Inicio > El pizarrón de Fran > Fiscalía investiga masacre de 37 personas durante requisa en cárcel de Puerto Ayacucho, Estado Amazonas

Fiscalía investiga masacre de 37 personas durante requisa en cárcel de Puerto Ayacucho, Estado Amazonas

El Ministerio Público designó este miércoles a dos fiscales, uno en el área de derechos fundamentales y otro encargado en el área de delitos comunes, para investigar la muerte de 37 personas, hecho ocurrido en un centro de detención judicial en Amazonas.

La información la dio a conocer el ente a través de su cuenta en Twitter, en la que se detalló que durante los hechos, resultaron heridos 14 funcionarios.

De acuerdo a un mensaje en la red social del MP, “los decesos ocurrieron durante (una) toma de Centro de Detención Judicial de Amazonas”.

El hecho había sido denunciado más temprano por el gobernador de Amazonas, Liborio Guarulla.

Panorama

Fuerzas estatales masacran a 37 presos en cárcel de Amazonas

 Hicieron falta patólogos de Apure y de Caracas para comenzar las autopsias.

Una requisa del Ministerio de Interior y Justicia al Centro de Reclusión Judicial de Puerto Ayacucho acabó con la vida del 35 por ciento de la población penal. Las versiones oficiales pretenden minimizar el hecho catalogándolo como un caso de “resistencia a la autoridad” que produjo los “decesos” (como los tildó el Ministerio Público de Tarek William Saab), cuando en realidad la matanza confirma, una vez más, el empeñado carácter violatorio de derechos humanos y las actuaciones plagadas de irregularidades de la dictadura.

La dictadura de Nicolás Maduro anota otra masacre en su prontuario. Una requisa, por parte del Ministerio del Poder Popular de Relaciones Interiores y Justicia (Mpprij) en el Centro de Reclusión Judicial del estado Amazonas, en Puerto Ayacucho, terminó con 37 presos asesinados.

El primero en informar al respecto fue el gobernador del estado Amazonas, Liborio Guarulla. En su cuenta de Twitter@LiborioGuarulla, informó que una “comisión especial” del Ministerio del Poder Popular de Relaciones Interiores y Justicia fue la responsable de las muertes.

Luego, por vía telefónica, señaló la presunción de que fue una comisión mixta del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Un comunicado de la Región de Defensa Integral Guayana apunta, además, a la participación de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Es ese mismo comunicado el que sentencia la causa de la masacre: resistencia a la autoridad. “En momentos que funcionarios se disponían a ingresar, se originó un intercambio de disparos resultando seis funcionarios heridos y 37 privados de libertad abatidos”.

La GNB reprimió a las familias de los presos que se acercaron al retén

Dudas

La requisa comenzó a las 11:00 de la noche del martes. Los comunicados no especifican el número de funcionarios que entraron en la cárcel.

Guarulla afirma que, más que simple requisa, “fue una toma ejecutada a sangre y fuego”. La conclusión está exenta de ser calificada como exageración si se considera, entonces, que fue aniquilado el 35 por ciento de la población carcelaria.

“Había 105 detenidos. Y hay 37 cadáveres de lo que, en principio, fue una requisa para desarmar a la población detenida”.

Hasta la noche del miércoles, los cadáveres estaban apilados en la morgue del Hospital José Gregorio Hernández, en Puerto Ayacucho. Varias familias del estado Amazonas se agolparon en la puerta para esperar las autopsias y saber, a fin de cuentas, si alguno de sus allegados estaba entre las víctimas. Entre los asesinados por las fuerzas de la dictadura.

Prevalece la opacidad

La Defensoría del Pueblo del estado Amazonas también confirmó, aunque prefirió hablar sobre 37 desaparecidos.El Ministerio Público confirmó a través de su cuenta de Twitter lo ocurrido. Aunque calificó el hecho como “decesos que ocurrieron durante la toma del Centro de Detención Judicial”.

El gobernador Liborio Guarulla resaltó, además, que una comisión de patólogos de Caracas y del estado Apure está en Puerto Ayacucho para las autopsias.

El director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, resaltó la dificultad, debido a la poca transparencia en torno del caso, que tuvieron los observadores para precisar los datos sobre la masacre.

