Inicio > El pizarrón de Fran > Giovanna De Michele: La espada del Libertador

Giovanna De Michele: La espada del Libertador

La réplica de la espada del Libertador Simón Bolívar es un elemento cargado de simbolismo para los venezolanos y todos los pueblos por él liberados. Representa el don de mando de quien recorrió buena parte de América Latina, forjando libertad y sembrando de un espíritu indomable las tierras que encontraba a su paso.

La historia reconoce que Bolívar dispuso de muchas espadas y sables; sin embargo, la que se identifica en Venezuela como la “Espada del Libertador” es la que fue forjada para el propio Libertador en Perú y entregada en sus manos en 1825, luego de la victoria de Junín y Ayacucho, también identificada como la “Espada del Perú”.

Además de su incalculable valor histórico, la pieza, que mide una vara y siete pulgadas de largo, se considera una verdadera obra de arte en la que destacan su fina orfebrería, los detalles de la vaina de oro de 18 quilates y las 1.374 piedras preciosas compuestas por diamantes, esmeraldas y rubíes que revisten su empuñadura, destacando emblemáticas figuras de relieve.

La hoja de acero grabada al estilo de damasco posee la siguiente inscripción: “Simón Bolívar: unión y libertad, año de 1825”, leyéndose en el anverso lo siguiente: “Libertador de Colombia y del Perú, Chungapoma me fecit en Lima”.

Sin embargo; a pesar de su significación histórica, sentimental y económica, la “Espada del Libertador” o “Espada del Perú” ha sido copiada sin control y obsequiada a personas como los presidentes Robert Mugabe de Zimbabue, Mahmoud Ahmadineyad de Irán, el creador de los fusiles AK-47 Mijaíl Kalashnikov, Muammar Gadaffi de Libia, y varios venezolanos afectos del Gobierno nacional.

Sin duda, la réplica de la espada del Libertador Simón Bolívar forma parte de la simbología de la nación, y como tal constituye elemento integral del cemento que une a los venezolanos. Su utilización con fines o motivaciones ideológicas degrada el valor de tan noble pieza y acelera el desdibujamiento de nuestra identidad nacional.

Preservemos el valor intangible de nuestros símbolos porque con ello fortalecemos nuestros valores y de esa manera nos consolidamos como nación.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de