Inicio > El pizarrón de Fran > Rebeca Cardozo: La boda masiva en Gaza

Rebeca Cardozo: La boda masiva en Gaza

Las autoridades [si así se les puede llamar a los tiranos] que controlan la franja de Gaza se doblan y gesticulan ante la prensa internacional para vender “mejor” la idea de la crisis humanitaria en Gaza. Las imágenes que vemos de localidades pobres, con personas viviendo en la miseria son reales y claro que lo son. El problema no es si existe o no pobreza en Gaza, el problema es en realidad, la causa de esa condición de abandono.

La cúpula de Hamás, que como hemos visto, vive en medio de lujos inimaginables ha vendido con éxito la idea de que esa crisis se debe al bloqueo israelí a la Franja de Gaza.

Lo cierto es que Israel no bloquea ninguna donación humanitaria, jamás lo ha hecho. El problema es que esa ayuda humanitaria no es distribuida por la cúpula de Hamas hasta llegar a los más necesitados, sino que es vendida a su propia población.

Sus habitantes son explotados en la construcción de túneles con lo cual podrían acceder a mejores beneficios de esas donaciones. El propósito de esos túneles es desembocar en Israel para incursiones terroristas y en el Sinaí egipcio para el contrabando y para la movilización de milicianos de ISIS del Sinaí que se refugian en Gaza.

El bloqueo israelí a la Franja de Gaza consiste en el bloqueo a todo aporte al terror. Como las embarcaciones cargadas con donativos «humanitarios» provenientes de Irán como lo son lanzadores de morteros con sus respectivas municiones, materias primas para la fabricación de explosivos, fondos en efectivo para seguir robusteciendo a la cúpula terrorista de Haniyeh y su banda de sanguinarios.

Pero con cuánto placer los medios internacionales difunden la idea de la “crisis humanitaria”, con cuánta hipocresía los conductores de noticias realizan sus despliegues mediáticos con mensajes seudo moralistas en contra del bloqueo «inhumano» por parte de Israel a la Franja de Gaza.

Pero claro, nada dicen de la reciente boda masiva llevada a cabo en Beit Lahia en Gaza, en la que 330 “parejas” contrajeron nupcias.

Especificando que, se trata de una boda particular en la que el novio triplica en edad a “la novia y no es que sean novios nonagenarios, de ninguna manera, sino porque en realidad, “las novias” son niñas. Así es, infantes que ni tan siquiera han entrado en la pubertad.

Aquí en la página tienes botones sociales para compartir, nos toca una vez más difundir lo que los grandes medios masivos callan.

Te puede interesar

Compartir