El 35 % de la población penal fue aniquilada

¿Quién responde? 

Fue justamente el Observatorio Venezolano de Prisiones el que en marzo exigió al entonces defensor del Pueblo, Tarek William Saab (hoy designado fiscal general de la República por la asamblea constituyente de la dictadura madurista), posiciones firmes sobre la crisis carcelaria, a propósito del hallazgo de una fosa común en la Penitenciaría General de Venezuela.

“El Estado por mandato constitucional es responsable de la vida de las personas privadas de libertad. No puede pretender descargar lo acontecido como un asunto entre internos”, recordó. Por cierto, el defensor no respondió al comunicado.¿Cómo se tradujo la exigencia? En la necesidad de frenar las desapariciones forzosas de los presos, cuyas vidas son responsabilidad exclusiva del Estado venezolano.

Tres meses después, la ONG Acceso a la Justicia recordó el aumento de la criminalidad dentro de las cárceles debido al hacinamiento, derivado del retardo procesal.

No se trata, por tanto, de un hecho aislado en el que unos reclusos se opusieron a una requisa. Se trata, sí, de una política del crimen fomentada desde la permisividad de un Estado fallido (y, por tanto, ineficaz), hoy convertido en dictadura.

Correo del Orinoco

Masacre en la cárcel

En un enfrentamiento mataron a 37 reclusos e hirieron a 14 funcionarios en el Centro de Detención Judicial de Amazonas. El Gobierno no emitió su versión. Desde hace cinco meses estaban cerrados las inmediciaciones del penal. La toma de los cuerpos de seguridad inició el pasado martes a las 11.00 de la noche

125666b

En un enfrentamiento mataron a 37 reclusos e hirieron a 14 funcionarios en el Centro de Detención Judicial de Amazonas. El Gobierno no emitió su versión

Con tiros, de armas largas y cortas, y granadas, el Gobierno y los reclusos se disputaron, el pasado martes en la noche, el Centro de Detención Judicial de Puerto Ayacucho, en Amazonas. Ayer al amanecer se contabilizaban 37 muertos y 14 funcionarios heridos. El Ministerio de Asuntos Penitenciarios no se pronunció por la matanza. El deceso de todos los internos se investiga como una resistencia a la autoridad.

Liborio Guarulla, gobernador del estado Amazona, hizo público el enfrentamiento a través de las redes social. No tenía precisión del número de víctimas, pero aseguró en su cuenta en Twitter: “Más 35 cadáveres dejó la toma de este centro penitenciario, por parte de la Unidad Especial del Ministerio de Relaciones, Interiores, Justicia y Paz”.

Unas 10 horas se prolongó la balacera en las instalaciones. Los vecinos y los familiares de los internos comentaron a El Pitazo que empezaron a escuchar a las 11.00 de la noche del pasado martes las detonaciones y ayer al mediodía se escuchaban esporádicamente.

Entre los reos muertos se encuentran Razón Quintana, Varón Rondón, Érik Pino Morales, Roberto Martínez, pram; Lroniger Guaruya, Miguel Lara Christian Lara y Jimui Gutiérrez. El resto permanece sin identificar. Entre los funcionarios heridos están: Derbis Colmenares, capitán de la Guardia Nacional; el sargento Enyer Emilio, José Morales y los oficiales de la Policía Nacional Bolivariana: Herjanio Velázquez, Otivir Álvarez, José Guerra y David Sánchez. Todos están fuera de peligro.

Los militares tuvieron que reforzar la seguridad externa en el Hospital José Gregorio Hernández. Los familiares abarrotaron las inmediaciones, pero pudieron entrar a reconocer a los muertos a buscar entre los heridos a sus parientes.

En la operación dentro del penal participaron el Sebin, PNB, la GN y la Policía científica. Algunos oficiales comentaron que en una primera inspección encontraron “granadas, fusiles AK47 y de asalto, y un fuerte arsenal”.

Operación

Desde hace cinco meses se interrumpió el libre tránsito cerca del penal. La Guardia Nacional instaló en abril carpas y puntos de control por la avenida principal Orinoco. Impedían el paso directo, incluso, hacia el aeropuerto Cacique Aramare y la comunidad de San Enrique, reseñó El Pitazo.

La Verdad

Te puede interesar