Inicio > El pizarrón de Fran > Torino Capital: Las sanciones estadounidenses impiden reestructurar deuda venezolana

Torino Capital: Las sanciones estadounidenses impiden reestructurar deuda venezolana

Economistas señalan que se verá afectado tanto el flujo de caja de Pdvsa, como el de la República 

Las sanciones dictadas a través de una Orden Ejecutiva firmada este jueves por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “hacen que sea extremadamente difícil para Venezuela o Pdvsa obtener financiamiento nuevo al prohibir que cualquier entidad de ese país participe en operaciones destinadas a proveer nuevos fondos. Esto genera que una reestructuración de la deuda venezolana sea casi imposible”.

Así lo refleja un informe especial de la firma Torino Capital donde se explica que la referida restricción impide que EEUU acepte los bonos que se emitirían en un posible canje y además limitan la capacidad del país para obtener fondos a través de pagos de dividendos de Citgo o usar la empresa como garantía para futuras financiaciones nacionales.

Al referirse a las excepciones, destaca que incluyen las transacciones necesarias para cerrar los contratos ya firmados durante un período de 30 días, la nueva deuda emitida por Citgo y la nueva deuda relacionada con importaciones de alimentos, insumos agrícolas, medicamentos y dispositivos médicos procedentes de los EEUU.

Por otra parte, resalta el referido documento que la provisión para operaciones a corto plazo de hasta 90 días para Pdvsa y hasta 30 días para la República tiene como finalidad permitir que el financiamiento comercial de la principal industria del país e importaciones gubernamentales de los EEUU continúe. “A falta de este subsidio, la Orden habría restringido a la petrolera y a Venezuela el pago de sus importaciones procedentes de ese país en efectivo y, por lo tanto, habría replicado algunas características de un embargo comercial”, acotan.

Aclaran que las nuevas sanciones tienen poco o ningún efecto en el mercado de los bonos existentes. El único vínculo que se prohíbe es aquel que no se negocia actualmente. Sin embargo, es posible que una ampliación de la restricción en el comercio de bonos podría venir en el futuro si los EEUU deciden escalar estas sanciones.

En cuanto a las consecuencias de las sanciones sobre Venezuela plantean que, si bien seguramente aumentarán la presión financiera sobre el país y reducirán su capacidad para cumplir con las obligaciones de deuda, “pueden irónicamente hacer que un incumplimiento sea menos probable”.

–Al aumentar los impedimentos para una reestructuración ordenada de la deuda, obligan al país a elegir exclusivamente entre un incumplimiento desordenado y continuar prestando servicios a la deuda. Es posible que ante esta decisión las autoridades venezolanas decidan que los efectos negativos de un incumplimiento desordenado de la capacidad de Pdvsa de generar ingresos de exportación son peores que los efectos contractivos de nuevos recortes de importaciones.

Reducción de dependencia

Torino también aspira a que en el mediano y largo plazo el Gobierno venezolano acelere el proceso de reducción de su dependencia de los mercados de petróleo de EEUU, mediante la desinversión de activos propiedad de esa nación y el aumento de los envíos a China y otros países donde no se enfrentan a restricciones financieras o comerciales. Agregan que a medida que Venezuela reduce su dependencia estructural del mercado estadounidense, “sus razones para seguir prestando servicios de bonos (la capacidad de los tenedores de bonos para interrumpir las exportaciones a los EEUU después de un incumplimiento) disminuirá y un default de la deuda venezolana será más probable. Pero vemos esto como más un efecto estructural a largo plazo que uno inmediato”.

Poco acceso a financiamiento

Para Torino, en parte las sanciones codifican una situación ya existente en la que Pdvsa y la República tienen poco o ningún acceso a los mercados financieros internacionales debido a la combinación de riesgo político, políticas insostenibles, preocupaciones sobre la legalidad de nuevas cuestiones y riesgo reputacional de proporcionar fondos al gobierno. Sin embargo, la restricción general de las nuevas operaciones cierran algunas de las fuentes potenciales de financiamiento a las que autoridades locales todavía podrían tener acceso, como la venta del bono venezolano 2036 en el mercado secundario o el uso de algunos de sus activos restantes como garantía para nuevos préstamos.

Acotan que desde 2012, las exportaciones de Venezuela cayeron de $98.000 millones a $28.000 millones. “Como el gobierno se quedó sin fondos, redujo las importaciones en un 76% durante los últimos cinco años. Debido a la fuerte relación entre las importaciones y el crecimiento económico en Venezuela”.

Plantean en el informe que esto causó una profunda contracción económica, reduciendo los ingresos per cápita en un estimado 34% desde 2012. “Esperamos que las restricciones adicionales en el acceso a los fondos se traduzcan en nuevas rondas de recortes de importación y una profundización de la crisis económica de Venezuela”. sentencia el texto.

Expertos estiman afectaciones en flujo de caja

Para distintos economistas las sanciones estadounidenses impactarán la disponibilidad de recursos del país.

En este sentido, Rafael Quiroz, experto en petróleo, considera que la decisión afectará la situación financiera y “el flujo de caja” del Gobierno y de Pdvsa.

“Si Venezuela decide emitir una nueva deuda no puede contar con ninguna empresa norteamericana o de otro país que tenga actividades financieras en EEUU”, según reseñó AFP.

“Vamos a disponer de menos divisas para importar alimentos y medicinas. La escasez aumentará”, afirmó.

Por su parte, el economista Luis Gavazut consideró que los problemas de flujo de caja cualquier entidad económica los soluciona con deuda. “Entonces (EEUU) le cierra las posibilidades de financiamiento a la economía venezolana”, indicó.

Gavazut opinó que Venezuela superará los obstáculos buscando opciones de financiamiento en Asia y Europa.

Por su parte, Henkel García, director de la firma Econométrica, señaló que el efecto de estas sanciones será “limitado” y acotó que ve difícil encontrar clientes que compren deuda venezolana en otros lugares.

“Se prohíbe un nuevo financiamiento, lo que complicaría la emisión de nueva deuda, pero la deuda vieja se puede seguir transando”, dijo a la AFP. “Si vemos el escenario actual de Venezuela que no es para nada favorecedor, significaría un gran cambio si el gobierno de EEUU empieza a sancionar las exportaciones de Venezuela hacia ese país o de Venezuela hacia otro país. Allí sí se podría ver un deterioro más profundo en la economía venezolana que sería algo catastrófico“, resaltó García.

El Universal

Te puede interesar

Compartir