Inicio > El pizarrón de Fran > Guillermo García N.: ¡Se lo advertí!

Guillermo García N.: ¡Se lo advertí!

Hoy, mi artículo del 29/12/2016 tiene mayor pertinencia, aconsejaba lo siguiente:

“Sin duda 2017 será en mi opinión, un año muy complicado.  No muy diferente al recién finalizado 2016. El país seguirá  presentando una situación complicada desde el punto de vista económico, político y social, como de un clima de negocios adverso, donde la poca seguridad jurídica para las empresas y reglas cambiantes del juego económico, ofrecen muy poco incentivo para la inversión creciente y de nuevos emprendimientos. Un entorno hiperinflacionario que llevara al límite de sobrevivencia tanto a las empresas como a los ciudadanos. En consecuencia ¿qué podemos hacer para proteger nuestras empresas, bienes y patrimonio en 2017?

Desde hace ya bastante tiempo recomendé la diversificación de los negocios e inversiones  en el exterior como un elemento que debía ser considerado seriamente para reducir riesgos, como de formas para poder preservar lo que se tiene y obtener mejores rentabilidades de lo que se posee o genera, así como la relación óptima entre riesgo y rendimiento que debe ser fundamental. Hoy mi recomendación para 2017 se hace evidente, necesaria  y acertada.

Establecer filial  de su compañía en el exterior o invertir en una franquicia. El establecimiento de filial en otros países, particularmente en Latinoamérica puede ser una alternativa. Casi todos los países tienen organizaciones de promoción de inversiones que le pueden asesorar y brindar información  relevante de sectores e industrias, estadísticas del mercado y marco legal, regulatorio, negocios y fiscal de la industria o servicio  donde se desarrolla su empresa. Las franquicias pueden ser una muy buena alternativa de negocios para establecerse en el exterior. Igualmente existen organizaciones que brindan información especializada en el área. El formato de franquicia es la forma de menor riesgo para iniciar un emprendimiento de negocios en el extranjero. Las Cámaras de Comercio de los países y localidades, son organizaciones que le pueden ayudar y guiar en estas primeras evaluaciones. El tema financiero y de inversión es muy importante, busque los profesionales adecuados con la experiencia y conocimientos del mercado que le permita el mejor aprovechamiento de su dinero y del establecimiento de relaciones bancarias, financieras y de inversión más adecuadas y provechosas.

La posibilidad que brinda diversificar estableciendo operaciones en otros países, también se convierte actualmente y en el 2017 mucho más, en una forma de poder preservar y mantener operativas y a flote las empresas en Venezuela, ya que la generación de divisas de las operaciones en el extranjero, con el actual tipo de cambio del Dicom, hace que se obtengan mayor cantidad de bolívares que permitirían sostener las operaciones o negocios en Venezuela por un mayor tiempo y en espera de mejores momentos.

“Plan B” para los constructores. Ciudades como Bogotá; Medellín; Cartagena (Colombia); Punta del Este (Uruguay) Lima (Perú);  Argentina, Aruba; Miami y alrededores; NYC; Boston; Detroit (USA) Madrid, Barcelona (España), presentan excelentes oportunidades para el desarrollo, remodelación y promoción de proyectos inmobiliarios en las áreas residenciales, hoteleras, comerciales y de oficina, que pueden ser desarrollados en asociación con constructores de trayectoria y experiencia en esos países. En el caso de Colombia, el crecimiento y revalorización en los últimos años ha sido muy bueno, y los planes de desarrollo que se llevan a cabo actualmente y en el futuro, permiten  proyectar un crecimiento y desarrollo muy interesante y de buen porvenir y rentabilidad para los próximos años. En el área de construcción de  infraestructura, se espera que en el 2017 sea el motor de crecimiento en Colombia. Las Asociaciones Público-Privadas  (APP) se proyectan como el esquema dinamizador de las grandes obras 4G en Colombia y donde las grandes constructoras venezolanas podrían participar en consorcios con empresas constructoras colombianas e  internacionales.

En el caso de las personas naturales, la inversión inmobiliaria en el exterior puede ser el primer paso. En mi opinión la inversión en inmuebles en el exterior se convierte en una alternativa muy interesante de evaluar e invertir actualmente, no solo en residencias, sino en inmuebles comerciales y de oficina. Existen actualmente vehículos de inversión a través de la figura del crowdfunding, o financiamiento colectivo que está dando paso a la participación democrática en la inversión inmobiliaria. Mediante esta figura de inversión, los pequeños y medianos inversionistas ahora sí pueden participar de inversiones en grandes activos inmobiliarios como hoteles y locales comerciales que generan un retorno de inversión mucho más elevado y con mayor porcentaje de revalorización que la inversión en inmuebles residenciales.

Explore sus posibilidades de negocios, pierda el miedo a diversificar sus inversiones y saque el mejor provecho a sus dólares, conocimiento y experiencia.

Te puede interesar