Inicio > El pizarrón de Fran > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Earle y el sectarismo (05-09-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Earle y el sectarismo (05-09-2017)

El domingo fuimos sorprendidos por el anuncio hecho por el constituyente Earle Herrera de su renuncia al cargo de presidente de la comisión de la diversidad cultural de la ANC. Fundamentó la misma en su acuerdo con una crítica que ese mismo día hizo en su columna semanal el director de Ultimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel. Como punto de partida del Análisis de hoy, transcribimos el mencionado texto de Díaz Rangel: “Un día de febrero de 1958, recién derrocada la dictadura de Pérez Jiménez y reiniciada la vida democrática, AD convocó a un mitin en un teatro de Candelaria donde el orador principal fue Luis Beltrán Prieto Figueroa, y en su análisis de la caída del gobierno de Rómulo Gallegos (nov. 48), destacó el sectarismo en el partido como una de las causas fundamentales, pues a la hora de la crisis terminal, quedaron solos. ¿A qué viene recordar ese episodio? Lo más reciente, la designación de las presidencias de las comisiones de la ANC”. Bien, aquí vamos.

Primero que nada debemos felicitar a nuestro amigo Earle por su conducta valiente y honesta, al asumir plenamente su opinión y refrendarla con hechos, en un ambiente político donde a menudo privan la obsecuencia y las actitudes acomodaticias. Luego, compartir solo en parte las críticas de los dos periodistas. Nosotros respaldamos plenamente que en estas primeras de cambio de la ANC, la dirección política de la Revolución asuma las decisiones más importantes, que por supuesto son respaldadas por la absoluta mayoría de los constituyentes. Poner en manos de 545 personas tales decisiones podría generar una sampablera de padre y señor mío que no ayudaría para nada al desarrollo de este magno evento. Hemos dicho que el debate de mayor profundidad se dará en las comisiones de trabajo, donde se desmenuzará los asuntos temáticos. Mientras tanto, aceptamos la evidente puesta en escena como algo necesario que debemos asumir en pro de la continuidad política positiva de la Constituyente. En las comisiones, como hemos dicho, se expresarán las corrientes y tendencias y se dará la discusión verdadera.

Ahora bien, la crítica al pernicioso sectarismo que ha privado desde hace mucho tiempo en el chavismo no es para nada nueva, al menos no en nuestro caso. Hemos sido críticos desde hace varios años del sectarismo y la intolerancia que nos afectan. Lamentablemente, en general las críticas en ese sentido no han sido escuchadas y, antes bien, muchas veces la dirigencia no solo ha permitido que esas perversiones pervivan, sino que inclusive las ha promovió y premiado.

Y para que se vea que no hablamos por hablar, vamos a citar algunas frases que hemos escrito y difundido desde hace más de diez años y que dotan de algún contenido a esta crítica.

“Chávez dijo que invitaba a todos ‘independientemente de donde vivan, de qué clase sean, para que nos tomemos las manos y veamos la realidad y construyamos nuestro país en paz’, más tarde en un programa de un medio estatal se ironizaba sobre la clase media. Así no se puede. El Presidente ha de exigir de todos, sobre todo de los dirigentes y comunicadores del proceso, la extirpación del sectarismo y la generalización de la tolerancia”. (Diario Reporte. 20/11/2006).

“El chavismo debería trabajar para que un porcentaje importante de ese país se incorpore a las difíciles metas que tenemos por delante, sin importar si son rojos rojitos o no… ¡Es que un verdadero socialista no es movido por el resentimiento, sino por la solidaridad!”  (Reporte,  07/12/2006)

“…la Revolución no se ha traído ni a uno más consigo, no suma, no convoca a esos decepcionados, no los atrae, no los enamora. Los principales responsables de esta incapacidad de crecimiento son las incongruencias de las políticas comunicacionales y los mensajes que surgen desde los factores más sectarios del chavismo… esos errores serán cobrados por la invencible realidad y tal vez, ojalá, vendrá entonces la gran reflexión que muchos estamos reclamando en el seno del proceso revolucionario” (Reporte,18/09/2006).

“El chavista sectario es en buena parte responsable de que todavía mucha más gente vea Venevisión que VTV, Vive y Tves, las tres juntas” (Semanario Temas, 17/08/2007).

“Es por eso que me han alarmado tanto las recientes manifestaciones sectarias, discriminatorias y excluyentes de los sectores más radicales y desinformados del chavismo, que ante cualquier asomo de disidencia o diferenciación, inmediatamente elevan el dedo draconiano para tildar de “contrarrevolucionario” a quien ejerza el sagrado derecho de no pensar como ellos… Tanto el reformismo como el radicalismo sectario tienen cuotas de poder, fortaleza mediática y tontos útiles entre aquellos que pretenden ser analistas y no se han leído más de cinco libros en su vida” (Temas, 13/04/2007).

“El chavista sectario es una especie escasa pero muy dañina. Puede estar en el barrio La Bombilla, en Miraflores o en algún artículo de Aporrea, siendo siempre los menos. Todas las encuestas y estudios demuestran que la gran mayoría de los venezolanos no es sectaria y se pronuncia a favor del diálogo y la paz, que es lo que más nos conviene (la confrontación y la violencia forman parte de la estrategia imperialista)” (Temas, 17/08/2007).

“… el chavista sectario no ve matices, para él el mundo es en blanco y negro. No existen, para este equivocado, diferencias entre enemigos principales, enemigos secundarios y adversarios políticos. Sólo los buenos y los malos, como en las películas de vaqueros” (Temas, 17/08/2007).

“Que el pueblo vaya masivamente a votar no puede ser logrado con el discurso ramplón de ciertos sectores del chavismo que sólo se hablan a sí mismos, en una acción políticamente masturbatoria, en la cual el chavismo radical se auto complace oyendo sólo lo que se quiere oír. Es necesario que cada uno de nosotros se convierta en un vocero de alto calibre, capaz de cumplir el papel de vanguardia que tenemos que asumir los que somos líderes, no porque queramos sino porque la providencia y el pueblo nos otorgaron ese papel” (Temas, 28/09/2007).

“Los que apoyamos al gobierno tenemos el deber ineludible de promover el clima de paz, reconciliación y encuentro entre los venezolanos” (Artículo en Internet, 31/07/2005).

La última cita es del año 2005. Como se ve, esta lucha nuestra contra el sectarismo se remonta al menos a doce años atrás. Seguimos librándola hoy ¿Y cómo se expresa en nuestros días el sectarismo chavista, que perdura con terquedad y resistencia dignas de mejores causas? Lo analizaremos mañana, si no se cae un pedazo del cielo.

Te puede interesar