Inicio > El pizarrón de Fran > Situación de la comida en algunos Estados

Situación de la comida en algunos Estados

Apure: Achagüenses cerraron acceso al puente Matiyure por falta de comida

Este miércoles, habitante del sector La Esperanza se trasladaron desde tempranas horas de la mañana hasta las inmediaciones del puente Matiyure para protestar por el incumplimiento de la venta de comida, pues según los manifestantes ya han completado cinco meses sin acceder a la bolsa.

Los manifestantes exigieron repuesta inmediata ante la falta de alimentos en el sector, argumentando que hasta la fecha han completado cinco meses sin poder comprar la bolsa de comida.

La protesta que duró aproximadamente tres horas obstruyó el tránsito de vehículo en los dos sentidos, por lo que tuvieron que mediar funcionarios de la Guardia Nacional y Policía del estado, quienes acudieron al lugar a fin de dialogar con las personas para que depusieran la protesta y buscaran otros mecanismos que les permita llegar a una solución.

Visión Apureña

Anzoátegui: “Combos” de productos cuestan alrededor de Bs. 30 mil

El desabastecimiento y la crisis inflacionaria siguen presentes en el día a día de los consumidores.

Y es que comprar productos de la cesta básica se ha vuelto una tarea titánica. Arroz, con un costo de Bs. 5 mil 800 por kilo, mantequilla ya en casi Bs. 5 mil, aceite en Bs. 13 mil, por mencionar algunos rubros.

La usuaria Sandra Farías comentó que la última vez que salió de su hogar para hacer las compras de alimentos, gastó al menos Bs. 35 mil en cuatro productos.

“Una harina de maíz precocida, si se la compras a los bachaqueros, puede llegar a Bs. 10 mil, más un kilo de pasta, que ya se encuentra en Bs. 8 mil, uno gasta más de lo que se gana con salario mínimo”, dijo la ciudadana.

Caminar, revisar y preguntar en varios comercios, es la tarea a la cual se dedica la mayoría de las amas de casa de la zona metropolitana de Anzoátegui.

Así lo afirma la profesora y madre de familia, Betty Gutiérrez, quien señaló que muchas veces se entera de ventas en cualquier establecimiento, pero se encuentra sin el dinero necesario para llevarse el producto a casa.

“El sueldo no da para nada y en algunas ocasiones no puedo llevar nada para mi casa”, informó.

Caos

Largas filas para comprar comida persisten, aunque últimamente no se han registrado hechos de violencia, pero el desespero sigue siendo la carta de presentación de quienes pertenecen a estas colas, apostados a las afueras de estos abastos, en donde muchos alimentos dejaron de venderse individualmente, obligando al consumir a obtenerlos de manera conjunta con otros o simplemente a no poder realizar la compra, por no contar con el dinero suficiente.

Por otra parte, está el tema de las bolsas de alimentos ofrecidas por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, en donde muchos han denunciado sobreprecio en los costos de estos combos y en muchas ocasiones no saber nada en lo absoluto a cerca de la fecha en la cual les serán vendidas a las familias.

Nueva Prensa de Oriente

Zulia: Precios de rubros zulianos igualan a los importados

El plátano, que se produce en el Sur del Lago,  pasó de costar a inicios de año 100 bolívares y en estos momentos, dependiendo del lugar de la compra, puede tener un precio de hasta  Bs. 900

El Zulia es tierra fértil por excelencia. Plátano, queso, carne, pescado, leche, yuca son algunos de los rubros que se producen en suelo regional; sin embargo, y muy a pesar que todos se producen a nivel local sus precios han sufrido una escalada exorbitante.

“Fui la semana pasada a comprar un filet de pescado y me sorprendió el precio, estaba en 18.000 bolívares la merluza. Yo creo que el mojito es lo más accesible, sobre todo si son familias numerosas como la mía, porque cuesta un poco más de 6.000 bolívares, y con dos kilos comemos todos y nos queda”, contó Flor Gutiérrez, residente del sector Santa Rosalía.

Pasearse por los rubros con sello zuliano es hallar precios “por las nubes”. Estos que eran el aliciente del bolsillo del marabino, dejaron de serlo. La especulación se llevó los buenos precios que venían manteniendo. “Los vendedores han abusado y creen que un plátano también deben venderlo a costo de dólar negro. La especulación nos está comiendo”, dijo Richard Jiménez, comprador.

El plátano, que se produce en el Sur del Lago,  pasó de costar a inicios de año 100 bolívares y en estos momentos, dependiendo del lugar de la compra, puede tener un precio de hasta Bs. 900.

La yuca estaba costando 500 bolívares, hace un par de meses, y ya alcanzó un tope de hasta Bs. 1.700. “La situación es que hay rubros que uno compraba porque eran rendidores y a precios accesibles, sobre todo los que se hacían acá en el Zulia. Pero, ahora, estos también están caros, y  no sabemos qué iremos a comprar para economizar y rendir la plata del bono de alimentación”, indicó Felipe Villalobos, habitante de Bella Vista.

Entre los alimentos que subieron abruptamente están también las proteínas como la carne y el pescado. Ambos rubros son producidos en la entidad.

Las carnes rojas suben casi semanalmente. La carne tipo “falda”, que se utiliza para la carne mechada, está entre 12.800 bolívares  y 13.000 bolívares; así como la carne molida que ronda por la misma línea de precios.

“El lomo de aguja, pareciera que utilizarán químicos importados, productos traídos desde el exterior para tratar la carne, porque cada vez está más costosa”, indicó Rubén Ochoa, comprador.

 

Sin embargo, los comerciantes argumentan que la carne en canal subió en la misma proporción que ellos la incrementan al consumidor final.

“No podemos vender a pérdida, y debemos tener por lo menos un 30% de ganancias, pero si mantenemos los precios sin ajustarlos de acuerdo a los incrementos que nos hacen en la carne en res no vale la pena mantener abierto el negocio”, señaló Carlos Suárez, encargado de una carnicería.

Otro rubro que es hecho en el Zulia es la leche. La presentación en polvo subió tanto que hoy se puede conseguir entre 20.000 bolívares y hasta Bs. 30.000. “La líquida, dependiendo de dónde la compres es más o menos costosa. Está entre 2.800 bolívares y hasta más de 4.000 bolívares, pero si son dos litros. Ya son pocos los que pueden consumir lácteos”, precisó Maritza Oquendo, habitante del sector Pueblo Nuevo.

Panorama

Te puede interesar

Compartir