Inicio > El pizarrón de Fran > Zulianos se ‘refugian’ en los dólares, oro y plata

Zulianos se ‘refugian’ en los dólares, oro y plata

La alta inflación —proyectada en más del 1.000% para este año—, la “locura” desatada por los precios, a causa del “paralelo” y la devaluación de la moneda nacional (con el incremento del Dicom) está llevando a los zulianos a refugiarse en otros activos que se revalorizan con el tiempo, tales como dólares, euros, pesos (colombianos), oro, plata, carros o apartamentos.

Actualmente, la crisis sigue distorsionando la economía local. En las últimas semanas, en Maracaibo y otras zonas del estado se va visto un incremento de carteles de “se vende” o “se compran” carros e, incluso, apartamentos en dólares. Propietarios buscan con esto proteger los ahorros que poseen en moneda nacional.

Así lo aseguró José Ferreira, ingeniero de 40 años, quien colocó en venta su automóvil. La unidad tiene escrito en su parabrisas la cifra de “15.000 dólares”. “Lo hago porque necesito proteger el dinero que tengo ahorrado. Lamentablemente el bolívar cada día vale menos y por eso necesito tener los ingresos en moneda extranjera, sean en dólares, euros o pesos colombianos. Muchas personas están haciendo lo mismo porque se van del país”, opinó.

Durante un recorrido se constató que “un gramo” del metal amarillo, en Maracaibo, cuesta entre 350.000 y 400.000 bolívares, dependiendo del kilate de la pieza. Los expertos en el ramo afirmaron que “se ha notado en los últimos días un incremento de personas vendiendo piezas de oro”.

“También se está viendo mucho movimiento en las compras de anillos, zarcillos y cadenas, a pesar que el gramo está bastante caro. Los compradores saben que si hoy gastas un millón de bolívares en oro, en dos meses tu inversión estará triplicada”, dijo el dueño de una casa de empeños ubicada en las inmediaciones de la avenida  Delicias con calle 72.

Otros también aprovechan el viaje de un amigo o familiar al extranjero para vender sus “joyas” más preciadas con el fin de obtener dólares o euros y de esta manera invertir dichos ingresos en carros, apartamentos o artículos de línea blanca o marrón.

“Tengo una tía que dentro de una semana se va para Estados Unidos y ya le entregué mi anillo de graduación y dos pulseras de oro. Lo que espero es que allá las pueda vender a buen precio y me dé los dólares que tanto necesito. Lo que consiga lo invertiré para comprar un apartamento (…) porque con mi sueldo en bolívares es imposible reunir la exorbitante cantidad de dinero que acá piden los dueños”, relató Ana María Martínez, empresaria del sector inmobiliario.

El economista José Grasso Vecchio, y presidente de Consultores ICG, ha recomendado —en reiteradas oportunidades— buscar inversiones  “seguras y  rentables”. En sus artículos, el experto propone, en vez de comprar divisas en mercados ilícitos, adquirir inmuebles u otros activos, tales como línea blanca o marrón, artefactos tecnológicos.

“Lo que sucede, es que al comprar un activo, se está protegiendo de la inflación, ya que con el tiempo, el precio del activo adquirido se va revalorizando. Diversifique su inversión, esto es, trate de no colocar todo su dinero en un mismo instrumento o institución”, señaló, recientemente.

El economista caraqueño, Marco Alejandro Jiménez, aseguró a PANORAMA que “está pasando este fenómeno porque las personas se están refugiando es activos revalorizados, esto se da en países con economías y sistemas cambiarios muy inestables. La misma crisis está llevando a los ciudadanos a desprenderse de sus ahorros en bolívares para obtener objetos muchos más valiosos y así incrementar sus finanzas a futuro. La gente está dispuesta a pagar cualquier precio por hacerse de una moneda extranjera y eso es peligroso”.

Recordó el experto en materia económica que “en Venezuela está prohibido que particulares vendan inmuebles o vehículos en dólares u otra moneda extranjera. Igual las transacciones e intercambio de bienes en divisa extranjera, eso está penado por la ley porque la moneda de circulación legal es el bolívar”.

“Le recomiendo a las personas tener sumo cuidado al tratar de adquirir moneda estadounidense, colombiana o europea porque existen mafias dedicadas a la falsificación de dichas piezas y se puede ser víctima de un fraude. Con el oro y la plata sucede  lo mismo (…) se usan otros metales parecidos que pueden alterar su pureza. En una mala compra se pueden perder los ahorros de toda una vida”, comentó Jiménez.

Panorama

Te puede interesar

Compartir