Inicio > El pizarrón de Fran > Arietis una filial española es la perla de los Cabello

Arietis una filial española es la perla de los Cabello

Inversiones Oportunidades y Negocios es el nombre de una compañía madrileña de Luis Alfredo Campos, primo de Diosdado Cabello. Lo que empezó como una gasolinera a mediados de 2013, hoy es una próspera empresa con un patrimonio de dos millones de euros

TSE Arietis nació el 13 de noviembre de 2007 como un conglomerado registrado en Venezuela

Caracas.- Diosdado Cabello, el hombre fuerte de la revolución chavista, es de los pocos que se ha mantenido como funcionario desde que todo comenzó en el año 1999. Ha dirigido la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), cuatro ministerios, una gobernación, la presidencia del Parlamento, la vicepresidencia ejecutiva del país y hasta fue Presidente encargado de Venezuela durante el breve golpe de Estado de 2003.

Ahora, forma parte de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el mismo organismo que usó sus superpoderes para destituir a la fiscal Luisa Ortega de su cargo al frente del Ministerio Público. Con un “Ortega se había convertido en centro de la injusticia” el propio Cabello justificó la decisión ese 5 de agosto.

Ni 20 días pasaron para que Ortega, ya fuera de Venezuela y a salvo de las amenazas que asegura haber recibido y de los allanamientos a sus propiedades en Venezuela, devolviera la jugada. “En el caso de Odebrecht, hemos detectado que a Diosdado Cabello le depositaron US$100 millones en una empresa española denominada TSE Arietis, cuyos propietarios son sus primos Luis Alfredo Campos Cabello y Jerson Jesús Campos Cabello“, zanjó desde Brasil en una declaración sobre denuncias que salpicaron hasta al propio Presidente Nicolás Maduro por el caso de los millonarios sobornos que la gigante empresa brasileña admite que pagó a funcionarios de varios países entre los años 2006 y 2014.

TSE Arietis nació el 13 de noviembre de 2007 como un conglomerado registrado en Venezuela, con Luis Alfredo y Jerson Jesús Campos Cabello —primos del constituyente— a la cabeza. Todas las acciones están a nombre de Inversiones PKT 5000, compañía de la que no existen mayores señas. La empresa de los primos de Cabello está compuesta por Transporte Arietis, Agroser Arietis e Inversiones Oportunidades y Negocios, según se indicaba hasta el miércoles 23 de agosto en su web (www.tsearietis.com). El día en que la fiscal Ortega hizo la denuncia, el portal fue desactivado. Dos días después fue revivido, pero Inversiones Oportunidades y Negocios fue eliminado de su lista de “aliados”.

Hace apenas un mes, Luis Alfredo Campos Cabello registró TSE Arietis LLC en Florida. En Venezuela Transporte Arietis logró contratos con la estatal Petróleos de Venezuela, a través del manejo y transporte de materiales y desechos peligrosos de la industria petrolera en varios bloques de la Faja del Orinoco, y también con Odebrecht para el traslado y manejo de maquinarias, equipos y materiales de construcción en el marco del Consorcio Línea II para el Metro Los Teques.

La vertiginosa bonanza de una gasolinera

Inversiones Oportunidades y Negocios, una de las compañías del grupo, con residencia en Madrid, España y que, según los registros mercantiles españoles tiene ventas superiores a los 2.5 millones de euros, es la joya de la compañía. En los libros, Luis Alfredo Campos Cabello es el administrador único de la filial española de TSE Arietis, que está situada en los números 13-15 de la calle Francisco Gervás de Alcobendas, España, a menos de 20 kilómetros del centro de la ciudad de Madrid.

Lo que empezó como una estación de servicios Repsol, con un capital social de 20.000 euros en junio de 2013 en una población madrileña, hoy es una empresa millonaria que ya no solo sirve para reponer combustible, sino que también presta “servicios especializados en el área de producción de hidrocarburos y gas, a nivel nacional e internacional, ejecución y supervisión de actividades relacionadas con el mantenimiento de pozos de petróleo y gas, etc.”, según la ampliación del objeto social que se inscribió en el Boletín Oficial del Registro Mercantil el 21 de noviembre del año pasado.

Gasolinera-luis-alfredo-cam

Foto: Google Maps

Su capital pasó de esos 20.000 euros iniciales a 1,2 millones de euros el 13 de mayo de 2016, y luego sus socios le inyectaron más dinero el 25 de octubre del año pasado, con lo que su patrimonio llegó a los 2 millones de euros.

Pero no es la única empresa en la que Luis Alfredo Campos Cabello aparece en España. De hecho, antes de inscribir a Inversiones Oportunidades y Negocios en el registro mercantil español, creo dos compañías más: Bengoechea Inversiones y Patrimonios SL, en la que es también administrador único desde mediados de 2011, y Depósito y Stockage JJ SL, en la que aparece presidente, consejero y consejero delegado desde el 2 de abril de 2012.

Bengoechea Inversiones y Patrimonios está inscrita en la calle Juan José Gureña, en el distrito Hortaleza de Madrid, y su objeto social es la comercialización, promoción e inversión de bienes muebles, así como proyectos de ingeniería. Su patrimonio también registró un crecimiento vertiginoso, especialmente en enero de este año, cuando se le inyectaron 800.000 euros a los 5.000 con los que inició hace seis años.

