Inicio > El pizarrón de Fran > Alfredo Salgado: ¿Solución política?

Alfredo Salgado: ¿Solución política?

No he leído los 8 volúmenes De La Guerra, de Karl Von Clausewitz. Voy más allá, confieso que no he leído ni uno solo de esos volúmenes, y peor aún, jamás he tenido en mis manos un solo volumen De La Guerra. Pero de faramellero que soy, no puedo perder la oportunidad de citar su tan manida frase: la guerra es la política hecha por otros medios. Con esto me basta a mí que lejos estoy  de ser experto en temas militares y de guerra, para entender que quienes desde su experticia se apresuraron a catalogar como Falso Positivo el paleo que en sus narices le hicieron de los jugueticos negociados con el pana Putin, se pelaron de cabo a rabo. En realidad es Falso que la operación no fue Positiva. Esa es la verdad verdadera.

Las caras de la logia escarlata, sus remedos de explicación, sus silbidos en la oscuridad, nos revela que estos señores estaban rascaos y con los pantalones abajo, cuando recibieron la visita de estos amigos que llevaron esos hierros prestados. De modo que también para nuestros próceres escarlata, esto fue Realmente Positivo.

El otro punto es pensar que esta escaramuza, que es mucho más que eso, no es un acto político. Si la política beligerante fue zampada en los cuarteles, no nos extrañemos cuando estos señores deciden hacer la política por otros medios. Nos guste o no, estemos de acuerdo o no, lo de hoy ¡Fue un hecho político! Y los políticos profesionales deben asumir como tal esta realidad.

Así como la guerra es demasiado importante para dejarla solo en manos de los militares (sigo con mis chuletas de libros no leídos), en este contexto en el cual tenemos un ambiente político contaminado por la acción de militares, policías, espías y malandros, la política vendría a ser demasiado importante para dejarla solo en manos de políticos muchas veces extraviados.

Los militares tienen serios problemas y no se podrán resolver sin la  participación de ellos. En fin de cuentas, sólo voluntariamente, unos señores tan bien apertrechados podrán volver a sus cuarteles a ocuparse únicamente de sus asuntos militares. Y eso será una decisión política devolver a los civiles el monopolio de la conducción política de la nación.

Como lo decía alguien muy inteligentemente, no hay que apoyarlos en público, pero que tampoco se apresuren a repudiarlos en público. Mira que calladito te ves más bonito Panchito.

Te puede interesar

Compartir