Inicio > El pizarrón de Fran > Dante Rivas: Política cambiaria

Dante Rivas: Política cambiaria

Cuando hablamos sobre construir un plan económico emergente para atender los requerimientos más urgentes de los venezolanos, hay varios temas que debemos tomar en cuenta. Entre ellos, que la economía se rige por reglas y leyes propias, por lo que tenemos que abordarla como corresponde.

La regla del mercado sobre la oferta y la demanda, por ejemplo, existe desde la prehistoria de la humanidad. Una premisa básica es que el precio de un producto lo determina su oferta y demanda. El precio sube si la oferta es menor que la demanda. Pasa con el precio del petróleo. Gobernar la inflación obliga a ser más productivos y menos rentistas, pretender hacerlo por otra vía generará consecuencias catastróficas.

Otro elemento son los controles. Muchos opinan que deben eliminarse y no se trata de eso. Lo importante es revisarlos y hacer las adecuaciones necesarias. Esto ocurre con el control de cambio. Al nuestro debemos hacerle una reingeniería con urgencia. Debe migrar de un control rígido a una política cambiaria flexibilizada, que frene la especulación y la fuga de capitales, que cambie las importaciones sustituibles por producción nacional. Avancemos hacia una política cambiaria adecuada a la realidad, que ayude a estabilizar la economía.

Un sistema planificado a través de los mecanismos normales de oferta y demanda, que capte y cuantifique oficialmente no solo las divisas provenientes de la renta petrolera, sino las provenientes de las exportaciones no tradicionales, las remesas, el turismo, la inversión privada nacional y extranjera. Esta política debe enmarcarse en el modelo de gestión por resultados que estamos proponiendo y en el plan económico emergente, aislada no serviría de nada.

La Asamblea Constituyente tiene el poder y es momento de reimpulsar la economía. Juntemos ese poder con la ciencia y la política, entendida como participación de todas las fuerzas sociales y productivas de la nación, para así abrir, parafraseando a Allende, “las grandes alamedas” del desarrollo nacional.

Te puede interesar

Compartir