Inicio > El pizarrón de Fran > Arturo Tremont: La usura

Arturo Tremont: La usura

La usura existe desde que el ser humano inventó el uso del dinero para las transacciones individuales o colectivas, cuando descubrió que prestando el dinero, sin mayores esfuerzos, podía aumentar su riqueza.

Hay diversas formas de usura en el mundo actual. Desde los préstamos internacionales de los grandes bancos hasta el prestamista que merodea en los centros de trabajo.

Los trabajadores y trabajadoras de la industria petrolera venezolana combatieron durante años a los prestamistas. Crearon fondos de ahorros, cooperativas, pero ellos siguieron allí porque el prestamista acude o lo buscan en situaciones difíciles y no exige trámites burocráticos para entregar el dinero.

La crisis económica ha facilitado los “avances de efectivo”. Son comerciantes que tienen un “punto” de las entidades bancarias, entregan el dinero al solicitante y cobran desde el 10 % hasta el 30 % por la transacción. Algunos tienen un cartelito: “Se les informa a nuestros clientes que no hacemos avances de efectivo. Sin excepción”. Solo para incautos, porque lo hacen sin discreción.

Las entidades bancarias han colocado su granito de arena. Para cobrar la pensión la persona debe acudir hasta diez veces a la taquilla. Desesperado es presa fácil de los comerciantes inescrupulosos.

Es correcta la posición de SUDEBAN de prohibir el avance de efectivo, pero debe supervisar con rigor y suspender el servicio a quienes lo practican.

¿Si el BANDES  deposita el monto completo, por qué los bancos no entregan el dinero a los pensionados y pensionadas?

Se han multiplicado las colas y eso ha creado malestar y protestas en algunas ciudades. Es una realidad que exige la intervención de la Defensoría del Pueblo y las autoridades del Banco Central de Venezuela.

rtvoces@yahoo.es Caracas

 

Te puede interesar