Inicio > El pizarrón de Fran > Samark López se defiende de acusaciones de corrupción y narcotráfico

Samark López se defiende de acusaciones de corrupción y narcotráfico

Por años, Samark López Bello ha guardado silencio, aun cuando, como él mismo dice, ha visto cómo lo han ido convirtiendo en una grotesca “caricatura” de corrupción, compadrazgo y crimen en su Venezuela natal.

Como uno de los más importantes contratistas del gobierno, que alega haber manejado miles de millones de dólares en importaciones, López ha sido descrito por la prensa como un “enchufado”, uno de las personas con buenas conexiones políticas que se han hecho ricas en medio de una aplastante crisis económica.

López, quien tiene lazos de negocios en Miami, México, Barbados, etc., probó ser de cierta manera un blanco perfecto para la oposición. Su preferencia por mantenerse entre bambalinas significó que él permitió que las alegaciones en su contra se amontonaran sin que en ningún momento hiciera nada por refutarlas.

El  Nuevo Herald

Samark López desmintió nexos irregulares con el Estado venezolano

El empresario mostró certificaciones de contratos públicos y defendió legalidad de sus operaciones

El empresario venezolano Samark López Bello desmintió la serie de acusaciones difundidas en su contra por supuestos negocios ilícitos con empresas estatales del país.

En una entrevista con el diario estadounidense Nuevo Herald difundida este jueves, rechazó los señalamientos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, organismo que lo calificó en un informe como “testaferro” del vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami.

López aseguró que el alto funcionario es un amigo de su familia, sin relación con sus operaciones comerciales como importador para las industrias del petróleo y la construcción.

Luego de ocupar un cargo en el Departamento de Planificación del estado Mérida en el 2003, trabajó en la empresa Sidor, entonces propiedad de un conglomerado brasileño, argentino y mexicano, explicó.

Cinco años más tarde fue nacionalizada la empresa y López decidió creó su propia compañía, Yakima Trading, a través de la cual importó piezas para el sector público petrolero.

En ese período estableció su base de operaciones en Miami, Estados Unidos, así como una compañía de seguros en el sur de la Florida llamada PYP.

“Su compañía ha importado mercancías por valor de más de $2,000 millones durante la última década, y en un solo año él pagó personalmente impuestos personales en Venezuela por $100 millones en ingresos que fueron repatriados de cuentas en el extranjero”, recoge el Nuevo Herald.

El comerciante negó estar involucrado en inversiones irregulares para adquirir medios de comunicación privados. “Prácticamente me están diciendo el Ted Turner negro y calvo de Latinoamérica”, desestimó.

Por otra parte, mostró recibos, contratos y manifiestos de carga para respaldar la legitimidad del contrato público ganado en 2016 para importar 454 mil toneladas de harina de maíz y de trigo, como parte de la implementación de los Comité Locales De Abastecimiento y Producción (Clap).

“Nosotros ayudamos a resolver la crisis de la harina por la que estaba pasando el país”, afirmó.

Afirmó que las acusaciones de autoridades estadounidenses han paralizado sus actividades comerciales y que actualmente se muda junto a sus dos hijos a Venezuela, mientras defiende su inocencia ante tribunales del país norteamericano.

ÚN

Te puede interesar

Compartir