Inicio > El pizarrón de Fran > Luis Martínez: En dos platos comienza a renacer

Luis Martínez: En dos platos comienza a renacer

Nada sorpresiva la última decisión tomada por la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, al asumir poderes de la legitima Asamblea Nacional que fue elegida mayoritariamente por el pueblo venezolano. Esa decisión es la misma que aplicó el TSJ a principio de año y luego tuvieron que echar para atrás. Es el mismo esquema de desacato que aplicaron cuando la oposición venezolana gano las dos terceras partes de la AN y develo la fragilidad de un gobierno que ya no tiene apoyo popular y que pretende mantenerse en el poder a través del fraude, la represión y la impunidad.

El gobierno con esta puesta en escena de la ANC lo que hizo fue tensar aún más la cuerda que ahoga su sobrevivencia como proyecto político. Ya el descredito internacional es evidente e internamente atenta con la posibilidad de que puedan obtener alguna gobernación en las próximas elecciones regionales. La redefinición estratégica de la mayoría opositora de minimizar el foquismo como lucha política le quito el nutriente fundamental que ”justificaba” la represión del régimen, pero no solo eso, dio coherencia al discurso enarbolado todo este tiempo por la Mud de que la lucha debia ser pacifica, constitucional y electoral. Mantenerse bajo esa estrategia deja desnudo al gobierno y lo lleva a cometer errores garrafales como el que acaban de cometer con la espuria ANC.

Hoy las posibilidades de los factores democráticos en las elecciones regionales llegan a su máximo de popularidad. Todas las encuestas hablan de mínimo 18 gobernaciones y un máximo de 23. El gobierno maneja esos números. El juego se le tranca y el discurso se le agota. Para muchos venezolanos sus esperanzas están puestas en salir de la crisis política mediante un proceso electoral pacifico que genere condiciones de estabilidad e impulse una rápida solución económica y productiva; así como una reinstitucionalización de las estructuras del estado venezolano que acabe con la impunidad que impera actualmente. Ese deseo es posible siempre y cuando factores dentro del Psuv entiendan y activen en función de viabilizar una transición que pueda sostener su futuro político. El otro camino que hasta ahora es el que prevalece dentro de sus filas, es el de la violencia institucional y represiva que ha hecho de este gobierno un régimen autocrático bellaco y vil.

Los factores democráticos tienen la oportunidad histórica de reivindicar la democracia venezolana. Las elecciones con su vigilante participación, son la garantía del tránsito hacia un cambio de gobierno que permita tomar la autopista del progreso en el menor tiempo posible. Que sea el gobierno el que salte el marco constitucional y quien cometa los errores políticos. Los factores democráticos en cualquiera de los escenarios, previo, durante o posterior a las elecciones de gobernadores, siempre ganara, aunque el gobierno patee la mesa y pretenda interrumpir el camino hacia el triunfo en cualquiera de esos escenarios. La debilidad del gobierno se evidencia. La fortaleza de los factores democráticos va creciendo y la esperanza del pueblo venezolano comienza a renacer.

Te puede interesar

Compartir