Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Seudogobierno impostor y Constituyente (20-07-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Seudogobierno impostor y Constituyente (20-07-2017)

En nuestro Análisis de ayer apuntamos, con referencia a declaraciones de Tarek Williams Saab, que “Este proceso usurpador forma parte de la intención expresa de la derecha de conformar un ‘gobierno de unidad nacional’, es decir un gobierno paralelo, lo cual es también expresión del guión intervencionista que ha aplicado el Imperio en otras latitudes”. Es ese el principal aspecto a destacar en cuanto a los anuncios hechos ayer por la derecha sobre la conformación de un seudogobierno impostor. Es otra herramienta dentro del plan establecido, y en pleno desarrollo, de ir creando las condiciones internas que faciliten el establecimiento de una situación de inestabilidad, ingobernabilidad e incluso de guerra civil, real o virtual, para justificar la intervención imperialista en cualquier modalidad.

En ese sentido, también afirmamos ayer que “Muy probablemente el imperialismo tratará de combinar eventos de subversión interna y la manipulación mediática para más temprano que tarde comenzar a promover la legitimación y el reconocimiento internacional al “gobierno de unidad nacional”, para terminar de dividir al pueblo (“divide y vencerás”) y volver a esclavizarnos”.

Por supuesto, el monstruo de Frankenstein creado por la derecha es un mamotreto que no puede ser llamado gobierno ¿gobierno sin Fuerza Armada, sin PDVSA, sin presupuesto nacional, sin control mayoritario del Estado (solo controlan la Asamblea Nacional y ahora la Fiscalía General de la República, ambas instituciones en situación de desacato)?

Una característica típica de la derecha es su doblez de intenciones. En un documento de la MUD supuestamente se descarta una “cacería de brujas” contra el chavismo, al delinear lo que sería su “brújula de gobierno”. En ese documento supuestamente se asume el “compromiso sagrado de respetar a quienes piensen políticamente distinto”, por lo que “nunca habrá retractación, discriminación ni persecución”. Por su parte, el fascista vicepresidente de la AN, Freddy Guevara, afirmó que “No viene una persecución ni cacería de brujas, pero tampoco se puede plantear que los violadores de derechos humanos van a estar libres”. Resulta chocante que quienes han organizado y ejecutado la violencia de los últimos tres meses, y avalado y justificado la quema de personas y el asesinato de civiles, militares y policías, se quieran prestar como pacíficas y conciliadores palomas que no han roto un plato.            Todo ese tipo de declaraciones forma parte de una oferta demagógica y engañosa, que será difundida ampliamente por la canalla mediática nacional e internacional, pero que en realidad está desprovista de cualquier propuesta concreta ni programa de gobierno que pueda ser analizada con seriedad. Es una carta de supuestas buenas intenciones de quien se guarda tras la espalda el puñal del neoliberalismo y la liquidación de los avances sociales alcanzados por la Revolución Bolivariana, y de la entronización, una vez más, de una élite política ansiosa de repartirse, como en el pasado, el botín de la riquezas nacionales mientras se somete al pueblo a la exclusión y la persecución.  Y, no lo olvidemos, sobre todo se trataría de volver a colocar a Venezuela bajo la tutela de los intereses geopolíticos del imperialismo, como ha ocurrido con Argentina y Brasil.

El anuncio del seudogobierno impostor  antecede al llamado “paro cívico” de hoy (que erróneamente ubicamos en el día de ayer), otra de las acciones preparatoria de una presunta “Hora Cero” que se anotaría dentro de la intención de evitar la Asamblea Nacional Constituyente. Ya se verá lo que predijimos ayer mismo: el fulano “paro cívico” tratará de ser impuesto por medio del terror, con amenazas y ataques a los comercios y al transporte público, y con trancazos y plantones.

El “paro cívico” parece ser la antesala, una especie de globo de ensayo, de otra amenaza adelantada por la derecha fascista, la de lanzar una huelga general indefinida. En ese sentido Márcela Máspero, presidente de la autodenominada “Unión de Trabajadores de Venezuela” y militante del movimiento terrorista Voluntad Popular, declaró que los trabajadores del país estarían “dispuestos a protagonizar una huelga general indefinida hasta que se restituya el hilo constitucional en Venezuela”.       Todas estas acciones de la derecha persiguen un objetivo inmediato: evitar la elección y la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente. Ante esa intención, tenemos que cuidarnos de caer en las trampas y distracciones que está instalando la contrarrevolución. Faltan solo diez días para los comicios constituyentes. De aquí a esa fecha, nuestro foco debe mantenerse: Constituyente en el desayuno, Constituyente en el almuerzo, Constituyente en la merienda, Constituyente en la cena.

Si nos mantenemos firmes en nuestro cometido, cosecharemos el fruto del gran trabajo que está haciendo la vanguardia social del pueblo en defensa y en ejecución de la Constituyente. Tenemos una base inconmovible, segura, de más de 5 millones de electores. Si persiste el huracán revolucionario que ha generado el histórico llamado a Constituyente, podremos superar con creces los seis millones de votos y la Constituyente arrancará con paso firme. Ya lo decíamos en nuestro Análisis de ayer: “… nuestro camino es claro: enfocarnos en el éxito de la Constituyente, mantener al pueblo en la calle en defensa de la soberanía y garantizar el éxito el 30 de julio”.

Te puede interesar