Inicio > Opinión > Gustavo Coronel: Memo a Ernesto Villegas (Asunto: La indignidad)

Gustavo Coronel: Memo a Ernesto Villegas (Asunto: La indignidad)

 

Villeguitas:

Sus declaraciones del sábado pasado se agregan a su ya voluminoso prontuario de adulante y mentiroso. El pudor que protege a los seres humanos del ridículo es desconocido para usted. Nos dice, al comentar las sanciones de USA en contra del narco-régimen del cual usted forma parte: “Han pretendido castigar a este pueblo por su victoria heroica y hermosa del 30 de julio”.

Mire Villeguitas, lo ocurrido el 30 de Julio en Venezuela distó mucho de ser una victoria,  heroica o hermosa. Dice usted tres mentiras en una breve frase. Lo que ocurrió el 30 de julio en Venezuela fue un fraude denunciado por la misma empresa utilizada para la votación, una denuncia que era innecesaria porque toda Venezuela presenció ese triste evento, tipo velorio, que creó la Prostituyente.  Al definir esta payasada como una victoria solo leyó las instrucciones de La Habana, reafirmando así su condición de agente de un país extranjero. Y digo reafirmando porque su conducta traidora tiene ya largos  años. Ha sido usted ministro de información dos veces, recordando con sus patéticas mentiras a aquel ministro de información de Sadam Hussein quien negaba por TV la presencia de tanques estadounidenses en Bagdad en el momento en el cual los tanques le pasaban por su lado.

En su primera etapa como ministro de información usted llevó la voz cantante para desinformar al país sobre la salud del fallecido sátrapa. Según usted el difunto “mandaba más que un dinamo” cuando en realidad agonizaba en La Habana, si es que ya no había muerto. Usted daba partes médicas imaginarias sobre la condición del difunto, prostituyendo su condición de periodista, cuyo código de ética lo obliga a decir la verdad. Hoy, usted ya ha perdido todo rastro de dignidad y honor.

Luego agregó usted : “Aquí no hay medias tintas,  aquí se está con la patria o se está contra la patria, aquí se está con Chávez y Maduro o se está con Trump y los marines norteamericanos.  Allá los candidatos de Trump, de la invasión, de la antipatria”.  Esto es un insulto para los millones de venezolanos decentes y amantes de la democracia y la libertad. Trata usted de obligarnos a elegir entre una invasión militar estadounidense y el iletrado reposero que ocupa hoy de manera ilegítima la presidencia de Venezuela. Contra Maduro está un 85% de la población venezolana, según todas las encuestas, excepto las que usted paga a mercenarios.  Estamos contra el narco-régimen, contra la pandilla de ladrones y asesinos que integran ese régimen, contra la mediocridad de sus miembros. Nunca Venezuela había tenido gente tan ignorante, cruel y rapaz en el poder como hoy.

Usted, Villeguitas, tuvo una etapa modesta, esencialmente anónima, pero decente. Era un tranquilo y buen periodista.  Usted cambió a partir de ser incorporado al gobierno del difunto. Le tomó afición al poder y a los privilegios que le acompañan. Su apego al poder lo ha llevado a irse despojando progresivamente de toda decencia, de todo escrúpulo. Hoy es parte del cogollito del narco-régimen desde donde exhibe su desprecio por la verdad y su carencia total de vergüenza.

El narco-régimen agoniza. ¿Qué hará usted cuando  deba salir del poder y sea acusado como miembro importante de una pandilla que arruinó a Venezuela? ¿Qué excusas tendrá? Algunos roedores podrán saltar del barco pero no todos.  Dicen que la vida en Zimbabue no es placentera.

Su peor castigo será el haber enlodado el apellido del cual se mostraba usted tan orgulloso.

 

Te puede interesar