Inicio > Opinión > Enrique Meléndez: El cuarto de hora de la constituyente

Enrique Meléndez: El cuarto de hora de la constituyente

 

¿Constituyente? ¿Qué es eso? Como me dice un señor en el Metro: a la constituyente cubana se le pasó su cuarto de hora. No se solucionó el problema de la comida; que era una de las cosas, que se esperaba que se pusiera al día. ¿Cuánto no se escuchó durante la campaña de los que iban a ser sus integrantes? Decían que con la constituyente se iba a solucionar el problema de la guerra económica, y ahí la tenemos: un episodio muerto, y que no ha servido más que para desatar su furia contra Luisa Ortega Díaz; pues cuando iba a pasar al capítulo siguiente; como era la eliminación de la Asamblea Nacional (AN), se consiguió con que luchaban contra el mundo, es decir, que por esa vía ya pisaban la raya amarilla; aunque le quitaron una serie de atribuciones, que levantó roncha; sólo que hubo resistencia de este lado, y ahí tenemos a un Nicolás Maduro, tratándole de cortar la cabeza a Julio Borges, con aquello de que fue él, quien indujo a Trump a acentuar las sanciones contra Venezuela, precisamente, enmarcado en ese propósito.

De hecho, el periodista Eleazar Díaz Rangel lo decía hace poco: esa constituyente ni se siente; aun cuando hacía la salvedad de que tenía apenas unos días de instalada, y no se le podía pedir tanto. El problema es que no hay nada nuevo en su composición: allí están las caras de quienes hemos visto a lo largo de estos 18 años: Diosdado Cabello, Pedro Carreño, Cilia Flortes, Iris Varela, el propio Héctor Rodríguez; la dirección nacional del PSUV, sólo que reciclados bajo esa nomenclatura; un escenario anacrónico, por tanto; una especie de periódico de segundo día, hablando la misma paja de siempre; además de venir con la figura de un muerto, para darle más carácter de truculencia a la situación, y así han aparecido los retratos del finado, que Ramos Allup los había calificado de “vaina”, junto al Bolívar mulato, y el que ahora prolifera en todas las instituciones públicas, en lugar del famoso retrato clásico del Libertador.

Entre tanto, los 545 constituyentes están alojados en los hoteles, a los que el oficialismo les ha venido echando mano; hospedaje, entre otras cosas, de los grandes chivos cubanos, que forman parte de la fuerza ocupacional de inteligencia, que monitorea a este gobierno; además de viáticos diarios, del respectivo sueldo de constituyente; que, según dicen, cubre la partida secreta de Miraflores; cuando los diputados de la AN tienen casi un año, que no perciben sus sueldos; lo cual ya es una especie de golpe institucional, si se tiene presente que la administración central, le debe reconocer la partida presupuestaria, que le corresponde al poder legislativo, y, por consiguiente, se trata de un desconocimiento de la Constitución y las leyes; puesto que allí se da un conflicto institucional; aun cuando con todo el cinismo del caso, la presidenta de la constituyente cubana, Delcy Eloína, manda a trabajar a sus diputados; luego de que recogieran por lo de haber pretendido usurparles funciones a la AN.

No obstante, se puede decir que ya la AN estaba en esta situación; esto es, reducida a su más mínima expresión; puesto que la mayor parte de las leyes, que han salido de sus deliberaciones, no han sido acatadas, y más bien han sido anuladas por el TSJ; que ningún ministro ni ningún presidente de instituto autónomo ha comparecido a ninguna de las citaciones, que se les ha girado para alguna interpelación, y lo más grave: que la AN ha sido víctima de una serie de hechos de violencia; que han sido propiciados por el propio alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez; donde han sido, salvajemente, golpeados algunos diputados por los colectivos armados; que pululan por la zona, aparte de ser agredidos, cada vez que asisten a las sesiones de la plenaria. No es fácil ser diputado en estas condiciones. Pero esta es la forma como el gobierno ha venido minando a la AN, y consolidando en ese sentido un totalitarismo tumultuario.

Pero no por anacrónica, esta constituyente no deja de ser un aparato de terror; mediante el cual se van a adoptar una serie de medidas, a los fines de sofocar todo tipo de resistencia; como la que venía ofreciendo Luisa Ortega Díaz, o manipular situaciones; como la que se ha planteado, a propósito de la convocatoria a las elecciones regionales, y la decisión de participar por parte de los sectores democráticos, y que se transformó en un boomerang para esta gente, si se tiene presente que el oficialismo; pensando que la MUD iba a adoptar una actitud de rechazo frente a esta convocatoria, y se iba a abstener, como sucedió en el caso de la constituyente cubana, y resultó que se decidió participar, precisamente; porque se descubrió que el gobierno quería jugar al mismo escenario de 2005; momento en que se le sirvió en bandeja de plata a Hugo Chávez la entonces AN, con motivo de la decisión de abstenerse por parte de los sectores democráticos, y apoderarse por esta vía por forfait en esta oportunidad de las 24 gobernaciones del país, y así que ahora se han metido en un callejón sin salida con esta convocatoria a elecciones regionales, y que lo más probable es que la constituyente cubana las suspendan, si se parte del hecho de que hasta ahora no han fijado la fecha de su posible realización, y los plazos que se tienen previstos, para cada paso del proceso (instalación del softwer de las máquinas, distribución de las urnas y mesas de votación en todo el país, con sus respectivos materiales electorales), de acuerdo a los técnicos de la MUD, rebasarían la fecha del mes de octubre, como se ha anunciado; pues ya todo el país se ha puesto en disposición de participar en este evento, y donde el gobierno, francamente, está en minoría absoluta; de modo que no ganarían ni una gobernación; en instantes, por lo demás en que los técnicos de la MUD le han descubierto las mañas y las artimañas a esta gente, en cuanto al conteo de los votos, y chequeo de las actas electorales, como sucedió el 5 de diciembre de 2015; lo que se traduciría para esta gente en las circusntacia de perder el país a pedazos.

melendezo.enrique@yahoo.com

 

Te puede interesar

Compartir