Inicio > El pizarrón de Fran > José Rafael Revenga: Diluvio sobre Texas y el impacto sobre el petróleo

José Rafael Revenga: Diluvio sobre Texas y el impacto sobre el petróleo

Las  catastróficas inundaciones en el sureste de Texas que afectaron de manera imprevista con efectos desastrosos no solo las ciudades portuarias como Port Arthur y Corpus Christi sino a la propia Houston –la cuarta megaciudad de los EE.UU.-  han causado disrupciones gigantescas en la primera región petrolera  del país. Además de los, aun por cuantificar, costos humanos, la industria petrolera ha sufrido un shock del cual tardara largas semanas si no meses en volver  a la normalidad.

Un tsunami cae de las nubes

Solo el viernes 25.08 cayeron 12 mil millones de litros de lluvia sobre la región de manera  tal que los aliviaderos de las represas han sido insuficientes y ellos mismo han contribuido  a agravar el caudal de aguas liberado.

En los primeros seis días un total de 102 millardos de litros de lluvia ha anegado numerosas ciudades y comunidades. CNN establece el equivalente de 400 días del torrente de las cascadas de Niágara. Otro calculo lo compara con el suministro de agua a la ciudad de Nueva York durante cinco décadas.

Se calcula que hasta el presente el nivel  promedio del  efecto del las lluvias desatadas por el Huracán Harvey ha sido de metro y medio de profundidad. Peor aun, el “downtown” de Houston está totalmente bajo agua. Hasta el presente se contabilizan mas de 1.000 viviendas destruidas y 50.000 dañadas.

Cerca del 25% de la capacidad de refinación nacional se encuentra inactiva. Trece refinerías han cancelado su producción. Todo la complicada madeja de distribución: transporte por vía ferroviaria, oleo y gasductos, instalaciones de carga y descarga portuaria en Port Arthur y Corpus Christi.

Un indicador directo de la situación caótica que afecta la industria del petróleo es la solicitud formulada por Phillips 66 al Departamento de Energía de permitirle acceder a un millón de barriles de crudo de la Reserva Estratégica para poder alimentar su refinería en Lake Charles, Luisiana.

Petroleum y Valero Energy han presentado requerimientos similares los cuales fueron autorizados. El objetivo de dicha solución de emergencia es intentar frenar el aumento del precio de la gasolina a fin de que el alza no supere el nivel de $2 por galón.

Toda dicha infraestructura se encuentra desmontada y en muchos casos sin energía eléctrica. Y seguirá siendo así por un largo tiempo difícil de calcular hasta que las aguas lentamente se retiren y se pueda proceder a evaluar  la situación. Solo en la zona de Houston los daños a  la infraestructura superan los diez mil millones de dólares.

Las refinerías clausuradas:

Motiva en Port Arthur, la principal refinería de los EE.UU., propiedad de Aramco, con una capacidad de 603.000 b/d, estará inoperante por lo menos por dos semanas a partir del 30.08.

ExxonMobil, Baytown con 560.000 b/d

Royal Dutch Shell, Deer Park, con 360.000 b/d

Phillips 66, Sweeny, con 247.000 b/d

Citgo, Corpus Christi, con 157.000 b/d

En total, actualmente hay 2.330.000 b/d de capacidad de refinación en Texas que ha sido clausurada. En pocos días, debido a cierres parciales la cifra pudiera alcanzar los 3.600.000 b/d lo cual ya empieza a tener un impacto directo sobre el aumento del precio de la gasolina y otros productos refinados destinados a la exportación los cuales se vuelven mas escasos.

Para el 28.08. fueron colocados fuera de producción 30 millones de producción diaria de etileno en Texas incluyendo las plantas de ExxonMobil, Chevron Phillips Chemical y Royal Dutch Shell. El volumen representa el 55% de la capacidad total de etileno instalada en Texas.

El total de la capacidad de refinación de crudo de Texas es de 4.944.000 b/d mientras que la del estado de Luisiana, también afectado por HH, es de 3.696.000 b/d.

Paradójicamente, los precios del crudo han sido impulsados a la baja debido a un exceso de crudo que no encuentra colocación en las refinerías

El martes 29.08 los precios del crudo caen a su nivel mas bajo en un mes debido a la reducción forzada por parte de la demanda al paralizarse un 25% de la capacidad de refinación. El WTI cae ese día en 1,6% para colocarse en $45,80/b  mientras el marcador europeo Brent acusa un decrecimiento de solo 0,6% y, por consiguiente, la brecha entre ambos ha aumentado a unos cinco dólares.

Para el viernes 01.09 el WTI se recupera y alcanza $47,29/b para los contratos por vencer en octubre.

El shale oil duramente afectado

Otra dimensión de la devastación sobre la industria petrolera es la reducción de la producción emanada de los yacimientos dedicados a la explotación del “shale oil”.

La zona Permian ha visto reducir (offline) su producción en 650.000 b/d  mientras que la empresa XTO Energy, propiedad de Exxon, cerró toda su producción. A su vez, Conoco Phillips redujó la producción  del yacimiento Eagle Ford en unos 400.000 b/d.

La recuperación tiene que sortear numerosos imponderables: varios hospitales han tenido que evacuar a sus pacientes por falta de suministro de agua potable.

Mas amenazantes han sido las explosiones en una planta de productos químicos entre ellos peróxidos orgánicos susceptibles de una reacción tóxica  al no mantenerse refrigerados la cual contaminaría la atmósfera Los habitantes en un radio de 2 km  tuvieron que ser desalojados.

Se estima que la recuperación de la infraestructura y de las -comunidades humanas –en los primeros cinco días se rescataron 72.000 personas—tomará años.

En cuanto a la ingeniería para lograr una puesta en marcha parcial en las próximas semanas.las refinerías fuera de operación se hacen todo tipo de esfuerzos.

 

Te puede interesar

Compartir