Inicio > El pizarrón de Fran > Jaime García: El Chavismo sin Chávez, vive su mejor momento.

Jaime García: El Chavismo sin Chávez, vive su mejor momento.

Cuando el ex presidente Chávez irrumpió en 1992 en la vida democrática de los venezolanos, motivado a varios males sociales, en la que predominaba la corrupción voraz del erario público. Para ese entonces fue privado de libertad para realizarle el debido proceso de enjuiciamiento. Muchos compatriotas venezolanos que desconocían al comandante Chávez, se acercaron a su sitio de reclusión, algunos se solidarizaron y le apoyaron jurídicamente, legalmente y otro grupo con fines inconfesables e intrínsecos vieron en él un potencial presidente de Venezuela, lo cual significaba acceso a la renta petrolera, minera, pesquera, agrícola etc.

Indultado por el ex presidente Rafael Caldera, el comandante Chávez inicio su camino hacia Miraflores de manera democrática, trabajando duro por los caminos del país, llevando su ideal bolivariano y su proyecto de desarrollo de lo que él consideraba que la iniquidad de los venezolanos quedaría reducida y mitigada.

Al llegar al Poder, perentoriamente consulto a su fiel pueblo, sobre si querían una constituyente para reemplazar a la constitución de 1961. El sabio pueblo venezolano, democráticamente confió y respondió que si quería cambio de constitución, en un referéndum consultivo y luego aprobatorio dando una lección académica al mundo en materia democrática.

Esta Constitución de 1999, es un orgullo para los venezolanos, nació del más profundo sentir de la ciudadanía, abrasada a su comandante presidente. Pero  sistémicamente, nació con el germen de la auto destrucción.

Si, en efecto. La constitución de 1999, no le conviene a los manoseadores de la ubre de la renta petrolera y del erario público. Esa cupulita que usaron al comandante Chávez como portaaviones para  llegar a las más altas esferas del poder y que hoy están entorchados en un grupo, que algunos acuciosos periodistas por allá en el 2003, los denominaron “El Chavismo, sin Chávez”.

Este “Chavismo sin Chávez”, todo poderoso, no tiene ideología política, nunca creyeron en el comandante Chávez, son mercenarios, comerciantes, empresarios, acumuladores de riqueza fácil, embusteros muy hábiles, satanizadores de oficio; inmediatamente después de la muerte del presidente Chávez, han ejecutado una cacería de brujas contra los verdaderos y leales amigos del comandante eterno, esto se evidencia, desde las parroquias, municipios, regiones y en el poder central. Cada día, los verdaderos chavistas bolivarianos, desprendidos de lo material, creyentes de la filosofía ideológica del Comandante fallecido, pasan a engrosar la inmensa lista del ostracismo aplicada desde el 2013 hasta nuestros días.

El Chavismo, sin Chávez, realmente no le interesa el país, tampoco le interesa la calidad de vida de los venezolanos, porque si le interesara, ¿ Porque llevamos más de 3 años sin comida, ni medicinas,  desempleo brutal, inseguridad desbordada, corrupción desenfrenada y una descarada impunidad en cuanto a corrupción, matraqueo, peculado de uso, etc.?. En cambio la vida de esta cupulita es una copia del estilo de vida de los jeques árabes del medio oriente.

Definitivamente, el “Chavismo sin Chávez”, vive su mejor momento, el país es de ellos, hegemónicamente son dueños de Venezuela; con la propuesta y aprobación de la Asamblea Nacional Constituyente se consolidara el “Chavismo sin Chávez”. Nadie lo duda. De la Gestión del comandante Supremo solo quedara un espejismo caricaturesco desolado que un día sirvió de portaviones a esta elite egoísta, insensible e interpretadora de la Constitución a sus conveniencias mercantiles.

 

 

Te puede interesar

Compartir