Depósito y Stockage JJ SL también le ha ido bien. De un patrimonio inicial de 50.000 euros, ahora tiene 300.000 de capital social y ventas superiores a un millón de dólares, según la información registrada en las bases de datos mercantiles. La empresa de Luis Alfredo Campos Cabello ha servido para resguardar equipos, y hasta como depósito judicial para el Juzgado Central de Instrucción número 6 para un caso de blanqueo de capitales del narcotráfico, sentenciado en noviembre de 2012 (proceso 159/2011), lo que dejó vehículos, maquinarias y caballos, valorados en más de 1.5 millones de euros, en guardia y custodia por unos tres años en la propiedad ubicada en el kilómetro 18 de la carretera M-103 de Vadetorres de Jarama, también en la Comunidad de Madrid.

El círculo de la confianza

Luis Alfredo Campos Cabello, el primo hermano de Diosdado, le ha sido incondicional. Le acompaña desde la época en que Cabello fue gobernador del estado Miranda, entre los años 2004 y 2008, cuando fue su director de despacho. Pero no es el único.

Varios de sus allegados se convirtieron en empresarios, especialmente durante los años de la llegada de Cabello a la Gobernación de Miranda. Por ejemplo, César Emilio Campos Cabello y Jersón Jesús Campos Cabello (éste último, junto a Luis Alfredo, fue mencionado directamente por la fiscal Ortega en su denuncia desde Brasil por ser directivo de TSE Arietis) crearon compañías también en las áreas de transporte, de trabajos de ingeniería y remodelaciones, y hasta de instalación de tarimas y bandas musicales para eventos del Consejo Nacional Electoral realizados entre julio y septiembre del año 2010, previos a las elecciones parlamentarias de ese año en las que Diosdado Cabello resultó electo diputado.

Tanto César Emilio como Jerson Jesús, a través de sus empresas Inversiones TJC 2005 y Asociados y Transporte MP24D C.A., respectivamente, prestaron servicios, entre otros clientes, a Pdvsa y Odebrecht, según indican documentos del Registro Nacional de Contratistas de Venezuela (RNC).

Inversiones-TJC-2005

El accionista mayoritario en Transporte MP24D C.A., con 80% de participación también es Inversiones PKT 5000 C.A., la misma dueña de la totalidad de acciones de TSE Arietis. Se sabe poco de ella, solo que su representante ante el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) fue Freuzcar Herrera Farías, un ingeniero de 39 años de edad, que trabajó en la Gobernación de Miranda cuando Cabello estuvo al frente. Herrera fue en aquel momento la persona contacto del gobierno regional en los procesos de licitaciones de bienes y servicios, según constaba en los registros del RNC.

En octubre de 2010 reapareció en TSE Arietis, la compañía de los primos del constituyente, como director general. Allí sigue laboralmente activo, de acuerdo a lo que indican los documentos de cotización individual del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). Y desde hace nueve meses es tesorero de Ariannol Corp., una sociedad anónima con sede en Panamá donde comparte directorio con Edixon Sulbarán Rojas, el actual gerente general de TSE Arietis.

TSE-Arietis

Foto: TSE Arietis

Sulbarán, a su vez, regresa toda la historia del clan Cabello a Madrid. El novel gestor de Arietis en Venezuela es administrador solidario de Ambar Ecuatorial, una empresa dedicada a las excavaciones, movimientos de tierras y transportes terrestres en general, que este año sufrió varios cambios.

La compañía, tras ocho años sin modificaciones estatutarias, ni aumentos de capital u otras movidas mercantiles, a mediados de junio pasado registró el nombramiento de Sulbarán Rojas y de otra persona como administradores solidarios, y también su cambio de dirección: ahora comparte espacio con la pujante gasolinera y petrolera de Alcobendas que administra Luis Alfredo Campos Cabello, el primo hermano de Diosdado Cabello, el mismo que la fiscal Ortega incluye en su denuncia sobre los US$100 millones que el constituyente habría recibido de Odebrecht.

Las denuncias que no prosperaron

De los tiempos posteriores al paso del diputado por la Gobernación de Miranda se cocinaron varias denuncias que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) fue descartando. Involucraban al hermano de Luis Alfredo, Ramón Rafael Campos Cabello, el capitán del Ejército que asumió hace un par de meses como presidente de la red estatal de Abastos Bicentenario y quien es superintendente de Bienes Públicos desde hace unos tres años.

El entonces procurador de Miranda durante el gobierno de Henrique Capriles Radonski en este estado, Rafael Guzmán (hoy diputado de la Asamblea Nacional) formalizó 17 denuncias por pagos irregulares y dobles, proyectos otorgados sin que mediaran contratos, así como compras de terrenos sin avalúos y adjudicación de obras sin licitación, entre otros casos. Guzmán entregó los expedientes a la Fiscalía General, ya a cargo de la fiscal Ortega, entre mayo y junio de 2009, que los remitió al TSJ. Uno a uno terminaron siendo desestimados por el máximo órgano judicial del país.

El Pitazo

Te puede interesar