Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: ANC: no se vayan, que esto se pone bueno  (31-07-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: ANC: no se vayan, que esto se pone bueno  (31-07-2017)

Alea jacta est. La Asamblea Nacional Constituyente ha sido electa con una votación numéricamente record para el chavismo: más de ocho millones de votos. Desde hoy, el país ha cambiado. Si bien la oposición, como era previsible, denuncia un fraude y habla de una abstención de más del 80%, en Venezuela los resultados legales los anuncia el CNE y no la MUD. De modo que la cosa es tal como iniciamos este Análisis, con un latinazo: la suerte está echada, habemus Constituyente.

Lo primero a destacar es la conciencia, la entereza, la valentía del pueblo revolucionario, que se sobrepuso a todas las dificultades para cumplirle a la Patria. Luego la gran fortaleza política y organizativa del chavismo. Como ya hemos dicho de una vez, esta extraordinaria fuerza política es con lejos la más importante de Venezuela. Además, es también una fortaleza institucional, lo que quedó demostrado una vez más con el papel que jugaron ayer las instituciones del Estado, de manera particularmente destacada el CNE y la FANB. Todos estos ingredientes, más el apoyo internacional de parte de gobiernos y movimientos progresistas del continente y del mundo -lo cual hace que los organismos internacionales que tratan de ser influenciados por el imperialismo, como la ONU y la OEA, se vean impedidos de actuar eficazmente contra Venezuela-  hacen que la Revolución Bolivariana sea, sin ninguna duda, un durísimo hueso de roer para el Imperio y sus aliados.

Ahora bien, las primeras reacciones de voceros y medios de la derecha auguran lo ardua que continuará siendo esta batalla. Se da un desconocimiento abierto del resultado electoral, de la victoria popular  y del extraordinario papel del pueblo el día de ayer, y se proyecta la violencia desatada por los terroristas y las bajas humanas que la misma produjo, achacándolas al Gobierno y vinculándolas con el evento electoral, con cuyo desarrollo específico no tuvieron nada que ver. Además, se destaca el no reconocimiento de la ANC por unos pocos países, que no llegan a veinte, todos alineados con el imperialismo, entre los cuales sobresalen algunos muy poderosos como el propio Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y Brasil. A estos se suman otros como España y el minoritario grupo del continente que acompaña a Almagro en sus aventuras contra Venezuela.

Por otro lado el presidente Maduro, en su discurso de celebración en el albor de la madrugada de hoy, advirtió de la lucha contra la impunidad que librará la Constituyente, anunciando, por ejemplo, el preaviso que se inicia para la Fiscal General de la República y asomando que la ANC llega para poner orden en el país.

No se dude en absoluto que viene más confrontación, no por culpa de la Constituyente, como algunos en la derecha quieren hacer ver, sino como consecuencia de la aguda lucha de clases que se libra en Venezuela, en la cual está en juego el tema del poder político. La derecha no se va a quedar quieta, aunque sin duda vienen reacomodos, cambios tácticos, nuevos deslindes de fuerzas y actores. La elección de ayer va a marcar en gran medida los acontecimientos del devenir inmediato..

La derecha ha anunciado que continuará con acciones de calle. Lo hace en medio de marcadas muestra de debilitamiento, lo que no quiere decir que esté liquidada.También se sabe que ha participado en conversaciones con el Gobierno y probablemente parte de ella ha de ser proclive a continuarlas, sobre todo porque el destino de las tácticas violentas es bastante dudoso y parece acercarse el momento que ya hemos visto antes, y que se está asomando ahora en medio de las acciones terroristas actuales: las aventuras violentas siempre han terminado haciendo daño a la derecha y fortaleciendo al chavismo. Pasó tras el golpe de Estado de abril de 2002, tras el sabotaje petrolero de 2002-2003, tras las guarimbas de 2014 y también ahora, dado el resultado de ayer. Otro asunto a tomar en cuenta es que la vanguardia social de la Revolución sale de esta con la moral por las nubes.

En pocos días se instalará la Asamblea Nacional Constituyente. Los representantes constituyentes (entre los cuales aun ignoramos si quedamos o no) tienen por delante una gran responsabilidad. El pueblo los ha apoyado y al mismo tiempo les ha dado un mandato supremo, pero igualmente ha puesto en sus manos parte importante del destino del país. El dilema de la Constituyente es el mismo que señalamos hace ya algunas semanas: se trata de un desencadénate histórico, pero aun no sabemos de qué. Pero ese es otro tema que no abordaremos hoy.

Entretanto, cerraremos con una apreciada frase de la que hemos echado mano más de una vez. Proviene del ámbito del beisbol y fue la marca de fábrica del célebre narrador de la pelota Buck Canel: no se vayan, que esto se pone bueno.

Te puede interesar

Compartir