Inicio > Opinión > Luis Fuenmayor Toro: El régimen inicia su descarado ventajismo

Luis Fuenmayor Toro: El régimen inicia su descarado ventajismo

Lo habíamos señalado, mejor dicho: denunciado. El régimen dictatorial del siglo XXI de Nicolás Maduro ya inicio su arremetida intimidatoria contra sus opositores, principalmente contra la MUD, por ser esta quien lo puede derrotar en las elecciones de gobernadores de diciembre venidero. Pone en práctica de nuevo la inscripción inicial electrónica, suerte de preinscripción a través de una página web, para lo cual da solamente dos días, lo cual no afecta al PSUV ni a sus aliados, quienes ya estaban enterados del mecanismo, no tienen que ponerse de acuerdo en nada, pues el Presidente lo decide todo como lo hizo con la Constituyente, y tienen asegurada su inscripción incluso si no lo hicieran en el lapso señalado. Sólo 12 horas antes del inicio del lapso de preinscripción se informa cuáles son los partidos con derecho a efectuar postulaciones. Han tenido meses para hacerlo, pero no, deciden mantener en ascuas a los partidos, que pocas horas antes de tener la obligación de inscribir candidatos no sabían si serian reconocidos para ello.

Durante los meses anteriores, habían sometido a las organizaciones políticas a unos requisitos claramente contrarios al mandato constitucional de garantizar la participación protagónica de la gente. Obligaron a que los respaldos necesarios para la legitimación partidista, tuvieran que hacerlos directamente las personas en los locales regionales del CNE y en solo dos días de un fin de semana. Fueron muchas las organizaciones partidarias que desaparecieron, al no poder cumplir con el requisito de tener que movilizar al 0,5 por ciento del padrón electoral de los estados, lo cual muchas veces significaba decenas de miles de personas. Los partidos de sus aliados en cambio gozaron de la ayuda financiera para efectuar estas movilizaciones y, a última hora, el CNE decidió autorizar a varias organizaciones amigas del gobierno, que no pudieron legitimarse cuando les correspondía; incluso, partidos que ni siquiera hicieron el intento de presentar a sus firmantes.

De la lista de 22 partidos aprobados, hay por lo menos cuatro que no se habían legitimado, pero que por obra y gracia del CNE y del dedo justiciero y democrático del Presidente obrero aparecieron como autorizados. El ventajismo ha sido grosero y muchas veces humillante. Pero estas son nimiedades en relación a las cosas que están por verse. Ya el CNE, de manera totalmente ilegal, decidió que la MUD no puede postular en siete estados, entre los que están nada menos que Zulia, Carabobo, Aragua y Bolívar, claramente contrarios al régimen. Y excusa, que no razón, es que en esos estados hay unos juicios que se están desarrollando desde el año pasado. ¿Unos juicios? ¿De qué tipo? Y sin sentencias se toma esta decisión. ¿Entonces cualquiera entabla una querella contra un militante de un partido y por ese solo hecho se inhabilita al partido para participar electoralmente? Una violación de carácter delictivo más a la cuenta de las rectoras. Vendrán más sorpresas. Electoralmente están perdidos y lo saben.

Te puede interesar

Compartir