Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: ¿Constituyente no? ¡Constituyente sí! (19-07-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: ¿Constituyente no? ¡Constituyente sí! (19-07-2017)

Ya ha quedado dicho: las amenazas de Donald Trump atizan un aspecto de la Constituyente que ya estaba allí, por supuesto, pero que se ha redimensionado: su carácter antiimperialista, que deriva de esta impronta de la Revolución Bolivariana. Ese es el quid de la cuestión venezolana en el ámbito geopolítico: si nuestro Gobierno se entregara sumiso a los odiosos intereses e imposiciones del imperialismo a escala mundial, se le aceptaría cualquier evento que programara, como se hace, por ejemplo, con el régimen oprobioso de Arabia Saudita o con gobiernos reaccionarios  y criminales de América Latina, como el de México.

En realidad, las amenazas imperialistas expresas y descaradas, como esta que ha hecho el mal payaso multimillonario de Estados Unidos, suelen tener un efecto mágico en el pueblo venezolano. Pasó con el decreto Obama, que concitó más de 11 millones de firmas en su rechazo. Este será igualmente el efecto que tendrán las nuevas amenazas imperiales: nos reafirmarán a todos quienes estamos empeñados en la lucha por hacer realidad la Asamblea Nacional Constituyente, que ahora estamos más firmes, más decididos en ese empeño. Como dijo ayer el Presidente: ¿Constituyente no? ¡Constituyente sí! Pero además estamos seguros de que unos cuantos de quienes no estaban definidos o albergaban dudas en el apoyo a la Constituyente ahora lo estarán pensando, porque este es un pueblo de patriotas y la absoluta mayoría rechaza de manera categórica la intervención extranjera.

De todas formas, estas amenazas hay que tomárselas en serio, ya que provienen de un extremista ultra reaccionario que es capaz de todo. Inclusive, algunos hablan de que podría haber prontas sanciones que afecten, por ejemplo, las importaciones de petróleo venezolano a Estados Unidos. Eso no es fácil, no obstante, porque también se afectaría la economía estadounidense, en momentos en que tampoco están como para eso. Pero del orate de la Casa Blanca y su equipo de ricachones gorilas se puede esperar cualquier cosa.

Entretanto, Venezuela ha empezado a responder con la firmeza que caracteriza al chavismo en este tipo de asuntos, la misma que ha caracterizado a Cuba y le ha permitido permanecer incólume ante el asedio imperialista. Frente al fuerte, fuerza. El presidente Maduro ha convocado sin demora el Consejo de Defensa de la Nación (Codena). “He decidido activar el Consejo de Defensa de la Nación de acuerdo al 323 de la Constitución, para responder integralmente a la amenaza Imperial, escribió Maduro a través de su cuenta en Twitter. Y también: “La respuesta será muy firme, en defensa del Patrimonio histórico Anticolonial y Antiimperialista de nuestra Patria”. El Codena, según la Carta Magna, “es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico”. Así es que se gobierna.

Las amenazas de Trump están siendo acompañadas a lo interno por otras amenazas de sus sirvientes criollos. El defensor del Pueblo, Tarek William Saab, denunció ayer que la oposición está creando órganos paralelos a las estructuras del Estado, después de que el Parlamento contrarrevolucionario comenzara el proceso para designar “nuevos magistrados” del Tribunal Supremo de Justicia. Saab explicó que esa iniciativa de la Asamblea en desacato “Usurpa funciones de autoridades públicas y estimula la conformación de órganos paralelos a los establecidos por el Estado”. Este proceso usurpador forma parte de la intención expresa de la derecha de conformar un “gobierno de unidad nacional”, es decir un gobierno paralelo, lo cual es también expresión del guión intervencionista que ha aplicado el Imperio en otras latitudes. Muy probablemente el imperialismo tratará de combinar eventos de subversión interna y la manipulación mediática para más temprano que tarde comenzar a promover la legitimación y el reconocimiento internacional al “gobierno de unidad nacional”, para terminar de dividir al pueblo (“divide y vencerás”) y volver a esclavizarnos.            La pretensión de conformar un gobierno paralelo es acompañada de otras amenazas. Para hoy han convocado un “paro cívico” de 24 horas, que seguramente tratarán de imponer por la fuerza, con agresiones a comercios y a medios de transporte, trancas y plantones.

Igualmente, la derecha pro imperialista ha anunciado una supuesta “escalada definitiva” en las “protestas”, hacia una “Hora Cero”, para que desistamos de la elección de la Asamblea Constituyente. Todo indica que se van a quedar con los crespos hechos, aunque no por ello abandonarán la idea de sabotear el acto eleccionario. Pensamos que no están incapacidad de evitarlo, pero sí de mancharlo con la violencia para tratar de vender al mundo la idea de que el “pueblo” estaría en la calle contra esa elección. Y después de electos los constituyentes, seguirán empecinados contra la AN.

Así pues, nuestro camino es claro: enfocarnos en el éxito de la Constituyente, mantener al pueblo en la calle en defensa de la soberanía y garantizar el éxito el 30 de julio. Y todavía hay quienes dudan de la justeza de la Constituyente como desencadenante histórico de una nueva etapa de la Revolución Bolivariana. Ya está ocurriendo, tal como previmos en nuestro texto publicado en la Internet el pasado 24 de abril, y como lo estableció el presidente Maduro en su histórico discurso del 1° de mayo, cuando convocó al pueblo a Constituyente.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de