Inicio > El pizarrón de Fran > Víctor Álvarez: Un gobierno de coalición

Víctor Álvarez: Un gobierno de coalición

La amenaza de Washington de suspender la compra de 700 mil barriles diarios de petróleo y la cercanía de los próximos pagos de la deuda externa se conjugan para presionar al Gobierno a replantear el diálogo político con miras a suspender o disolver la ANC una vez instalada, a fin de conjurar el inminente colapso que se le avecina. La pérdida del mercado estadounidense dejaría al Gobierno sin los ingresos que necesita para pagar la deuda externa. Si esto sucede, los acreedores demandarían a Pdvsa cuyos tanqueros y cuentas en el exterior serían embargados, cuestión que afectaría las operaciones de la compañía y haría más difícil la obtención de financiamiento externo, incluso en países como China, Rusia e Irán.

La ANC no le dará a Nicolás Maduro ningún poder adicional; todo lo contrario. Al ser un suprapoder, los poderes constituidos no podrán impedir las decisiones de la ANC. Quien la presida será de hecho el nuevo Presidente de la República. Por eso, la esperanza de vida de Maduro como presidente de la República es mayor si cancela la elección de los constituyentes. Si bien ello se traduciría en una derrota política frente a la oposición, neutralizaría a los rivales internos que pretenden desplazarlo del poder a través del control de la ANC.

Para facilitar una solución de consenso entre los factores moderados del oficialismo y oposición hay que comprender las divisiones internas del chavismo. Las fuerzas democráticas van mucho más allá de la MUD e incluyen a los factores del chavismo crítico y a los despolarizados. No se trata simplemente de dividir al adversario sino de saber identificar y unirse con estos factores que también defienden la Constitución del 1999.

El Gobierno solo cederá espacios de poder si un sector importante dentro del chavismo y la Fanb plantea con firmeza la necesidad de una coalición para evitar que se agrave la espiral de violencia. Este cruento escenario ahogaría en sangre al país y agravaría los problemas de escasez e inflación que han empobrecido a la población. Evitar ese desenlace exige al oficialismo y oposición que se abran a la posibilidad de un gobierno de coalición y así salvar la paz.

Lo peor para un país es estar liderado por una dirigencia política fanática, incapaz de darse cuenta del destino trágico al que están llevando al país. El sectarismo es el caldo de cultivo en el que se multiplican los fanáticos con los cuales no se puede dialogar, negociar ni mucho menos llegar a acuerdos. El sectarismo y el fanatismo han enfermado a buena parte de la dirigencia política que ha degenerado en personas delirantes, incapaces de reflexionar para deponer actitudes intransigentes que impiden que el país encuentre solución a la crisis.

Para que el país se reencuentre y reconcilie, los interlocutores de ambos lados tienen que ser otros muy distintos a los que hoy se odian y no pueden verse ni en pintura. Un pacto de gobernabilidad para la reconciliación nacional requiere grandeza humana, elevación espiritual y capacidad de perdón. Y un esfuerzo semejante, llamado a conjurar la amenaza de una guerra civil, no puede ser liderado por tramposos y resentidos, gobernados por el odio y afán de venganza.

La paz de la nación reclama un acuerdo básico entre los moderados del Psuv y de la MUD, sobre todo porque ninguna de estas fuerzas cuenta con el liderazgo para controlar la protesta social que se ha desbordado y no responde ya a los lineamientos de la MUD. Solo el cumplimiento de la agenda que quedó pendiente podrá darle credibilidad a una nueva etapa del proceso de diálogo que además del oficialismo, la oposición, incluya al chavismo crítico y a los despolarizados. Las fuerzas en pugna, en lugar de apostar por exterminarse, están llamadas a complementarse para superar la crisis política, reactivar la economía y desactivar la bomba de tiempo social, de tal forma que un nuevo gobierno electo en las urnas reciba un país gobernable.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »