía al momento de la muerte del joven es propiedad de Droguería Zulia. Dirigentes estudiantiles denunciaron que el caso pretendía ser trasladado a Caracas, información que no fue confirmada.

La Verdad

Te puede interesar

Compartir