Inicio > El pizarrón de Fran > Agustín Blanco Muñoz: ¡Nos espera más tragedia!

Agustín Blanco Muñoz: ¡Nos espera más tragedia!

Luego de tres meses de violencia-confrontación, con un saldo cercano a los 100 muertos y miles de heridos y presos, la MUD, en Manifiesto del 03/07/17 leído por Julio Borges, llama al pueblo a decidir el camino a asumir “en esta encrucijada histórica”.

No tiene lógica que a estas alturas se llame al pueblo a un plebiscito el 16/07/17, para determinar si se rechaza la Constituyente y si se respalda la sustitución de los poderes públicos. Con el mandato que surja de esta consulta se irá “al levantamiento democrático en la totalidad del territorio venezolano.” Y este será “el inicio de la hora 0 nacional” para la “calle sin retorno” y la toma o asalto del poder.

¿Y de qué fuerzas se dispone para esa “hora cero” o batalla final? ¿Cuenta la MUD con una maquinaria con capacidad para enfrentar la oficialista? ¿Tiene conexión con alguna fracción militar?

Estamos frente a un poderoso gobierno militar que tiene una extensa y bien financiada maquinaria y unacobertura legal-civil. Del otro lado no se advierte el cómo y con qué enfrentar ese poderío.

Por esto, el plebiscito luce como otro ofrecimiento sin base. Más improvisación. Una actividad sobre la cual recaerá una alta represión y el redoble de los registros mortales.

La Constituyente avanza sin impedimentos. Se impondrá con un mínimo de 7 millones de votos, la mitad de inscritos en los Clap-carnet de la patria.

El CNE hará los aportes necesarios para legitimar e instrumentar el socialismo comunal, el partido único y la reestructuración de los poderes del Estado.

Los partidos políticos opositores quedarán sin legitimidad ni espacios legales y obligados a permanecer en la violencia a la que fueron llevados por el oficialismo y de la cual ahora no podrán devolverse. Pero la confrontación en el seno de la MUD aumentará. Ya hoy Ramos Allup, AD y otros se desmarcan del llamado a la tal “hora cero” y de los guerreros-resistencia que solicitan la declaración del “sin retorno”.

La fuerza dictatorial garantiza la imposición de la Constituyente para una supuesta paz que tape el cuadro de más tragedias que caracterizará la nueva etapa “pro-comunismo”. Sancho, a este ex país le esperan muchas más horas cero de sufrimientos Venecuba.

Te puede interesar