Inicio > El pizarrón de Fran > BANDES emite deuda por Bs 2,7 billones

BANDES emite deuda por Bs 2,7 billones

El Gobierno continúa obteniendo bolívares a través de la venta de bonos a la banca. El Bandes, una de las entidades financieras en poder del Estado, emitió bonos por 2,7 billones y tiene previsto colocarlos por completo durante lo que resta del segundo semestre del año.

La firma Síntesis Financiera precisa en su informe El Tesorero que “la emisión está prevista a colocarse en seis actos, a razón de uno por mes, hasta el 28 de diciembre de este año. Los tres primeros actos fueron programados con 600 millardos cada uno, un cuarto con 350 millardos y los dos últimos con 300 millardos”.

El pasado 27 de julio Bandes colocó 550 millardos de los 600 que tenía previsto para esa fecha.

Los bonos devengan 10% de interés y vencen en 2022.

Cuando el Gobierno se endeuda a través de organismos públicos, como el Bandes, se considera que asume deuda de manera indirecta. Síntesis Financiera explica en su informe que “el endeudamiento indirecto, sólo con esta primera porción de Valores Financieros de Bandes no garantizados por la República, prácticamente ya iguala el endeudamiento bruto por vía directa e indirecta de todo el año pasado”.

Agrega que “al margen de la incertidumbre jurídica de este año, desde 2010 el Ejecutivo ha venido reduciendo el ritmo de endeudamiento directo y se ha apoyado más en títulos emitidos por otros entes públicos, garantizados o no por la República (…) esas emisiones han sido una vía para reducir los costos financieros para el Fisco, toda vez que los títulos de deuda directa tienen cupones notoriamente más elevados que los papeles emitidos por otros entes del sector público”.

Deuda directa

Pero la administración de Nicolás Maduro también reactivó el endeudamiento directo. El Ministerio de Finanzas reactivó la colocación de bonos y letras del tesoro y durante el tercer trimestre de este año los miércoles de cada semana subastará bonos de la deuda pública con vencimientos en 2034 y 2035, mientras que las letras los colocará cada martes.

En total el Gobierno colocaría bonos a través del Ministerio de Finanzas por el orden de 65 mil millones de bolívares, amparándose en la ley de endeudamiento que aprobó el Tribunal Supremo de Justicia.

En condiciones normales la Asamblea aprueba la Ley de Endeudamiento Anual que da piso legal a los decretos que permiten las colocaciones de bonos de la deuda pública y letras del tesoro. Pero el Gobierno, bajo el argumento de que la Asamblea está en desacato, presentó la Ley de Endeudamiento ante el Tribunal Supremo de Justicia.

La Asamblea Nacional ha señalado en reiteradas ocasiones que no reconocerá el endeudamiento que se origine a raíz de las aprobaciones del Tribunal Supremo de Justicia por considerar que ha sido despojada de sus facultades de manera fraudulenta.

 La carta

El pasado 20 de julio el presidente de la Asamblea Nacional, Julios Borges, envió una carta al presidente de la Asociación Bancaria, Arístides Maza Tirado, donde le advierte que las entidades financieras que compren bonos y letras del tesoro en las subastas que contempla realizar el Ministerio de Finanzas harán una transacción ilegal e invertirán el dinero en títulos que no serán reconocidos por la República.

Julio Borges señaló que “el Ejecutivo ha venido manejando las finanzas de la República al margen de la Constitución y las leyes, al punto de ni siquiera remitir un Proyecto Ley de Presupuesto ni la Ley de Endeudamiento ante la Asamblea Nacional para el año 2017”.

“Reiteramos que las subastas de bonos de deuda pública nacional DPN y Letras del Tesoro anunciados por la Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP) a través del Banco Central de Venezuela no han sido aprobados por la Asamblea Nacional de conformidad con el procedimiento establecido en la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público, y son nulas e inconstitucionales al violar los Artículos 187 y 312 de la Carta Magna”, agregó el presidente de la Asamblea Nacional.

Acto seguido afirmó: “Por lo tanto, por medio de la presente la Asamblea Nacional le reitera a la Asociación Bancaria de Venezuela y sus miembros que las subastas de DPN y Letras del Tesoro son nulas y no las reconocemos. Igualmente, le advertimos que si alguna de las instituciones afiliadas a la Asociación Bancaria de Venezuela decidiera adquirir estos instrumentos la República se negará a canjearlos por su valor moneda conforme a lo establecido en el Artículo 92 de la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público (LOAFSP), teniendo así la institución que asumir los daños y perjuicios que deriven de asumir dicha obligación”.

Poco efecto

La carta de Julio Borges no ha impedido que el Gobierno coloque los bonos y las letras que semanalmente está emitiendo el Ministerio de Finanzas. Las entidades financieras públicas, en caso de que las privadas se nieguen a adquirirlos, están en condiciones de comprarlos dado que la liquidez es abundante.

El sistema financiero cuenta con un excedente, sobre las reservas que obligatoriamente debe colocar en el Banco Central de Venezuela que equivale a 28% de los depósitos del público.

Notiminuto

Te puede interesar