Inicio > El pizarrón de Fran > Presión del dinero explota en manos del Gobierno

Presión del dinero explota en manos del Gobierno

Alertan que persiste la emisión de dinero “sin respado financiero”.

El efecto boomerang de tener más dinero sin respaldo se mide en diversas direcciones. En primer orden está la venta de petróleo con una reducción de producción y precios que permanecen en bandas por debajo de 40 dólares el barril, lo que aleja los ingresos presupuestados

Mientras la inflación sigue el camino revolucionario, acelerado el paso por los precios de bienes y servicios en siete meses a 248,6 por ciento, el Gobierno, en su afán por tapar huecos fiscales y demostrar que la recaudación de impuestos permitiría mayores ingresos -para asegurar el presupuesto de 2017- persiste en la emisión de dinero “sin respaldo financiero”.

Armando Urdaneta, economista, explica que existen saltos alarmantes entre mayo y junio en el reporte de la liquidez monetaria. Coiniciden en los meses de aumento de salario, cestatique y la presión del dólar no oficial. “La liquidez en 2016 estaba en 10 millones de bolívares y a finales de julio de este año está a 27 billones”.

El efecto boomerang de tener más dinero sin respaldo se mide en diversas direcciones. En primer orden está la venta de petróleo con una reducción de producción y precios que permanecen en bandas por debajo de 40 dólares el barril, lo que aleja los ingresos presupuestados.

La balanza, vía beneficios petroleros en dólares, limita la disponibilidad de divisas para responder la necesidad de las industrias productoras y sectores primarios de bienes importados esenciales. El escenario llega a recrudecer las demandas de productos ya escasos desde 2013, año en el que la inflación saltó de 20,1 por ciento a 56,2. Y el PIB retrocedió de 5,6 a 1,3 por ciento con respecto al 2012.

Urdaneta precisa que “lo que no pudieron cubrir” con los ingresos, está presente con la “monetización del déficit fiscal. Hay un hueco fiscal que lo cubre vía emisión de dinero del Banco Central de Venezuela”. Lo que genera presión en la población que demanda bienes y una espiral inflacionaria.

Para desahogar esa variación de precios el Gobierno se escuda en los incrementos salariales. En enero autorizó ajustar 50 por ciento, el salario básico se situó en 40 mil 638,15; en mayo decretó alza de 60 por ciento más, Bs. 65 mil 21, y a julio 50 por ciento, quedando en 97 mil 531,56 bolívares.

Liquidez monetaria

Aumentó 9,46 % en la última semana de julio al pasar de 22,47 billones a 27,22 billones de bolívares, reportó Reuters.

Inflación (AN)

Mayo 127,8 %

Junio 176 %

Julio 248,6 %

Dicom

Undécima subasta marca retroceso en adjudicación al reportarse monto de 24,2 millones de dólares, luego de otorgar un tope de 32 millones en la novena operación.

La Verdad

Te puede interesar

Compartir