Inicio > Economía > Venezuela, de país rico a muy pobre en apenas 20 años (+ gráficos)

Venezuela, de país rico a muy pobre en apenas 20 años (+ gráficos)

 

En 1950, mientras el resto del mundo estaba luchando por recuperarse de la Segunda Guerra Mundial, Venezuela tenía el cuarto PIB per cápita más rico en la Tierra. El país era 2 veces más rico que Chile, 4 veces más rico que Japón y 12 veces más rico que China.

 

 

Así lo afirma Jeff Desjardins, en su artículo “From Richer to Poorer: Venezuela’s Economic Tragedy Visualized” publicado en The Money Project, una iniciativa colaborativa entre Visual Capitalist y Texas Precious Metals que pretende mediante el uso de gráficas intuitivas explorar el origen, naturaleza y uso del dinero.

Desafortunadamente para Venezuela, esta riqueza no duraría – y una excesiva dependencia del petróleo pronto diezmaría la economía de maneras inesperadas.

La caída de la economía venezolana

Desde 1950 hasta principios de los 80, la economía venezolana experimentó un crecimiento sostenido.

En 1982, Venezuela seguía siendo la economía más rica de América Latina. El país utilizó su vasta riqueza petrolera para pagar programas sociales, incluyendo servicios de salud, educación, transporte y subsidios alimentarios. Los trabajadores en Venezuela estaban entre los mejores pagados en la región.

 

 

El Producto Interno Bruto per cápita (Gross Domestic Product GDP en inglés) medido en dólares corrientes, era de 8.690 dólares por persona, superior al de México, Argentina, Brasil y Chile. El precio promedio del barril de petróleo era el equivalente a 79,50 dólares.

 

 

Para 1987, el PIB per cápita de Venezuela seguía siendo el mayor de la zona, con 9.528 dólares por persona, seguido por Argentina. El barril de petróleo crudo promedió ese año 37,62 dólares en los mercados internacionales.

 

 

Cinco años después, en 1992, Venezuela seguía liderando con 11.214 dólares per cápita de PIB. seguido por Argentina. Chile supera pro primera vez a Brasil con 7.125 dólares per cápita versus 7.018 dólares per cápita de los brasileños. El barril de crudo promedió ese año 33,04 dólares

 

 

En 1997, Venezuela aún lideraba el PIB per cápita en la zona con 12.020 dólares por persona, seguido de Argentina con 11.762 dólares per cápita. Y Chile se acerca al PIB per cápita de México con 10.180 dólares por persona. El barril de crudo se cotizaba en 27,98 dólares.

 

 

Cinco años después, en 2002, Chile y México lideran el grupo de análisis con 12.224 y 12.099 dólares de PIB per cápita respectivamente. El PIB per cápita de Venezuela retrocede a 10.859 dólares. Argentina y Brasil cierran el grupo. El barril de petróleo promedió 30,52 dólares ese año.

 

 

En 2007, Venezuela continúa en el tercer puesto del grupo de análisis con un PIB per cápita d 16.527 dólares. Chile lidera con 17.484 dólares por persona de PIB. Cierra Brasil con un PIB de 12.607 dólares por persona. El barril de crudo promedió los 74,44 dólares.

 

 

En 2012 Chile se consolida como el líder en riqueza del grupo,  con un PIB per cápita de 21.542 dólares, lugar que anteriormente ocupaba Venezuela, que repite en e tercer lugar con un PIB de 18.382 dólares por persona, a pesar que el petróleo promedió 90,72 dólares por barril en los mercados internacionales ese año.

 

 

Este año, según las cifras estimadas por el Fondo Monetario Internacional (IMF en inglés), Venezuela ocupará el último lugar del grupo, con un brutal retroceso del PIB per cápita, que se ubicaría en 12.857 dólares al cierre del año, la mitad del de Chile, que lidera el grupo con 24.979 dólares. El precio del barril ajustado por inflación cerraría en promedio de 50 dólares.

Con más de lo mismo, peor de lo mismo

Para el año 2022, las proyecciones del Fondo Monetario Internacional, considerando que no hay cambios radicales en las políticas populistas que arruinaron al país, Venezuela alcanzaría un lamentable nivel de pobreza, con una continuada caída del PIB per cápita.

 

 

En 2022, con proyecciones del FMI, tendríamos que el PIB per cápita de Chile casi triplicaría al de Venezuela, el de Argentina y México lo duplicarían y el de Brasil sería 50% superior.

Las cifras lo indican: Desde hace 20 años la economía en Venezuela, a pesar de los altos precios del petróleo, se fue rápidamente cuesta abajo en su rodada.

El país tiene una escasez masiva de alimentos, de electricidad, agua potable de calidad y otros bienes esenciales, mientras la violencia está aumentando en Caracas y otras ciudades del país. Más recientemente, el gobierno está tratando de endurecer su control sobre el poder, intentado la reescritura de la constitución, lo que ha sido rechazado internamente e internacionalmente.

La mala gestión de la economía ha llevado a que personas mueran por falta de medicamentos y alimentos. Organismos internacionales están calificando la situación como una crisis humanitaria.

Es extremadamente desalentador ver en lo que alguna vez fue uno de los países más ricos del planeta abrumado por la pobreza.

Y aunque la condición actual de Venezuela es una tragedia en sí, la incapacidad del país para alcanzar con su verdadero potencial económico es casi tan devastadora.

 

Guardar

Te puede interesar