Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Derrotados política y militarmente (07-08-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Derrotados política y militarmente (07-08-2017)

El ataque al Fuerte Paramacay se suma al cúmulo de derrotas que ha sufrido la derecha extremista en Venezuela. Tal como dijo ayer el presidente Maduro, se trató de un acto de desesperación. Dado el éxito rotundo de la convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente, la derrota de las guarimbas terroristas, la minimización de las manifestaciones callejeras derechistas, la decisión de una importante representación de la oposición de participar en las elecciones regionales y, en fin, el triunfo de la paz, esa derecha extremista se lanza a una aventura sin sentido, tratando de prolongar la agonía política de un sector de la oposición fracasado, sin perspectivas y en desbandada.

De manera patética, pequeños grupos, unas pocas decenas de civiles idiotizados por el extremismo, salieron a respaldar a los “militares rebeldes”, en realidad paramilitares embarcados en esta intentona descabellada. Los grupúsculos opositores se reprodujeron en Altamira.

Por otra parte, elementos de la derecha, en un foro de hoy, hicieron apología del delito y celebraron el ataque terrorista. Atención, Constituyentes, ojo con esto, ya basta de impunidad, ya basta de instigación a la violencia, ya basta de estos canallas que pretenden ponerse por encima de la Constitución y del Estado. Por ejemplo, el presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Julio Borges, refirió que lo sucedido en Carabobo debe llevar al Gobierno a una “profunda reflexión”, pues a su juicio “es muy claro” que “la Fuerza Armada es un ejemplo de un país que quiere un cambio” ¿Cómo es la cosa? ¿Que este ataque terrorista es un ejemplo para Venezuela? ¿En qué país es permitido que alguien apoye públicamente a un grupo de delincuentes que ataca una instalación militar?

Algo parecido dijo el fracasado fascista Freddy Guevara, quien opinó que lo sucedido ayer refleja que el malestar de lo que pasa en el país “llegó a los cuarteles” ¿No es esto la justificación de un crimen contra el Estado, perpetrado con el uso y sustracción de armas de fuego? ¿Hasta cuándo van a estar estos sujetos actuando con su desenfreno y su descaro? También estuvo allí Henrique Capriles. Bien, esto es oro puro para la Comisión por la Verdad y la Justicia, presidida por Delcy Rodríguez. La justicia se hará sin duda, y que se preparen estos sujetos para pagar por sus crímenes.

Por cierto, entre los que asistieron a ese encuentro estaban Luisa Ortega Díaz, removida como fiscal general el pasado sábado por la Asamblea Nacional Constituyente, el diputado mepista Eustoquio Contreras y la ex Defensora del Pueblo Gabriela Ramírez. Lamentablemente, estos desubicados llegaron a donde iban: a hacerle bulto a la derecha fascista. ¡Ni los adecos estuvieron allí!

Pero estos no fueron los únicos que parecieron fuera de lugar. Otros ex chavistas, como los redactores de Aporrea.org, se dieron a ironizar exagerando la real importancia de los mini focos civiles derechistas e intentando desconocer los logros iniciales de la Constituyente: “La instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, en cuya elección no participó la oposición de derecha y tampoco fue respaldada por sectores del chavismo que discrepan con el gobierno, se ofreció al país como única garantía de la paz, la cual, luego de unos pocos días de tensa calma no parece haber llegado para los venezolanos, y que amenaza continuar precipitándonos en escenarios de agudización del conflicto político venezolano”. A estos aporreadores también se les ven las costuras.

Por supuesto, la canalla mediática internacional le hace igualmente propaganda al supuesto “alzamiento militar”. Todos fueron derrotados una vez más. Como dijo el Comandante General del Ejército, mayor general Jesús Suárez Chourio: “Hemos sido objeto de un ataque terrorista, paramilitar, mercenario contra la paz, pero nos encontraron unidos como un roble, y la canalla fue derrotada”.

Por otro lado, un comunicado emitido por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana señala que el ataque terrorista contra la 41° Brigada Blindada ubicada en el Fuerte Paramacay, fue ejecutado “por un grupo de delincuentes civiles, portando prendas militares, y un primer teniente en situación de deserción”, y también que “los sujetos capturados han confesado haber sido contratados en los estados Zulia, Lara y Yaracuy, por activistas de la extrema derecha venezolana en conexión con gobiernos extranjeros”  Este es el tipo de acción encubierta que está señalada en los manuales conspirativos imperialistas, aunque cuesta creer que el imperialismo esté detrás de esta pantomima de “acción bélica”. Pero es posible que sí, puesto que acaso se trata de una acción propagandística para tratar de enturbiar las victorias recientes de la Revolución y de la paz.

A decir verdad, a fin de cuentas no se trata precisamente de una muy buena propaganda para esta derecha derrotada, ya que se ha producido un nuevo triunfo de la Revolución, esta vez en el campo militar de manera directa. Esto hace ver a nuestro Gobierno más fuerte y victorioso todavía.

En el transcurso del día de ayer hubo pronunciamientos ambiguos por parte de voceros de la derecha. La MUD aseveró en un comunicado que “A falta de una investigación exhaustiva sobre lo ocurrido en el Fuerte Paramacay, insistimos en que el empeño de Nicolás Maduro y el pequeño grupo que lo acompaña de ejercer dictatorialmente el poder, refleja la división y el quiebre institucional que también ocurre dentro de la Fuerza Armada Nacional”, otra manera de justificar la acción terrorista, al tiempo que habla de la supuesta “falta de una investigación exhaustiva”, como si se tratara de un hecho ocurrido no hace solo algunas horas sino hace meses o años, una soberana estupidez.

Por supuesto, vendrán las investigaciones de rigor y esperamos que las mismas arrojen prontos resultados y que sean comunicados al pueblo. Igualmente que sean capturados, más temprano que tarde, los terroristas que se dieron a la fuga después del ataque, llevándose armas sustraídas del Fuerte.

La opositora Rocío San Miguel, presidenta de una ONG fantasma autodenominada “Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional”, puso en duda la veracidad del “alzamiento militar”: “El pronunciamiento del comandante en jefe de la FAN, rodeado del Alto Mando Militar, es precisamente para demostrar espíritu de cohesión… Si tantas veces se han manifestado el alto mando por cuestiones sin importancia, la pregunta es por qué hoy no lo hicieron… Es cuesta arriba creer que haya habido un pronunciamiento militar… Esto no suena razonable, suena poco creíble”. La agente enemiga dijo esto casi al mismo tiempo en que se reunía el Presidente… ¡con el Alto Mando Militar!

En todo caso, aquí seguimos con la Constituyente, flamantemente instalada el pasado viernes. Está venciendo Venezuela, está venciendo la paz. Allá ellos con su torpeza y sus desvaríos. Favor que nos hacen.

Te puede interesar

Compartir